Zaragoza
Suscríbete por 1€

sucesos

La Guardia Civil resuelve el crimen de Pleitas 5 meses después: detenciones y registros de madrugada en Zaragoza

La víctima fue un hombre de 45 años al que mataron de un disparo cuando vigilaba una plantación de cáñamo.

La víctima fue hallada dentro de su todoterreno dentro de esta acequia del camino de Bárboles.
La víctima fue hallada dentro de su todoterreno dentro de esta acequia del camino de Bárboles.
Toni Galán

La Guardia Civil ha conseguido detener a los presuntos autores del crimen de Pleitas, perpetrado el pasado 2 de octubre de 2021 y del que fue víctima un hombre de 45 años. El fallecido, Javier G. T., se encargaba de vigilar una pequeña plantación de cáñamo industrial ubicada en esta pequeña localidad de la Ribera Alta del Ebro de solo 34 habitantes. De hecho, una de las hipótesis que barajaron desde el primer momentos los investigadores es que los autores del asesinato fueron varios y el móvil era el robo del cannabis.

Según ha podido saber HERALDO, tras cinco meses de pesquisas y escuchas telefónicas, la Guardia Civil ha procedido esta pasada madrugada a la detención de los presuntos responsables del crimen. Se trataría de más de tres personas con antecedentes delictivos y lazos familiares. Los arrestos y registros se han practicado en varios domicilios de los barrios de Torrero y La Paz. De la instrucción del caso se encarga el Juzgado de Instrucción número 2 de la capital aragonesa, pero se desconoce si será su titular o el juez de guardia quien tome declaración a los sospechosos.

La Comandancia de Zaragoza no ha facilitado todavía ninguna información por estar el caso bajo secreto de sumario.

El cadáver de la víctima, Javier G. T., fue descubierto sobre las 8.30 por un ciclista que se sorprendió al ver un coche volcado en una acequia a unos 200 metros de la finca. Al aproximarse, vio el cuerpo inerte y ensangrentado de un hombre. El día anterior al homicidio al menos ocho personas habían intentado robar en las instalaciones de cáñamo, donde acaban de recoger una cosecha, por lo que los investigadores sospecharon desde el principio que la muerte podría tener relación con el frustrado asalto.

En su precipitada huida, los delincuentes dejaron abandonada una furgoneta en la que los investigadores encontraron dos DNI, lo que supuso una importante línea de investigación que seguir. A la postre, uno de los detenidos esta pasada madrugada en Zaragoza es el titular del vehículo. 

La autopsia reveló que la víctima recibió un disparo por la espalda, efectuado por una escopeta, cuando estaba sentada en el coche. Javier G. T., natural de Valencia, murió desangrado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión