Despliega el menú
Fiestas del Pilar
Suscríbete

fiestas del pilar

Jotas entre vallas y mascarillas: "Teníamos muchas ganas por la emoción de bailar en la plaza del Pilar"

El escenario de la Fuente de Goya ha vuelto a llenarse del sonido de bandurrias y castañuelas, con reserva de entradas y una lona de protección para impedir aglomeraciones. 

El escenario de jotas en Zaragoza ha vuelto a montarse este año después del parón del coronavirus en la Fuente de Goya. Ha habido que reservar las entradas por internet para las 950 sillas instaladas y se ha vallado toda la zona del público para impedir que se formen grupos sin distancia de seguridad porque siguen siendo necesarias restricciones por la pandemia de covid-19. Cada grupo solo podía llevar un máximo de 25 integrantes. Lo que no ha cambiado tras un año sin actuaciones han sido la ganas de los grupos de bailar en la Plaza del Pilar.

Han estrenado el escenario este domingo por la mañana El Cachirulo, Blasón Aragonés, Nobleza Baturra y Estampa Baturra. Quedan por delante seis días más de actuaciones. El público tiene que usar mascarilla, pero no los grupos en el escenario. Entre las primeras jotas ha sonado el 'Bolero de Caspe', que cuando ha llegad a su "voy a entrar y no me dejan..." ha reflejado la frustración de quienes querían ver las jotas, pero no podían porque se lo impedía, no la arboleda, sino la lona que rodea toda la zona del escenario y sillas. "Yo, porque soy alto", ha comentado un zaragozano que ha logrado asomar la cabeza y el móvil. Otros han tratado de abrir un poco la malla y una turista francesa ha intentado alejarse un poco para ver algo más que los brazos cuando se levantaban al bailar.

Ganas de actuar

Ana Jaime y su hija en la plaza del Pilar.
Ana Jaime y su hija en la plaza del Pilar.
Heraldo.es

"Es la primera vez que venimos y la ciudad es preciosa, pero teníamos una planificación elaborada mucho antes y no podremos ver los toros o el Rosario de Cristal", ha lamentado Florence Burgos, que pedía permiso a la madre de una pequeña baturra que pasaba fuera de la valla para hacerle una foto. Era Celia Romero, que con solo seis años iba a subir a cantar. Su hermana Inés, de 10 años, había quedado finalista el día anterior en el Certamen de Jota que se celebra en el Auditorio de Zaragoza, ha explicado su madre, Ana Jaime, que había llegado de Épila. "Teníamos muchas ganas de que hubiera actuaciones", ha asegurado y recordaba que el primer año de pandemia solo pudieron tener clases 'online'.

Los grupos entran por el acceso instalado detrás del escenario. Antes de actuar los primeros se han respirado nervios y mucha ilusión por recuperar un espacio tan emblemático para el mundo de la jota. "Teníamos muchas ganas por la emoción de bailar en la plaza del Pilar", ha asegurado Claudia de Laiglesia, de 15 años y vecina del barrio de Las Fuentes, que se marchaba con su padre, Óscar de Laiglesia, tras actuar con el grupo El Cachirulo. Ha recordado los ensayos con mascarilla que ha traído la pandemia, a los que han tenido que acostumbrarse, aunque al principio confiesa que "nos faltaba el aire".

Claudia y Óscar de Laiglesia, en la plaza del Pilar.
Claudia y Óscar de Laiglesia, en la plaza del Pilar.
Heraldo.es

"Los niños después de todo este tiempo difícil tenían muchas ganas de actuar en la plaza del Pilar", coincidía Teresa Betoré, directora de Nobleza Baturra. Para los joteros, el escenario de la Fuente de Goya supone un momento muy importante, ha destacado. Mientras bailan y cantan, pueden ver la basílica del Pilar y, al fondo, la estructura de la Virgen instalada para la Ofrenda de Flores que este año será en versión reducida por al crisis sanitaria. Entre bambalinas repasaba los pasos por última vez, instantes antes de subir al escenario.

Mientras, sonaban 'Los Sitios de Zaragoza' en el escenario, de la actuación de Blasón Aragonés. Los jóvenes ponían rasmia y ganas para interpretar una de las jotas más conocidas. Entre el público, los familiares aplaudían con entusiasmo al final de cada actuación. Maruja Gimeno miraba orgullosa a su nieto al que no veía bailar desde hace dos años. "Voy siempre a verlo", ha dicho, flanqueada por Lucía y María Casanova, prima y hermana el jotero. Algunos familiares se han quedado sin entrada este año aunque no han acudido todos los que reservaron entrada. Este primer día se quedaron vacías el 15% de las sillas, aunque el porcentaje fue mayor en otros actos.

María Luisa Fuentes, profesora de Blasón de Aragón.
María Luisa Fuentes, profesora de Blasón de Aragón.
Heraldo.es

Desde el escenario se han lanzado mensajes de agradecimiento por el esfuerzo de todos en una época marcada aún por la pandemia. "Que esto sea el principio de algo bonito, que no tengamos que volver a todo lo que hemos pasado", deseaba al final de la actuación María Luisa Fuentes, profesora del grupo Blasón de Aragón. Ha lamentado que ha habido poco tiempo para ensayar desde que a mitad de septiembre se comunicó que habría actuaciones en el Pilar y han tenido un par de lesiones en el grupo. Ha insistido en defender que "la cultura y la jota es patrimonio de la humanidad" y ha advertido que "si no lo apoyamos nosotros, no la va a apoyar nadie".

Las actuaciones en el Escenario de Jotas continúan esta tarde y hasta el día del Pilar. Vuelven las actuaciones del jueves 14 al domingo 17. Aquí se puede consultar el programa completo.

Última hora sobre la semana del Pilar 2021.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión