Despliega el menú
Deportes

baloncesto

Oportunidad en Sevilla para el Casademont Zaragoza

El Casademont Zaragoza visita este sábado al Real Betis (18.00), equipo recién ascendido a la Liga Endesa, con el propósito de sumar su tercera victoria de la temporada

Jonathan Barreiro, alero del Casademont Zaragoza, en el pabellón Príncipe Felipe.
Jonathan Barreiro, alero del Casademont Zaragoza, en el pabellón Príncipe Felipe.
José Miguel Marco

En su actuación más reciente, el Casademont no alcanzó la altura requerida para competir. Al contrario, fue un bloque vacilante y quebradizo atrás, sobre todo en la defensa del perímetro, al margen de exhibir una incapacidad manifiesta para cerrar el rebote. Hasta 18 lanzamientos triples convirtió entonces el Murcia, con un 43% de efectividad; y hasta 16 capturas ofensivas concedieron los zaragozanos, permanentemente superados por un oponente más intenso, enérgico y vigoroso en los dos lados de la pista. Una situación imprevista, a tenor de los valores que viene transmitiendo el cuadro aragonés, desde la llegada al banquillo de Porfirio Fisac, en cada uno de sus compromisos.

En este escenario, el Casademont se presenta este sábado en Sevilla, en la pista del Real Betis (18.00, Movistar+), con el propósito de restaurar su prestigio y recuperar sus señas de identidad. De hecho, el cuadro aragonés ya evidenció su amplitud de recursos en las dos primeras jornadas de la competición, frente al Herbalife y el Obradoiro, que se tradujo en dos victorias de rango mayor. Entonces, el equipo zaragozano sí fue un bloque solidario y comprometido, equilibrado, competitivo, sólido y perseverante, con una ambición desbordada. Las mismas máximas con las que se empleó en el pasado ejercicio, y que conllevó dos recompensas mayúsculas: su ingreso en las semifinales de la Liga Endesa; y su participación en la Champions League, torneo en el que se estrenarán los aragoneses el próximo miércoles frente al Telekom Bonn alemán.

"Para ganar, necesitamos volver a defender con muy buen criterio", advierte el entrenador del Casademont, Porfirio Fisac, consciente de las lagunas que presentó el equipo en su estructura de contención, el pasado fin de semana, en la pista del UCAM Murcia. El cuadro aragonés, de nuevo, contará este sábado con la importante ausencia de Renaldas Seibutis, quien todavía no ha podido estrenarse en el presente curso por unos problemas de espalda.

El Real Betis, conjunto recién ascendido a la máxima categoría nacional, es un bloque asimétrico: su talento y experiencia en el perímetro (Slaughter, Conger, Rivers o Albert Oliver) se contrapone con la aparente impericia de sus jugadores interiores, quienes, salvo Shayne Whittington y Nacho Martín, no van sobrados de recursos ni de centímetros. Asimismo, presenta importantes desatenciones atrás: se trata del tercer equipo que más puntos encaja del campeonato (91 tantos por duelo), guarismos muy negativos superados únicamente por el Obradoiro (94) y el Estudiantes (92).

Transcurridas tres jornadas del campeonato, el Real Betis registra un triunfo y dos derrotas. La victoria se produjo en Sevilla, el pasado 29 de septiembre, frente a un Joventut de Badalona muy alejado de su mejor versión (95-88). Por el contrario, el conjunto de Curro Segura ha doblado la rodilla en sus dos desplazamientos, primero en Murcia (90-78) y posteriormente en Valencia (95-72). Su jugador más productivo es Whittington, quien factura 17,7 créditos de valoración por choque, con 15 puntos y 6,7 rebotes en 23 minutos de media por encuentro. 

Etiquetas
Comentarios