Despliega el menú
Deportes

Rugby en blanco y negro: el primer partido celebrado en Zaragoza hace 90 años

El 27 de abril de 1930 se disputó en el desaparecido campo de Torrero el primer encuentro exhibición de fútbol-rugby. La investigación de Carmelo Sánchez, exjugador del Fénix RC y seleccionador de la Federación Aragonesa, es el punto de partida de un proyecto que espera materializar en un libro.

Imagen del partido de fútbol-rugby disputado en Torrero el 27 de abril de 1930
Imagen del partido de fútbol-rugby disputado en Torrero el 27 de abril de 1930
Archivo HERALDO

El deporte, profesional y aficionado, está paralizado. El estado de alarma decretado el pasado 14 de marzo en el país para hacer frente a la expansión del coronavirus Covid-19 obligó a un confinamiento que no ha frenado el ímpetu y la imaginación de los deportistas. Y superados los 40 días de reclusión, hay muchos retos por descubrir y por cumplir. Si no que se lo pregunten a Carmelo Sánchez, un todoterreno del rugby aragonés, que el mismo día que se hizo oficial el decreto, agarró el balón oval que tiene en su casa y comenzó a darle vueltas: "¿Por qué no empezar a escarbar en la historia del rugby en Aragón?". Y en su incipiente averiguación, rastreando hemerotecas, se encontró con un hallazgo "maravilloso": el primer partido celebrado en Zaragoza, un 27 de abril de 1930, en el desaparecido campo de fútbol de Torrero.

"Un gran acontecimiento deportivo. Primera exhibición en Zaragoza del fútbol-rugby", anunciaba HERALDO DE ARAGÓN el 23 de abril de 1930. "Desconocida completamente en nuestra ciudad, esta modalidad de fútbol-rugby; tan diferente al Fútbol Asociación, que es el que ordinariamente se practica en nuestros campos, no dudamos que su presentación despertará expectación y será recibido como un verdadero acontecimiento", destacaba HERALDO en su sección 'La vida deportiva'. "Fue un partido que marcó el inicio del deporte en nuestra comunidad y su relación con el rugby español. Es el punto de partida de un proyecto que nos gustaría que se materializara en un libro que relatara nuestra historia”, señala Sánchez, veterano del XV del USJ Fénix RC, seleccionador y responsable de prensa de la Federación Aragonesa de Rugby (FAR).

La investigación arrancó ese 14 de marzo. "Fue de una forma inocente, como una forma de ocuparme y mantener el contacto con los seguidores de las redes sociales de la Federación. Creamos el hashtag #RugbyAragónVintage, para involucrar a los seguidores y que aportaran documentación escrita y fotográfica con sabor añejo, plasmada en blanco y negro. Nos llegaron fotos de camisetas, artículos de clubes y comentarios muy positivos”, cuenta Carmelo Sánchez. Las redes sociales empiezan a moverse y el balón pasa por diferentes usuarios hasta llegar a manos de Antonio Aznar, uno de los nombres propios de esta disciplina en Aragón (exjugador de Agustinos en 1971, integrante de la primera selección aragonesa juvenil en 1974, entrenador, socio fundador del Universitario, árbitro nacional y secretario de la FAR en los años 80 y 90 del siglo pasado).

Equipo de la selección nacional F. U. E. (Federación Universitaria Española)
Equipo de la selección nacional F. U. E. (Federación Universitaria Española)
Archivo HERALDO
"Creamos el hashtag #RugbyAragónVintage, para involucrar a los seguidores y que aportaran documentación escrita y fotográfica"

"Antonio fue mi profesor, el que me inoculó el virus del rugby en 1982. Se puso en contacto conmigo y empezamos a recopilar datos. La documentación que poseíamos sobre la llegada del rugby en Aragón, en 1952, no se construía sobre un relato con sentido, fijándonos en los inicios de la disciplina en España", desarrolla Sánchez. En su afán por seguir "escarbando", maestro y discípulo se cruzan telefónicamente con el gallego Juan Couselo, aficionado y gran estudioso del rugby nacional e internacional. "Le pedimos que nos orientara en los primeros pasos de búsqueda de fotografías. Zaragoza se encontraba a medio camino entre dos puntos neurálgicos del rugby español en los años 20 y 30 del siglo pasado. Y no entendíamos cómo tardó en llegar a la ciudad teniendo una fuerte vida universitaria y militar vinculada esos años a la ovalada", desarrolla Sánchez.

Couselo termina de dar el empujón definitivo, gracias a su hemeroteca particular. Y llega el descubrimiento: la primera exhibición en Zaragoza de fútbol-rugby. "Hay que contextualizar por qué entonces se denominaba fútbol-rugby o 'football-rugby'. El rugby nació en Inglaterra y fue en este país donde tomó su nombre a partir de las reglas del fútbol elaboradas en el colegio de la ciudad de Rugby en el siglo XIX. La tradición atribuye su invención William Webb Ellis, un estudiante de este colegio quien se saltó la reglas del fútbol como se jugaba entonces y tomó el balón en sus brazos y corrió con él, dando origen así a la característica forma de juego del rugby. Luego, la Federación Internacional sería la que estableciera las leyes del juego que son las que imperan actualmente. En España, los clubes de fútbol también se abrieron a la especialidad. Y encontramos que en Zaragoza, en el Iberia, también se promocionó", explica Carmelo Sánchez.

Anuncio del primer encuentro de fútbol-rugby en HERALDO
Anuncio del primer encuentro de fútbol-rugby en HERALDO
Archivo HERALDO

Así se dio a conocer en HERALDO el 23 de abril: "Hace tiempo que la Federación Centro de Fútbol Rugby, que realiza en toda España una activa propaganda para fomentar la afición al bello deporte, había propuesto al Iberia SC la celebración en nuestra ciudad de un gran match que enseñase las excelencias de esta modalidad de juego de fútbol (…). El rugby se juega con balón ovalado entre equipos de quince jugadores, distribuidos en ocho delanteros, dos medios, cuatros tres cuartos y un defensa sin portero; no se gana por goles, sino por puntos que se conceden por pasar el balón por debajo del madero transversal (…). No se toleran las zancadillas, cargas sucias y juego desleal. Los jugadores de este deporte necesitan ser atletas completos para resistir el empuje de los contrarios y para ganar por velocidad o por fortaleza".

"No se gana por goles, sino por puntos que se conceden por pasar el balón por debajo del madero transversal (…). No se toleran las zancadillas, cargas sucias y juego desleal"

El primer partido de fútbol-rugby se programó para el 27 de abril, a las cuatro de la tarde, en el campo de fútbol de Torrero, propiedad del Iberia. Fue el broche a un fin de semana con mucha actividad: en un local de la calle San Voto se programó una charla para el día antes del encuentro y se repartieron reglamentos. Además, allí se compraban las entradas, gratis para los socios del Iberia. El duelo enfrentó a los equipos de la sección del Real Madrid y de la selección nacional F. U. E. (Federación Universitaria Española), con victoria para los primeros por 26-17. "Poca gente en Torrero, a pesar de que el deporte del balón apepinado era completamente nuevo para la afición aragonesa. ¿Fue que hubo miedo al tiempo, metidito en agua, o fue que por acá es el otro fútbol lo que priva? Lástima que estuviésemos tres y el de la guitarra, porque a simple vista salta que no hay que pensar por ahora en una repetición del espectáculo”, lamentaba la crónica del periódico zaragozano 'La Voz de Aragón'.

Más descriptiva era la crónica de HERALDO sobre el esperado debut: "Se desconfiaba bastante de la fuerza emotiva del rugby y el aficionado, saturado del ambiente apasionado después de una competición de Liga y el comienzo de la Copa de España, no se consideró con fuerzas suficientes para sentirse satisfecho ante este nuevo plato deportivo. De aquí el retraimiento, y sin embargo el espectáculo tuvo sus muchas facetas agradables, en contraste con esas tremendas melés en las que asoma la virilidad en excesivos términos (…). Vimos combinaciones perfectas, con sobrado arte y resultado práctico. Junto a ellas, los momentos de fuerte empuje, las jugadas que en otros deportes entran en el terreno de lo ilegal. Algo extraño que en muchas ocasiones recibió el público con visible agrado".

Imagen del partido de rugby jugado por dos equipos universitarios celebrado en 1933
Imagen del partido de rugby jugado por dos equipos universitarios celebrado en 1933
Archivo HERALDO

Carmelo Sánchez sigue tirando del hilo de su curiosidad. "A través de 'La Voz de Aragón' también hemos podido datar el primer partido de rugby jugado por dos equipos zaragozanos. Sería el 2 de marzo 1933, miércoles, a las cuatro de la tarde entre una selección local de la F.U.E. -en algún otro medio escrito se la denominaba Medicina- y un equipo de la Politécnica Torres. El resultado fue de 11- 5 para la F.U.E. y se celebró en Torrero, con una buena entrada. Hubo choque de vuelta en el campo del Conde de Asalto o Torre Bruil, propiedad de la Politécnica, el 9 de abril", recalca el coordinador de la escuela de rugby del USJ Fénix, que quiere mantener vivo su reto durante este confinamiento. "Hay mucho interés de la gente y animo a que todos aporten su granito de arena por conocer la historia de nuestro rugby”, concluye.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios