Zaragoza
Suscríbete por 1€

zaragoza

Absuelven al policía de Mallén para el que pedían prisión por lesionar a una conductora

La denunciante fue una mujer a la que el agente municipal se disponía a multar por aparcar mal su vehículo.

El acusado, durante el juicio celebrado este martes en la Audiencia de Zaragoza.
El acusado, durante el juicio celebrado este martes en la Audiencia de Zaragoza.
Guillermo Mestre

La Audiencia de Zaragoza ha decidido absolver al policía local de Mallén para el que pedían hasta dos años de prisión por retorcer la muñeca y lesionar a una conductora a la que intentaba multar por mal aparcamiento. La mujer intentó demostrar en el juicio que el agente se dirigió a ella con malas formas y  de forma violenta intentó sacarla a la fuerza de su coche. Y la propia Fiscalía dio por buena esta versión, solicitando también la condena del funcionario. Sin embargo, el tribunal no considera acreditado que el acusado «agarrara, zarandeara ni empujara» a  la denunciante.

Para los magistrados de la Sección Primera, resulta complicado llegar a saber lo que realmente ocurrió el 28 de abril de 2018 en la plaza de España de Mallén, porque las versiones de la conductora y el encausado fueron completamente dispares. Por ello, a la hora de emitir una sentencia exculpatoria, el tribunal ha dado especial importancia al testimonio de los testigos. En concreto, al del compañero del municipal investigado y al de dos vecinas que presenciaron también el altercado.

Si en algo coincidieron estas personas cuando declararon en el juicio fue en la «actitud agresiva» y «aspavientos» que hacía la conductora, a la que la dependienta de una panadería llegó a ver arrancar su coche cuando el acusado tenía parte de su cuerpo dentro del habitáculo. Según la testigo, el agente fue desplazado así unos «5 o 6 metros».

Una vecina que se encontraba en la puerta de su casa explicó que el municipal estaba «tranquilo» y no vio que empujara a la mujer contra el coche. Lo que sí presenció es como el policía se agachaba para pedirle la documentación y en ese momento el vehículo se movía hacia adelante. Según esta testigo, la conductora no se dolía entonces de ninguna lesión.

El compañero del acusado, que se había metido en la oficina pero salió al escuchar gritos, declaró ante el tribunal que, en un primer momento, la conductora se negó también a entregarle a él la documentación. Sin embargo, al advertirle que iba a denunciarla, esta acabó colaborando. El funcionario no vio que el investigado la empujara o zarandeara, pero sí escuchó como ella le llamaba «chulo». Al marcharse, también oyó como la mujer le decía    a un amigo: «Estos se van a cagar».

Investigado por falso testimonio

Al margen de para absolver al encausado, la Audiencia Provincial ha aprovechado su sentencia para pedir que se investigue por falso testimonio a uno de los testigos que comparecieron en el juicio. En concreto, a un amigo de la denunciante, quien aseguró haber presenciado cómo el policía local golpeaba a la  conductora. Tras analizar el relato del resto de testigos,  tal y como advirtió a la conclusión del juicio el letrado de la defensa, José Luis Melguizo, los magistrados concluyen que este hombre «no pudo ver absolutamente nada», por lo que pudo mentir para favorecer a su amiga.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión