Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

El Buen Jardinero

¿Puedo replantar mi abeto de Navidad después de las fiestas?

Siempre surgen las mismas preguntas: ¿el árbol natural se puede plantar después? ¿Por qué se me muere la flor de pascua? Si queremos que las plantas de Navidad vivan tras las fiestas, más vale empezar ahora a cuidarlas bien.

Actualizada 07/12/2018 a las 12:19
Un vivero de abetos navideños en Nueva Escocia.Madereugeneandrew

Cuando llega diciembre, a veces nos preguntamos si podríamos comprar un abeto pequeño en un vivero, adornarlo en casa durante la Navidad y, después, plantarlo en un jardín o en un terreno. ¿Podemos replantar el abeto después de la Navidad? La respuesta dependerá de qué tipo de planta hemos comprado, porque hay abetos que vienen con raíces completas, otros con las raíces cortadas e incluso los hay que se venden sin ningún tipo de raíz. Por lo general, no se puede.

Para entender si podemos replantar un abeto tras las fiestas, hay que pensar qué se hace con los árboles que llegan a un vivero. Si son pequeños, suelen ir con raíces completas dentro de la maceta y podremos criarlos para que crezcan poco a poco en el jardín. Si el árbol es más grande, suele venderse a 'raíz desnuda'. Eso significa que parte del sistema radical ha sido cortado para el transporte pero que volverá a salir cuando se plante en tierra. Cuidado con esta última opción: es la principal razón por la que árboles que compramos en vivero muchas veces no prosperan en maceta.

¿Qué pasa con los abetos? Que por lo general tienen la raíz totalmente tan recortada que hay posibilidad alguna de que crezcan y den alimento a la planta. Otras veces, directamente se trata de una copa de abeto que no tiene raíz. En ninguno de los casos va a prosperar el abeto si lo volvemos a plantar. Pasada la Navidad , hay que llamar al Ayuntamiento para que lo recoja y pueda aprovecharlo en la elaboración de compost.

¿Y la flor de Pascua? 

La poinsettia o flor de pascua se puso de moda hace unos diez años y hoy en día es omnipresente. Recibe su nombre en honor al embajador estadounidense John Poinsett, que popularizó la planta al llevarla desde México a EE. UU. y convertirla en un clásico navideño. ¿Por qué se mueren tantas flores de pascua, que apenas llegan a duras penas al día de Reyes? Desde floristería La Moderna, en Zaragoza, Irene Soria explica que «suele haber un exceso de riego, que hace que se encharquen sus raíces. Por otro lado, los hay que se empeñan en dejar el celofán de la floristería, porque queda muy bonito, e impide que la planta esté bien aireada. La flor de pascua gusta de temperatura estable, sufre con las corrientes de aire y las fuentes de calor cercanas y necesita humedad ambiental», enumera Soria.

En su opinión, otro problema de esta planta es que sus dueños se empeñan en cambiarla de sitio: la colocan sobre una mesa que luego han de utilizar para los encuentros navideños, pasan a estar junto a la ventana, luego de vuelta a la mesa... Los cambios de sitio y la exposición excesiva a fuentes de calor como el radiador terminan por afectarla, hasta el punto de que algunas mueren en cuestión de días. «Lo mejor es saber de antemano en qué lugar puede estar y, cuando la llevemos a casa, quitarle el celofán y colocarla allí como sitio definitivo. Si ponemos un recipiente con agua cerca le daremos esa humedad ambiental que necesita».

¿Cómo conservar el bulbo del jacinto?

Según Soria, «también es popular el jacinto, porque florece por estas fechas y su aroma es muy agradable. Además, aporta colorido en las casas». Hasta hace pocos años, el jacinto era habitual como planta de principios de la primavera, pero adelantando su siembra se puede hacer coincidir con la Navidad. No es fácil: no todos los bulbos necesitan las mismas semanas, el plazo habitual del jacinto es de 6 a 10 semanas desde la siembra hasta su floración. Por ello, se recomienda leer muy bien la etiqueta para ver si los ejemplares están preparados o, directamente, comprarlos en diciembre ya a medio abrir en una floristería.

Según Irene Soria, «el jacinto es también un bulbo un poco difícil para que florezca año tras año, por eso se recomienda sacarlos de la tierra y guardarlos en un lugar seco, envueltos en papel de periódico. Luego, cuando llegue finales de septiembre o primeros de octubre volver a plantarlos para que tengamos de nuevo flores en Navidad».

¿El ciclamen puede crecer el año que viene?

Los que quieran menos complicaciones tienen la opción de disfrutar del ciclamen como planta ornamental navideña, con el extra de que se puede poner en el alféizar de la ventana para disfrutar desde dentro de casa. El ciclamen, que es un bulbo como el jacinto y rebrota año tras año, puede prosperar como planta de interior, pero su lugar ideal es el exterior. Desde La Moderna, la florista explica que «el ciclamen disfruta del frío que tenemos en Aragón pero puede sufrir con el verano si no tenemos cuidado. Para que la planta nos dure año tras año tendremos que mover la maceta en los meses de verano y ponerla en un lugar donde no dé el sol, porque el calor excesivo daña el bulbo.





Salud

Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo