Zaragoza
Suscríbete por 1€

zaragoza

Abre sus puertas el renovado SanValero Boutique Hotel de Zaragoza

Los hermanos Tamara, Laura y Daniel Lardiés están detrás de la nueva vida de este establecimiento hotelero, ubicado en la calle de Manifestación, que fue okupado en 2020.  

El día en el que la Policía Nacional desalojaba al grupo de okupas del edificio del Hotel San Valero -en el que vivían desde hacía tres meses tras llevar cerrado casi diez años debido a la crisis-, los hermanos Daniel y Laura Lardiés estaban justo enfrente del número 27 de la calle de Manifestación de Zaragoza, intentando gestionar un edificio de pisos turísticos.

Eso fue a finales de julio de 2020 y ocho meses después, tras vivir ese desalojo en primera persona, adquirían el inmueble en una subasta del Sareb. Tras gestionar 30 apartamentos turísticos (todos en la zona del Casco Histórico) y abrir The Botanic Hostel (el primer hostel de la ciudad), les faltaba entrar en el sector hotelero dentro del ambicioso plan de negocio de los hermanos zaragozanos Daniel, Tamara y Laura Lardiés, que forman una empresa "familiar, joven y pequeña" (compuesta por Az Alojamientos, que es la parte de la gestión turística; y ArcoCúbico, una constructora).

Tras un año de reformas, el próximo viernes, 1 de abril, abre sus puertas el nuevo SanValero Boutique Hotel, de dos estrellas y 29 habitaciones, en el que cada espacio se ha ideado de forma independiente con el objetivo de que el cliente "se sienta como en casa". "Hemos vaciado, limpiado y vestido de nuevo el edificio porque los okupas reventaron todo: carpintería, mobiliario, tabiques... Hemos tenido que hacer una mayor inversión económica de lo que teníamos previsto inicialmente por ese motivo y también por el tema de la accesibilidad: de adecuarlo conforme a normativa actual", explica Tamara Lardiés, encargada de la constructora.

El hotel cuenta con seis plantas más un sótano, donde se servirán desayunos o comidas a los clientes alojados. Todas las habitaciones (la mayoría con balcón y varias con terrazas con vistas al Pilar) disponen de  zonas de trabajo, iluminación indirecta y material de cama (colchón, sábanas y almohadas) "de calidad cinco estrellas". Además, en la planta calle está la recepción, un área de café y te 'free' y una zona de cafetería común. "Los tres hermanos hemos viajado mucho y al final consiste en ofrecer lo que a ti te gusta que te den: un buen servicio, una buena cama y una muy buena ubicación. Es un hotel pequeño en el que hemos querido hacer que las zonas comunes descarguen y las habitaciones tengan mayor amplitud a través de un diseño abierto, juvenil y bastante polivalente (diseñado por ArcoCúbico y fabricado por HMY)", detalla Daniel Lardiés, que lleva la parte financiera y estratégica de la compañía.

Más características del nuevo establecimiento boutique: apuestan por la sostenibilidad (han suprimido los amenities, entre otras actuaciones), tiene su punto cultural (las estancias están decoradas con fotografías de Zaragoza de los años veinte) y, no menos importante, admiten mascotas. "La ubicación es la mayor joya del hotel y el espacio de trabajo de las zonas comunes -con áreas diferenciadas- también es clave. Buscas que el cliente disfrute de las comodidades de estar en el centro, pero al mismo tiempo pueda desconectar y dedicarse al objetivo de su viaje", añade Daniel.

"La ubicación es la mayor joya del hotel y el espacio de trabajo de las zonas comunes, con áreas diferenciadas, también es clave"

Por su parte, Laura Lardiés, encargada de la parte operativa, afirma que lo más importante es el personal. "Somos una familia y queremos transmitir eso a los empleados y clientes. Es un trato muy cercano el que se da siempre", comenta esta joven, que informa que la plantilla del SanValero está compuesta por 10 trabajadores.

De izquierda a derecha, Laura, Tamara y Daniel Lardiés en una de las terrazas con vista al Pilar del SanValero Boutique Hotel.
De izquierda a derecha, Laura, Tamara y Daniel Lardiés en una de las terrazas con vistas al Pilar del SanValero Boutique Hotel.
Marcos Cebrián

Buenas expectativas de ocupación

En cuanto al precio de las habitaciones, una doble cuesta a partir de los 60 euros. En estos momentos, el primer fin de semana que abren ya tienen todo lleno y las reservas de abril van al 65% de ocupación y las de mayo, en torno al 30%. El plan de estos tres hermanos emprendedores era inaugurar el hotel en los Pilares de 2021, pero problemas de suministro los retrasó a Semana Santa de 2022 y ahora también les ha pillado las demoras en las entregas por la huega de los transportitas ante al escalada de los precios energéticos.

En el horizonte está adquirir un segundo hotel en el centro de Zaragoza, además de continuar con los apartamentos turísticos (este abril inician la obra de uno de los otros 20 que tienen en proyecto). Y es que, como dicen, les va "la marcha" y cuando terminan una cosa empiezan otra. Eso sí, habiéndole dado antes muchas vueltas, tal y como observa Tamara. A lo que su hermano Daniel añade: "Sigo pensando que ofreciendo productos de calidad a precios correctos y bien ubicados, con eso poco te puedes equivocar". Y, de paso, comenta con una sonrisa que a ver si San Valero les ayuda en esta nueva aventura hotelera, que continúa llevando el nombre del patrón de la ciudad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión