Zaragoza
Suscríbete por 1€

tribunales

El padre acusado de abusar y violar a sus hijas en Zaragoza alega un "plan premeditado" de su mujer

El procesado, que se enfrenta a una condena de hasta 33 años de prisión, ha declarado este martes en el juicio que detrás de su "infierno" están las mentiras de su esposa. "Son lo más valioso que tengo en la vida", ha dicho, refiriéndose a las tres víctimas.

El acusado, durante el juicio que ha comenzado este martes en la Audiencia de Zaragoza.
El acusado, durante el juicio que ha comenzado este martes en la Audiencia de Zaragoza.
José Miguel Marco

“Ni lo he hecho ni lo haría jamás”. Así de tajante se ha mostrado este martes el padre al que sus tres hijas -una biológica y las otras dos, nacidas de un matrimonio anterior de su esposa- acusan de haberlas sometido a abusos sexuales e incluso violaciones continuadas desde que tenían ocho años hasta que cumplieron la mayoría de edad. El hombre, del que se omite la identidad para proteger a la víctimas, asegura que el “infierno” que atraviesa obedece a un "plan premeditado" de su mujer. Sin embargo, como ha recordado la Fiscalía durante el juicio que ha dado comienzo hoy en la Audiencia Provincial, no fue la madre de las chicas sino la psicóloga que asistía a una de ellas quien decidió denunciar los hechos ante la Policía.

El procesado, para el que la acusación particular solicita hasta 33 años de prisión, ha negado de forma categórica que “ni una sola vez” se aprovechara de las menores. “Jamás he tocado a mis hijas, son lo más valioso que tengo en la vida. Y por todo lo que está pasando llevo años sin poder darles un abrazo”, ha declarado. Durante el interrogatorio, el hombre ha reconocido que en alguna ocasión las chicas durmieron con él en el sofá. “Pero lo hacían porque solo había una tele en el salón y les vencía el sueño”, ha precisado.

El encausado, que pasó un tiempo en prisión provisional por estos hechos pero logró después la libertad, ha recordado al tribunal que en su casa vivían siete personas: él, su mujer, las tres chicas y dos hermanos varones. “La habitación de los chicos está pegada al salón, incluso tiene una ventana que las comunica. Si alguna vez hubiera pasado algo, ellos se habrían dado cuenta”, ha explicado. Según el investigado, para el que el abogado Alejandro Sarasa solicita la absolución, sus hijas mienten. “¿Y por qué cree que lo hacen? ¿Por qué las tres?”, le ha preguntado la fiscal. Y aunque le ha costado dar una respuesta, el padre de las chicas -dos de ellas ya han cumplido los 18- ha terminado diciendo que “detrás de todo” está su esposa.

“Mi hija (biológica) es una persona especial, a la que le cuesta retener las cosas. Y sus dos hermanas son chicas muy inteligentes que han decidido apoyarla”, ha manifestado también el encausado tratando de justificar la “enorme mentira”. Como informó HERALDO, la familia residía en Nueva York, pero decidió trasladar su residencia a Zaragoza en 2018. “De la noche a la mañana, mi esposa me dijo que nos íbamos a vivir a España. Yo no entendí por qué. Me trajo aquí con mentiras. Yo lo tenía todo en Estados Unidos, mis hijos tenían también un buen futuro. Pero nos lo ha arrebatado a todos”, ha señalado.

Las tres coinciden

Como hicieran durante la fase de instrucción, una tras otra, las tres hermanas han asegurado que comenzaron a ser víctimas de abusos desde que residían en Estados Unidos. Las dos mayores han dicho que su padre no solo las sometió a tocamientos, sino que llegó a penetrarlas varias veces, y que si nunca dijeron nada fue “por miedo”. Por ello, no fue hasta que la hija biológica del acusado reveló lo que estaba pasando a la psicóloga cuando las otras dos se atrevieron a denunciar también los abusos y violaciones.

La defensa ha recordado al tribunal que no es la primera vez que las chicas denuncian unos presuntos abusos, puesto que ya lo hicieron cuando vivían en Estados Unidos. La hija biológica del procesado señaló entonces como presunto autor al nuevo novio de su madre, pero el caso acabó archivado. Y lo mismo sucedió con la causa abierta a raíz de la denuncia de sus dos hermanastras contra un primo de su padre biológico.

La psicóloga a la que una de las chicas habló de los abusos ha dejado hoy claro que “nunca” dudó de su credibilidad. Las que sí lo hicieron fueron las especialistas del Instituto de Medicina Legal de Aragón, que este miércoles comparecerán como peritos en la segunda sesión del juicio.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión