Deportes
Suscríbete

rugby

El torneo Fat Rugby de Monzón queda aplazado

El Quebrantahuesos espera poder retomarlo en próximas fechas si la situación sanitaria y la reglamentación lo permiten.

Monzón acogió la cuarta edición del Fat Rugby.
Monzón acogió la cuarta edición del Fat Rugby.
Twitter

El Quebrantahuesos Rugby Club ha decidido aplazar la quinta edición del Fat Rugby a la espera de acontecimientos relacionados con la situación sanitaria y los cambios en la reglamentación del juego que se están planteando desde World Rugby, la federación internacional. La esperanza que mantiene la organización es la de poder celebrarlo más adelante, a poder ser durante el verano. El torneo, que este año alcanza su quinta edición, estaba fijado para el 13 de junio en Monzón, hasta donde tendrían que haber acudido cientos de jugadores. No en vano, solo el año pasado fueron más de 600 los participantes repartidos en cuarenta equipos.

La principal característica que hace especial y pionero al Fat Rugby es el hecho de que está acotado exclusivamente a jugadores que se desempeñen como delanteros, aquellos que son los más voluminosos y grandes en las estructuras que conforman un conjunto de rugby. De hecho, se exige un peso mínimo. El torneo, más allá de lo deportivo, trasciende hasta lo social convirtiéndose en una fiesta.

Sus normas, dentro de que se respeta la reglamentación habitual, cuentan con algunas salvedades. Los partidos son de ocho contra ocho duran diez minutos y los equipos, que han de estar compuestos por un mínimo de diez miembros, no tienen limitación de sustituciones. El terreno de juego es el ancho de medio campo y sobre él cada conjunto siempre debe asegurarse de contar con al menos un total de 720 kilos, en el caso masculino, o 544, en el femenino. Para ello, los jugadores deben acreditar un mínimo de 90 kilos y las jugadores, de 68, en el pesaje que se realiza el día de antes.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión