Deportes

voleibol

El CV Teruel acaricia el título tras ganar por segunda vez al Unicaja Almería

El conjunto de Miguel Rivera se adelanta en la serie final con un 2-0 y el viernes, 3 de mayo, puede proclamarse campeón si derrota de nuevo al rival andaluz.

Segundo partido de la final de Superliga de Voleibol entre VoleibolTeruel y Unicaja Almeria. Foto Antonio Garcia/bykofoto. 28/04/19 [[[FOTOGRAFOS]]]
Segundo partido de la final de Superliga de Voleibol entre el Club VoleibolTeruel y Unicaja Almeria
Antonio García/Bykofoto

Ganar un título cuesta mucho esfuerzo. Bien lo sabe el Club Voleibol Teruel, un equipo hecho de una pasta muy especial, con un carácter y un ímpetu tan demoledores que nada ni nadie le va a cejar en su empeño de coronarse campeón. Levantar la séptima Superliga con la que embellecer, aún más, un memorable palmarés que se inauguró hace diez años, cuando se convirtió por primera vez rey del voleibol español. Por medio, 18 trofeos. Y el 19º está cada vez más cerca. El conjunto de Miguel Rivera ha cerrado la primera parte de la gran final del campeonato con dos victorias rotundas ante su eterno rival en los duelos decisivos, el Unicaja Almería. Dos partidos que han tenido el mismo resultado, de 3-0, que demuestran la contundencia de la escuadra naranja, empujada por su jugador extra: la admirable afición turolense que ha llenado el pabellón Los Planos los dos días de competición. El CV Teruel está a un partido de revalidar la corona nacional. Todo se puede decidir en el Moisés Ruiz de Almería, adonde viaja la eliminatoria: el próximo viernes, 3 de mayo (20.30), si el bloque aragonés rinde al mismo nivel que ha exhibido este fin semana, levantará el trofeo de campeón. Si el Unicaja reacciona, aún habría otra posibilidad el sábado (19.00). Al CV Teruel aún le quedaría una bala en la recámara, al calor del hogar, el 11 de mayo, en caso de doble derrota.

Sabía Miguel Rivera de la importancia de sacar el máximo rendimiento al factor cancha. El sábado, el CV Teruel fue una apisonadora. Este domingo, también. "Han sido dos derrotas calcadas", asumía, resignado Manolo Berenguel, que se quedó sin su punta, Fran Ruiz, fuente de puntos en el ataque, por lesión. Con Fayola como único referente ofensivo, el Unicaja aspiraba a dar el susto. Al bloque naranja le costó entrar en el choque. Rivera intuía alguna variación en la pizarra de su colega, y esperó hasta mediado el set para ajustar su dibujo. No dio sensación de que su equipo fuera a perder porque el Unicaja sacara mejor, estuviera más inspirado en la recepción y Lorente dirigiera con más criterio (2-5, 4-8). Porque el CV Teruel tiene muchos valores en su plantilla. Uno es el incombustible Thomas Ereu, que ofreció todo un recital de efectividad realizadora. Llegado el primer tiempo técnico, los locales ya se pusieron por delante (12-11). Y a partir de ahí, elevando las prestaciones en saque-bloqueo-ataque, el CV Teruel tomó la directa, y el Unicaja se fue empequeñeciendo.

Las buenas sensaciones se prolongaron. El equipo turolense, crecido y llevado en volandas por su afición, exprimió a su adversario. Con 9-7, Berenguel paró el partido, sabedor de que algo iba mal. Cierto, era el bloqueo el que castigaba a sus hombres. El CV Teruel le daba una marcha más a su juego: ahora el problema eran Fornés y su saque flotante, que hicieron trizas a la recepción del Unicaja, que veía cómo la brecha se iba hasta los nueve puntos (16-7, 18-9). Pero hasta los grandes son humanos, y el equipo aragonés sufrió un error en la rotación que le terminó por descoordinar en la pista, alimentando una posible reacción almeriense (21-16) que no tuvo buen fin.

El CV Teruel estaba iluminado por la suerte y la efectividad. Bajo la batuta de Rangel, y con un juego coral, disciplina táctica y alegría, terminó por hundir a un Unicaja sin ideas ni soluciones en el banquillo para sumar la segunda victoria del ‘play off’. Cumplió con su deber de sumar los dos primeros puntos y ahora marcha a Almería, a rematar el trabajo de toda la temporada. El momento de gloria está más cerca.

CV Teruel 3: Balsa Radunovic (7), Fornés (11), Bugallo (7), Rangel (5), Villena (15) y Ereu (12) –sexteto inicial–, Gámiz (líbero). También jugaron Víctor Rodríguez (1), Jovanovic, Colito, Torcello y Cabrera.

Unicaja Almería 0: Monfort (6), Lorente, Mattheus (6), Borja Ruiz (2), Iribarne (7) y Fayola (17) –sexteto inicial–, Alejandro Fernández (líbero). También jugaron Parres, Castellano, Macarro (2).

Sets: 25-22 (27 min), 25-16 (25 min) y 25-19 (27 min).

Árbitros: José Luis Arrarte y Juan Bernaola.

Incidencias: segundo partido del ‘play off’ final de la Superliga, disputado en Los Planos, ante 2.500 espectadores.

Etiquetas
Comentarios