Zaragoza
Suscríbete

tribunales

Roban a un joven y le obligan a ir de bares para que les pague copas con la tarjeta en Zaragoza

Dos jóvenes de Zaragoza se enfrentan a 4 años de cárcel cada uno por un presunto robo con intimidación y a devolver el dinero que gastaron en whisky y cervezas

El tranvía parado en la calle María Zambrano.
Un tranvía cruza por la calle de  María Zambrano de Zaragoza.
HERALDO

No solo le quitaron la cartera, el móvil y el tabaco, sino que como les pareció escaso el botín por el poco dinero que llevaba, lo obligaron a ir a un cajero para conseguir más con la tarjeta del banco. 

El resultado no fue el que ellos esperaban, puesto que no pudieron hacer la operación. Sin embargo, como se percataron de que su joven víctima tenía un saldo de 30 euros en la tarjeta, no se les ocurrió mejor manera de apropiarse de esa cantidad que obligar al chaval a ir con ellos de bares y pagarles las copas durante dos horas.

Los dos artífices de este singular robo se enfrentan ahora a penas de cuatro años de prisión cada uno por un delito de robo con intimidación. Y tendrán que devolver a la víctima el dinero sustraído.

Los hechos ocurrieron sobre las 6.00 del 22 de noviembre de 2022. R. G. R. y F. J. B. G., ambos de 18 años, caminaban por la calle de María Zambrano del Actur cuando vieron que se aproximaba un joven, solo y de edad similar a ellos, y decidieron intimidarle para quitarle sus pertenencias. 

"O nos das el dinero o te abrimos la cabeza", le dijeron. El joven les entregó el móvil, el paquete de tabaco y la cartera. Como no llevaba dinero, pero sí una tarjeta bancaria, con amenazas lo obligaron a ir hasta el cajero más próximo, en la misma calle.

La jugada no les salió bien y no pudo sacar ninguna cantidad, por lo que optaron por llevárselo con ellos a un bar cercano, en la calle de Pablo Iglesias, y le hicieron pagar con la tarjeta una botella de whisky, por importe de 25 euros. Después, tal y como recoge el fiscal en escrito de acusación, flanqueando a su víctima, fueron a otro bar, en la tampoco muy lejana calle de Carlos Saura y lo obligaron a abonar tres cervezas.

La casualidad quiso que al salir del establecimiento se encontraran con una patrulla de la Policía Local, a la que el joven pidió ayuda y contó lo que estaba pasando. Los agentes cachearon a los sospechosos y en poder de R. G. R. encontraron la cartera del joven, mientras que F. J. B. G. se había quedado con el tabaco.

Los dos fueron arrestados y puestos a disposición judicial. El fiscal pidió entonces su ingreso en prisión preventiva, aunque la juez del caso no la ordenó porque entendía que había que aclarar las circunstancias en las que se habían producido los hechos, como solicitó su abogado, Alejandro Giménez, y quedaron en libertad. 

En su defensa, los arrestados alegaron inicialmente que le habían dado dinero al joven para que les comprara droga y luego hubo un conflicto para recuperar la cantidad y fueron con él a un cajero, aunque no habían podido sacar nada.

Sin embargo, las gestiones policiales permitieron dar con un testigo que afirmó que oyó a los dos sospechosos amenazar al joven. Por esa razón, la Fiscalía ha terminado acusándolos de un delito de robo con intimidación, castigado con penas de entre dos y cinco años de cárcel. 

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión