Despliega el menú
Deportes

baloncesto

DJ Seeley le pone música a la victoria del Casademont

El alero californiano firma un partido soberbio, con 22 puntos ante el Retabet Bilbao. El triunfo instala al conjunto zaragozano en la segunda plaza de la ACB, en el mejor arranque liguero de su historia.

DJ Seeley le puso música a la victoria del Casademont Zaragoza, que superó con holgura al Retabet Bilbao, rubricando el mejor inicio liguero de siempre del conjunto aragonés (cuatro victorias en cinco partidos), y este sábado dormirá como inquilino de la segunda plaza de la Liga Endesa ACB. DJ Seeley no es un disyóquey, sino Dennis Jerome Seeley, el pistolero californiano que anotó 22 puntos para estirar la fantástica racha zaragozana y borrar la decepción del reciente estreno europeo ante el Telekom Bonn.

Bouteille descorchó el tanteador en el séptimo tiro de un partido que nació repletó de errores. Con Alocén como director de juego, con Seeley y Brusino como aleros, con Radovic y Fran Vázquez bajo el aros, el Casademont Zaragoza inició el encuentro en el mismo estado catatónico que evidenció en la Champions el miércoles pasado en Bonn. El gigante Fran Vázquez, con la misma aversión a la pintura manifestada en Alemania, erró hasta cuatro lanzamientos consecutivos, abusando del lanzamiento medio e incluso largo, condenando al cuadro local a una salida en falso. 

Agradeció el regalo inicial un Retabet Bilbao mucho más metido en harina. El chaval lituano Kulboka, inspiradísimo, disparó a los vascos con dos triples. Con 0-9, un triple de Alocén inauguró el tanteador local. Habían pasado cuatro minutos negros, que, claro, fueron aprovechados por los hombres de… negro. En este adverso contexto, DJ Seeley recurrió a su talento individual para forzar un 2+1 ante Rafa Martínez e iniciar la reacción. 

Otra falta en ataque, esta inexistente por completo de Rousselle, introdujo definitivamente en el partido a un Casademont mucho más eficaz con San Miguel, Krecji, Barreiro, Benzing y Justiz. Sí, en verdad tenemos un plantillón... Fue Robin Benzing el que firmó la primera ventaja de un conjunto aragonés que se rehabilitó hasta llegar a la meta volante del minuto 10 en ventaja. Tanteo de minibasket (16-14) al cierre del primer cuarto, pero en ventaja, a fin de cuentas.

Seeley y Barreiro ampliaron la ventaja local (21-14) en la primera renta sustancial de la reunión. Otra vez Seeley y Krajci enfatizaron la hegemonía aragonesa (25-17) ante un Retabet Bilbao que solo podía detener el partido solicitando tiempos muertos. Balvin intentaba replicar, pero Justiz siempre decía presente. 

Se fue Justiz, dominador absoluto de los cielos, y el Bilbao Basket respiró un tanto, pues Seeley pasó a ser la única fuente de alimentación zaragozana. Dinámicos pese a su inferioridad bajo el aro, los de Mumbrú se arrimaron (29-25). A los 18 minutos, Fran Vázquez por fin rompió su mal fario. Desde fuera, pero encestó. Se animó el techo del Casademont, y hasta metió otra canasta, esta por fin desde dentro, que es (o debería ser) lo suyo. Canasta y adicional que concedió la máxima renta hasta entonces (34-25) de un choque cada vez más inclinado hacia Zaragoza. DJ Seeley abrochó el triunfo parcial en el intermedio (36-27), ventaja de la que fue promotor con una exhibición en el lanzamiento y 13 puntos como facturación en 20 minutos.

Dos triples de Kulboka y Bouteille parecieron conectar a los vascos. Sin embargo, el Casademont respondió de forma espléndida, con ventajas ahora ya clarísimas (53-37) al meridiano del tercer acto. El Retabet Bilbao danzaba al son de Schreiner, un base que, aunque de nacionalidad autriaca, no es Von Karajan... Tanto en defensa como en ataque, el cuadro aragonés se mostraba cada vez más sólido ante un rival que solo podía aspirar a enriquecer el tanteador particular de un notable Bouteille. 

Estabilizado el diferencial siempre en más de 10 puntos, un triple con adicional de Seeley iluminó un 57-40 que coloreaba un marcador cada vez con más aspecto de definitivo. Una falta en ataque muy fea de Rafa Martínez fue el preludio de un paso por el minuto 30 con casi todo ventilado (63-45).

El casi anterior sobraba... Justiz trasladaba la diferencia hasta los 23 puntos (73-50). Mumbrú solo podía pedir orgullo en el tiempo muerto solicitado a falta de seis minutos. Con 75-50 y poco más de cinco minutos por consumir, DJ Selley cantó el ‘allá va la despedida’ de un encuentro que consolida al Casademont en la cima de la ACB y debería rehabilitarlo para la vuelta a Europa. Estambul no es Zaragoza, pero este Casademont puede rascar en el feudo del Besiktas.

84 - Casademont Zaragoza (16+20+27+21): Alocén (7), Seeley (22), Brussino (9), Radovic (3), Fran Vázquez (7) -cinco inicial-, Justiz (13), Barreiro (5), Benzing (11), San Miguel (2), Krejci (4), Hlinason (-) y Javi García (1).

61 - Retabet Bilbao (14+13+18+16): Rousselle (2), Rafa Martínez (3), Bouteille (21), Kulboka (9), Balvin (7) -cinco inicial-, Brown (6), Sergio Rodríguez (5), Schreiner (3), Rigo (-), Sulejmanovic (-), Cruz (2) y Lammers (3).

Árbitros: Calatrava, Martínez Fernández y Merino. No hubo eliminados por personales.

Incidencias: partido correspondiente a la quinta jornada de Liga disputado en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza ante 8.115 espectadores.

Etiquetas
Comentarios