Despliega el menú
Baloncesto

Resultado final:

El Casademont Zaragoza maravilla ante el Obradoiro

El conjunto zaragozano confirma su gran arranque destrozando al cuadro gallego en un Príncipe Felipe absolutamente entregado a su equipo (96-64).

No hay quien detenga al Casademont Zaragoza. El Obradoiro fue un juguete en manos rojillas en el estreno de la temporada oficial en el Príncipe Felipe. Partiendo de un primer cuarto extraordinario en el que cimentó el triunfo, el conjunto de Porfirio Fisac volvió a dar motivos para adivinar que los éxitos de la pasada campaña tendrán continuidad en la presente. Los jugadores zaragozanos fueron un rodillo que contagió su entusiasmo a una afición orgullosa de lo que vio en la cancha.

Arrancó el Casademont fulgurante, arrasando a su rival, imbuido por el magnífico ambiente que se vivía en un Príncipe Felipe con ganas de aplaudir a sus jugadores. En poco más de dos minutos , el conjunto rojillo ya había colocado un rotundo 8-0 en el luminoso. Comenzando por la canasta inicial de un Nemanja Radovic hiperactivo. Una intensidad que compartían sus compañeros tanto en labores defensivas como atacantes. Un bosque de manos y cuerpos emergía cuando los gallegos trataban de dirigirse al aro aragonés.

Todo el mundo afinaba en una orquesta sinfónica dirigida por un inspirado Rodrigo San Miguel, el hijo pródigo. Ni un apresurado tiempo muerto solicitado por Moncho Fernández a los dos minutos frenó el incontenible juego de los anfitriones. El tsunami no se detuvo y las ventajas siguieron disparándose. El 16-3 a falta de cuatro minutos para el final del primer cuarto era fiel notario de lo que acontecía en el parqué. Y el 22-6 a falta de tres, con un triple más libre adicional de Robin Benzing, alimentaba la justificada euforia en la grada. Sendos dos más uno de Carlos Alocén y Jonathan Barreiro y la contribución de un efectivo Fran Vázquez sellaron el primer acto con un sideral 32-12. Una jugosa distancia con la que transitar en los 30 minutos que aguardaban.

Partido Casademont Zaragoza-Obradoiro
Partido Casademont Zaragoza-Obradoiro
José Miguel Marco

El segundo acto no trajo un cambio en el guión. La intensidad y la concentración seguían del lado rojillo. Robos, rebotes en ataque, tapones y ajustes defensivos provocaban los errores visitantes para desquicie de un desesperado Moncho Fernández que no hallaba el antídoto para contrarrestar el veneno que devoraba a sus hombres. La apisonadora zaragozana sumaba y seguía con la aportación coral de Barreiro, un Radovic motivadísimo frente al que fue su equipo hace dos campañas y un DJ Seeley ansioso por integrarse. Precisamente un triple del montenegrino, acompañado por dos tiros libres del americano y una canasta fácil del balcánico, elevaron el listón al 49-19. Tal era el estado de felicidad, que Porfirio Fisac dio minutos a Javi García, otro prometedor proyecto de la cantera.

Partido Casademont Zaragoza-Obradoiro
Partido Casademont Zaragoza-Obradoiro
José Miguel Marco

A buen seguro que, entrajado de gris junto al banquillo, el técnico segoviano debía sentirse muy orgulloso de la generosa entrega de sus discípulos. Su discurso ha calado en un plantel que defiende con fervor su manual de solidaridad, sudor y constancia. Especialmente encomiable fue el recital defensivo, una tarea más oscura y menos lucida. Desde la intimidación del gigante islandés Hlinason hasta las manos traviesas e incansables de Alocén y San Miguel, pasando por las rocas llamadas Radovic, Fran Vázquez, Barreiro y Benzing. Una maquinaria simplemente perfecta.

Partido Casademont Zaragoza-Obradoiro
Partido Casademont Zaragoza-Obradoiro
José Miguel Marco

Tras el intermedio, el Obradoiro compareció lógicamente enrabietado. Un empuje que fue contrarrestado por un Javier Justiz en erupción. El cubano, ausente del estreno en Gran Canaria por precaución, encerraba una pasión contenida que desató en forma de mates, capturas… pero también faltas personales que le llevaron prematuramente a la reserva. Pero su antorcha fue portada por sus compañeros.

Partido Casademont Zaragoza-Obradoiro
Partido Casademont Zaragoza-Obradoiro
José Miguel Marco

Ni siquiera una esperable bajada de tensión y de acierto del Casademont en el tramo final del tercer cuarto fue aprovechada por los gallegos para encoger una distancia que siempre se movió más cerca de los 30 puntos que de los 20. En buena medida por el descaro del checo Vit Krejci, de 19 añitos, que endosó tres canastas seguidas -con un triple incluido-, y por la gloriosa madurez de Rodrigo San Miguel. El 71-38 con que se enfiló el acto terminal hablaba por sí solo.

Partido Casademont Zaragoza-Obradoiro
Partido Casademont Zaragoza-Obradoiro
José Miguel Marco

Los últimos diez minutos sirvieron para jalear a unos jugadores merecedores de elogios y aplausos. Benzing y Radovic mantuvieron humeante su ametralladora desde el perímetro. Javi García, de 18 años, siguió fogueándose en la élite con dos valientes entradas y llegó a coincidir en la cancha con Alocén (18) -autor de un jugadón que fue premiado por los espectadores al grito de ‘Olé Carlos olé’- y Krejci (19). La prueba irrefutable de que este club tiene presente y futuro.

Ficha técnica

96 - Casademont Zaragoza (32+17+22+25): San Miguel (3), Seeley (9), Benzing (11), Radovic (22), Justiz (8) -cinco inicial- Barreiro (10), Brussino (2), Alocén (8), Fran Vázquez (8), Krejci (7), Hlinason (2) y Javi García (6).

64 - Monbus Obradoiro (12+8+18+26): Pepe Pozas (6), Magee (2), Alvaro Muñoz (3), Brodziansky (6), Kravic (10) -cinco inicial- Calloway (7), De Zeeuw (3), Spires (-), David Navarro (2), Daum (8), Czerapowicz (6) y Vasileiadis (11).

Árbitros: Calatrava, Martín Caballero y García González. Excluyeron por personales a Krejci (min.40).

Incidencias: partido correspondiente a la segunda jornada de Liga disputado en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza ante 8.078 espectadores.EFE

Etiquetas
Comentarios