Zaragoza
Suscríbete por 1€

Los centros de mayores de Zaragoza sirven 20.150 menús hasta julio, un 37% menos que antes de la covid

El Ayuntamiento prevé alcanzar al año las 96.912 raciones con la apertura de dos nuevos comedores. 

Los usuarios del Laín Entralgo en la servicio de comedor.
Los usuarios del Laín Entralgo en la servicio de comedor.
Guillermo Mestre

Los centros de mayores de Zaragoza han servido hasta julio 20.150 menús. Lejos queda el año 2020, cuando la pandemia obligó a clausurar los comedores, y también las numerosas restricciones que imperaron durante la mayor parte de 2021, pero todavía son un 37% menos de comidas que en 2019. Entonces, durante la primera parte del ejercicio se repartieron 32.366, pero hay que tener en cuenta que este año todavía hubo limitaciones de aforo durante los primeros meses y que no fue hasta marzo cuando se comenzó a recuperar la actividad de manera paulatina. No obstante, el objetivo del Ayuntamiento es seguir reforzando este servicio. Para empezar, se ha ampliado a agosto en dos instalaciones y durante la primera semana ya se han distribuido 357 raciones.

La concejal delegada de Mayores, Paloma Espinosa, ha visitado este martes el centro Laín Entralgo que, junto al de La Jota, continuará en funcionamiento durante todo el mes, a excepción de los fines de semana. La edil ha hecho un "balance positivo" de los primeros días de la iniciativa, que ha asegurado que cumple con una "reivindicación histórica". "Da respuesta a la necesidad de aquellas personas que pasan el verano en Zaragoza y quieren seguir utilizando este servicio", ha indicado. 

Por el momento, según ha informado, se han servido 357 menús, 126 en el centro de mayores de La Jota y 231 en el Laín Entralgo. De media, 25 usuarios han asistido cada día al comedor en el primer caso y 46 en el segundo. Ambas instalaciones, que de toda la red municipal son las que reúnen más asistentes a lo largo del año, han incrementado su aforo máximo hasta las 60 personas para permitir acoger toda la demanda. Además, un 40% de las comidas que se han servido han sido especiales para diabéticos.

Espinosa ha considerado "fundamental" el refuerzo de este servicio, que permite luchar contra la soledad no deseada en los mayores, además de proporcionarles comidas saludables y adecuadas para sus necesidades nutricionales. En este sentido, ha recordado que ya antes de la pandemia el gobierno PP-Cs decidió abrir los comedores también durante los fines de semana. Ese cambio, sumado a la incorporación ahora del mes de agosto, permitirá servir comidas durante 102 días más al año que en 2019, según ha dicho la edil.

No obstante, el objetivo es más ambicioso: con la incorporación de dos nuevos centros de mayores en los próximos meses la concejalía prevé tener capacidad para suministrar 96.912 menús anuales, un 36% más que antes de la pandemia.

En concreto, al mes que viene se abrirá un comedor en el barrio de Torrero, mientras que a principios de año se espera poner en marcha el nuevo centro de mayores del distrito Universidad, que se está acondicionando en un edificio del cuartel de la Policía Local de Domingo Miral. En este caso, hace unos días el Ayuntamiento sacó a licitación por 37.000 euros un contrato para crear un acceso independiente para este servicio municipal. Con estos, en total serán ocho los centros que ofrezcan comedor durante el año.

Ciudad amigable

Por otro lado, Espinosa ha anunciado que el Consistorio va a elaborar un estudio cualitativo que permita diagnosticar las barreras que aún existen en los espacios públicos para las personas mayores. También se analizarán, entre otras cuestiones, las diferencias por sexos, estrato de edad y nivel sociocultural. De todo ello, se desprenderán una serie de medidas para impulsar el primer plan de mejora de Zaragoza como ciudad amigable con este colectivo y se plantearán propuestas para adaptarla a sus necesidades.

Según ha apuntado la edil, se investigarán nueve áreas: espacios al aire libre y edificios; transporte; vivienda; respeto e inclusión; participación social; participación cívica y empleo; información y comunicación; servicios sociales y de salud; y soledad no deseada. Se trabajará con 15 grupos de personas, 12 de ellos de mayores y el resto de cuidadores y entidades del sector.

Sobre esto, el concejal de Acción Social, Ángel Lorén, que también ha acudido a la visita, ha hecho hincapié en la "apuesta" del gobierno municipal de mejorar la vida de este colectivo. "El compromiso con los mayores es una deuda que tenemos con ellos", ha afirmado. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión