Despliega el menú
Deportes

carreras populares

Las carreras populares se alían con lo digital para competir por inscritos

El crecimiento de estos eventos se ha producido al calor del incremento de la afición, aunque varios organizadores consideran que el número de participantes puede haber llegado a "un cierto techo".

Este domingo se ha celebrado en el Parque del Agua de Zaragoza la IV edición de la Carrera 'Actívate por la diabetes' con el fin de dar visibilidad a una enfermedad crónica, la diabetes, que en Aragón afecta a más de 120.000 personas.
Imagen de archivo de una carrera popular en Zaragoza.
Guillermo Mestre

Las carreras populares, las pruebas de cicloturismo o las de triatlón han experimentado un importante crecimiento durante los últimos años en España que ha generado una oferta ingente, hasta el punto de que las pruebas compiten entre sí por captar inscritos por medio de estrategias digitales.

Tanto en las épocas más propicias para este tipo de deportes, como en primavera y otoño, como en las tradicionales pruebas para despedir el año (las célebres 'San Silvestres'), en España coinciden cada fin de semana varias carreras, muchas de ellas en las mismas provincias e incluso en diferentes zonas de las grandes ciudades.

Su crecimiento se ha producido al calor del incremento de la afición, aunque varios organizadores consideran que el número de participantes puede haber llegado a "un cierto techo", según explica a EFE Isaías Díaz, referente de la Asociación Deportiva Marathon, que organiza, entre otros, el Medio Maratón de Madrid.

"Ha aumentado la gente que corre, pero en cuanto a participación en las pruebas se está viendo que se ha llegado a un cierto techo, que se une a que han crecido otras iniciativas, como el triatlón o las carreras de montaña", opina Díaz.

También el triatlón ha notado esta transición. "Hace siete años, cuando organizabas una prueba, básicamente era abrir la inscripción y se te llenaba", asegura Héctor de la Cagiga, del Grupo Publicom, que organiza triatlones en varias localidades de Castellón, así como la 'Mediterranean Epic' de ciclismo de montaña.

"Se han sumado dos factores: que hay menos 'boom' a nivel de deportistas, y que hay más pruebas de fin de semana, de manera que hay menos audiencia distribuida entre más pruebas", apunta el organizador.

Ambos expertos coinciden en otro factor: el deportista combina cada vez más modalidades. "El corredor que empieza a correr hace carreras publicitarias, solidarias o clásicas; pero luego empieza a probar otras iniciativas, como triatlones, carreras de montaña y obstáculos", apunta Díaz.

"El resultado es que tienes que hacer más esfuerzos para diferenciar tu prueba", explica De la Cagiga. Entre las claves para ello está contar con un buen trazado y organización, pero también comienza a ganar relevancia el uso de las herramientas digitales.

El valenciano Albert Valero, especialista en marketing digital deportivo que trabajó en la Vuelta a España y actualmente es responsable digital del Movistar Team de ciclismo, se ha especializado en los últimos años en ayudar a las pruebas populares a captar más inscritos a través de Internet.

"Los organizadores han visto que ya no solo vale con hacer una nota de prensa, un vídeo, una cuña o un cartel, sino que tienen que ponerse las pilas con las redes sociales", asegura a EFE Valero, que afirma que en los últimos dos años se han multiplicado las carreras que acuden a él para mejorar sus estrategias digitales.

Este especialista, que ha ayudado en esta labor a pruebas cicloturistas como La Induráin, el Gran Fondo Pamplona-Iruña (Navarra), la Isard Atac BTT (Cataluña), la marcha de los Puertos de Guadarrama (Madrid), la de los Lagos de Covadonga (Asturias) o el Triatlón de Sevilla, asegura que en muchas de estas pruebas los medios digitales suponen el 80 % de las inscripciones.

Tanto las pruebas masivas que quieren llenar miles de dorsales necesitan mucha difusión, como las más específicas con menos inscritos pero más coste aprovechan estas estrategias para llegar a ese participante dispuesto a abonar un importe alto por una inscripción y a invertir el material necesario.

"Lo primero es pensar lo que diferencia a tu prueba de otras, eso es básico", apunta Valero, que imparte cursos sobre esta materia a organizadores de pruebas.

Crear una web específica para resolver dudas, mostrar imágenes y vídeos del recorrido, o determinar de una forma muy concreta al deportista al que se dirige para hablarle en un lenguaje atractivo para él -"No es lo mismo comunicar un 'ironman' que una carrera de 5 kilometros", advierte Valero- son otros de los consejos del experto.

La última clave es que los organizadores aprovechen la información que ya tienen de otras ediciones. "Explotar las bases de datos de inscritos de años anteriores es determinante", apunta Valero, que considera que en las organizaciones de pruebas deportivas "falta mucha especialización" en esta tarea.

"Hay muy malas carreras con una gran acción de marketing que triunfan, y recorridos espectaculares sin marketing que no conoce nadie. Si tienes un buen recorrido y hacer una buena campaña, puede ir todo adelante", considera Héctor de la Cagiga.

En su caso lograron llenar las 2.800 inscripciones de la Mediterranean Epic Gran Fondo en 17 minutos. "La suma de las campañas, los embajadores (Perico Delgado e Ibon Zugasti, en su caso), el recorrido, genera una necesidad de ir al usuario. Y hoy en día, esos virus se expanden muy rápido con las redes", finaliza.

Etiquetas
Comentarios