Despliega el menú
Deportes

taekwondo

Antonio Artal, al asalto histórico del Mundial de taekwondo

Antonio Artal es el primer aragonés en competir en un Mundial absoluto. El torneo arranca este miércoles en Reino Unido.

Antonio Artal en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid.
Antonio Artal en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid.
Heraldo

Recién aterrizado en Mánchester (Reino Unido), el taekwondista zaragozano Antonio Artal cuenta las horas para saltar al tatami y representar a España en peso +87 kilos en el Campeonato del Mundo que se celebrará a partir de este miércoles en tierras inglesas. Se escribe una nueva página en el libro histórico del deporte aragonés, pues ningún taekwondista de la Comunidad había competido hasta el momento en un Mundial absoluto. "Estoy muy contento y orgulloso por este dato, eso significa que se está trabajando bien el taekwondo en Aragón", afirma.

Su participación no llegará hasta el domingo, en la última jornada de la competición, pero en cuerpo y alma ya está totalmente preparado para lo que viene. "El resto de la semana entrenaremos, disfrutaremos del Mundial y ayudaremos a los compañeros que compiten antes. Lo más importante es concentrarse, tenemos tiempo para ello", destaca. Será su primer asalto a un Mundial absoluto, con lo que esa inexperiencia lleva añadida, aunque, a sus 19 años, goza de una trayectoria de garantías para que su paso no deje indiferente a nadie. Avalado por dos Campeonatos de España en la élite del taekwondo nacional, en marzo de 2018 en Valladolid –hito que ningún aragonés desde Jesús Arroyo en 1977– y en febrero de 2019 en Alicante, Artal es uno de los activos de la convocatoria de España con más potencial. "Es mi primer mundial absoluto y estoy muy ilusionado, con muchas ganas de empezar. Se trata de la cita más importante del año y, tanto yo como el resto del equipo, nos hemos preparado acorde a las exigencias", asegura el joven, consciente de que "es un campeonato complicado porque van los mejores de cada país".

Las expectativas del músculo competitivo español son altas. En total, 16 deportistas que prometen dar guerra a las principales potencias del torneo, como Corea, Rusia o Turquía. España también está entre estas. "Entre los seleccionados, el ambiente es muy bueno, nos apoyamos unos a otros porque representamos lo mismo", dice el zaragozano, cuyo objetivo , como debutante en un torneo de tal magnitud, es, principalmente, disfrutar, sin descartar nada, por supuesto. "Al ser mi primera vez voy con cierta suspicacia sobre cómo se va a desarrollar y cuáles van a ser sus características. Ser campeón del mundo es díficil, pero nunca se sabe...", deja caer Artal, quien acompañado de su entrenador Miguel Ángel Herranz, lo intentará con todas sus armas.

Criado en el gimnasio Seúl de la capital aragonesa, al que entró por primera vez con apenas un lustro de vida junto a su hermana, llegó becado en 2015 al Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Madrid, con sede en la residencia ‘Joaquín Blume’. Desde entonces, la progresión del chico ha sido meteórica, hasta que se ha especializado en un peso con el que los resultados no han podido ser mejores en los últimos meses. "El año pasado estuve variando de peso entre -87 y +87. Este año decidimos centrarnos en +87 y no me esta yendo mal. He quedado dos veces campeón de España y a nivel internacional todavía no he conseguido nada muy importante, pero sí que me he enfrentando ya contra los mejores. Esto me ha dado mucha experiencia y madurez", recuerda.

Artal, que entrena cuatro horas al día en el CAR, junto a otro compañero aragonés como Adrián del Río, también prepara los exámenes de Selectividad para el próximo mes de junio. Compagina el deporte élite con los estudios, lo que añade más mérito a su todavía corta trayectoria en el mundo profesional del taekwondo.

Etiquetas
Comentarios