Zaragoza
Suscríbete por 1€

ZARAGOZA

Ocho años para recuperar la plusvalía de un piso en Zaragoza, pero con 3.600 euros en intereses

Ana María García acaba de saber que el Ayuntamiento de Zaragoza le devuelve los 11.686 euros que pagó su madre en 2014 por su vivienda tras la muerte de su padre, convertidos en 15.300.

Ana María García, zaragozana a la que el Ayuntamiento ha devuelto la plusvalía municipal tras ocho años.
Ana María García, zaragozana a la que el Ayuntamiento ha devuelto la plusvalía municipal tras ocho años.
Guillermo Mestre

El goteo de devoluciones de la plusvalía municipal continúa desde que a finales del año pasado el Tribunal Constitucional declarara nulo el método de cálculo del impuesto, que venían denunciando los contribuyentes. El Ayuntamiento de Zaragoza ha devuelto ya 6,6 millones de euros en recibos de plusvalía en los cuatro primeros meses del año.

Los ayuntamientos se han visto obligados a adaptar la normativa de este tributo municipal, el Impuesto del Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana. En el caso del de Zaragoza trabaja con una nueva ordenanza municipal ,cuyo texto se ha elaborado junto a expertos de la Universidad de Zaragoza, para introducir la fórmula aceptada por el Alto Tribunal. A la par, quienes reclamaron en los últimos años reciben ahora las resoluciones que reconocen su derecho a la devolución del importe basado en un cálculo declarado nulo ya que gravaba incrementos de valor que no eran reales.

Reclamación en 2014

La prolongación del conflicto legal en el tiempo ha hecho que muchos de ellos reciban no solo el importe que abonaron sino cuantiosos intereses generados en estos años. Este es el caso de Ana María García, que en 2014 reclamó la plusvalía que tenía que pagar su madre por la vivienda en el centro de Zaragoza donde residía, un garaje y un inmueble en el Casco Histórico. Solo de la vivienda tuvo que pagar en su día 11.600 euros, que ahora le reembolsan con 3.600 más en concepto de intereses por estos ocho años de espera.

"Mi padre falleció el 22 diciembre de 2013. Entonces te dicen que tienes que hacer papeles y yo me lo hice todo", recuerda esta auxiliar administrativa que ha trabajado en el propio consistorio, antes de dedicarse de lleno al cuidado de su hija, gran dependiente por una enfermedad rara.  Confiesa que no le da miedo el papeleo, pero cuando vio los papeles de la plusvalía que tenía que pagar "me quedé muerta".  Su madre se hizo heredera de la mitad del piso que era de su padre. Además del citado piso familiar, construido en 1979, tributó por un garaje, por el que abonó 367 euros de impuesto y un inmueble en el centro histórico por el que se calculó una plusvalía de 4.600 euros. La factura total rozó los 16.700 euros, que le devuelven ahora en su totalidad. Los intereses alcanzan los 5.100 euros, sumando los que han generado los otros dos bienes.

"¿Y si mi madre no hubiera podido pagar? Sé que hay gente que tuvo que pedir préstamos"

Solo tardó unos meses en reclamar lo que consideraba un "robo", aunque "primero tuve que pagar", explica, un consejo que dan los expertos, siempre que se pueda afrontar el abono de una cuantía tan elevada. Ella recurrió al despacho del abogado zaragozano Santiago Palazón. "¿Y si mi madre no hubiera podido pagar? Sé que hay gente que tuvo que pedir préstamos", plantea. En su caso no tenían económicos para afrontar el pago, pero no por ello dejó de reclamar.

"Lo que veo injusto yo lo reclamo", explica, ya que le ha tocado reivindicar otras cuestiones, relacionadas con la discapacidad de su hija, que ahora tiene 23 años. "Soy muy peleona", afirma, aunque confiesa que no siempre gana sus batallas, como la que emprendió para que se adaptaran las piscinas municipales "desde los vestuarios". Terminó comprando una casa en la que pudo hacerle una piscina. "Gracias a Dios dispongo de medios, pero, ¿y a la gente que no los tiene?", lamenta.

Llamada del Ayuntamiento que pensó era broma

A Ana María la devolución de la plusvalía se la comunicaron desde el despacho de su abogado, pero a otros clientes la decisión les llegó por teléfono. Otro cliente zaragozano del citado bufete, que prefiere no dar su nombre, cogió el teléfono el mes pasado para escuchar cómo le explicaban que querían comprobar un número de cuenta bancaria para hacerle un ingreso de unos 11.000 euros. "Cuando me llamó el señor del Ayuntamiento me quedé sorprendido. Me atendió muy bien, pero después de casi cuatro años lo tenía olvidado", confiesa. Entre las opciones que pasaron por su mente fue que se trataba de una broma o un intento de estafa.

En su día tuvo que pagar el impuesto tras vender su vivienda, que compró en 1988 en el Actur, cuando el barrio zaragozano comenzaba a desarrollarse. Entonces abonó  la plusvalía que ahora le devuelven. "Me enteré que se podía solicitar devolución y recurrí al poco tiempo y ahí se quedó", cuenta. En la citada cantidad que le han comunicado ahora se incluyen unos 1.600 euros de intereses. 

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión