Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

El joven acusado de aprovechar su 'pedigrí' diplomático para estafar logra atrasar un juicio en Zaragoza

Este estafador reincidente se aprovecharía del nombre de su padre, diplomático ya fallecido, para aparentar solvencia y credibilidad ante las víctimas.

El acusado, cuando se identificaba antes del juicio en la Audiencia de Zaragoza.
El acusado, cuando se identificaba antes del juicio en la Audiencia de Zaragoza.
Oliver Duch

El juicio que estaba previsto celebrarse este lunes en la Audiencia de Zaragoza contra Jean Paul B. M., de 33 años, por un delito continuado de estafa se suspendió por un defecto de forma. La razón fue que el juzgado que instruyó el asunto no notificó al imputado personalmente los escritos de calificación de la Fiscalía y las respectivas acusaciones particulares. Por esa razón, el tribunal, atendiendo a la petición de su abogado defensor, ordenó que se retrotraigan las actuaciones hasta ese momento y sea debidamente notificado.

Jean Paul B. M., que en esta causa se enfrenta a una pena de 8 años de cárcel, es un estafador reincidente que ya ha sido condenado en otras dos ocasiones por delitos similares. El hombre se aprovecha del nombre de su padre –diplomático ya fallecido– para hacer creer a sus víctimas que tiene muchos contactos derivados de sus relaciones familiares, políticas y sociales, lo que le permite hacer grandes negocios en países asiáticos.

Con este argumento y un gran conocimiento del medio en el que se mueve, captó la última vez a un taxista del que obtuvo 24.745 euros. La misma excusa utilizó para convencer a dos hermanos de que tenía un importante pedido de una gran superficie comercial que suponía una oportunidad de inversión para ellos si aportaban un capital, que él se comprometía a devolver con un interés de un 7,5 % en un mes y medio. Así consiguió que en sucesivas entregas le dieran 496.747 euros, de los que solo han recuperado 109.787.

El estafador ha conseguido arrastrar al banquillo por estos hechos a quien fuera en su día su compañera sentimental, R. G. B., con la que este lunes no se cruzó ni una sola palabra en los pasillos de la Audiencia Provincial. La Fiscalía solicita en principio para ella sendas penas de 21 meses de prisión como cooperadora necesaria.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión