Zaragoza
Suscríbete por 1€

sucesos

La Puebla de Alfindén despide al joven atropellado por un conductor ebrio al que no solo se imputa un homicidio

La Policía Local atribuye al fugado, que fue detenido y enviado a prisión, el nuevo delito de abandono de lugar del accidente, que podría elevar considerablemente la pena de cárcel.

Lugar donde ocurrió el atropello
Lugar donde ocurrió el atropello
Oliver Duch

El joven de 18 años  que fue atropellado a primera hora del pasado domingo por un conductor ebrio que se dio a la fuga falleció por la noche en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza. Las gravísimas lesiones sufridas por A. N. V. en el siniestro, que se produjo sobre las 7.10 junto a la gasolinera de Repsol ubicada en la avenida de José Atarés, impidieron a los médicos hacer nada por su vida. Según ha podido saber HERALDO, la víctima residía en La Puebla de Alfindén, localidad donde la noticia ha causado una gran consternación entre los vecinos.

La Policía Local, que se ha hecho cargo de las pesquisas, va a solicitar oficialmente las imágenes del circuito de seguridad de la estación de servicio, ya que se intenta aclarar por qué el conductor, L. V. M., de 27 años, no hizo nada por evitar el impacto. Así lo habrían indicado varios de los testigos del trágico suceso, que no lo vieron frenar ni hacer ninguna maniobra evasiva. Por fortuna, la chica que acompañaba al fallecido, P.C. S., de 19 años, se encontraba más cerca de la acera. Y aunque también resultó herida, solo fueron lesiones leves.

La información facilitada por un conductor que también presenció el atropello fue decisiva a la hora de localizar a Peugeot 3008 que embistió al joven, que aunque era natural de La Puebla de Alfindén estudiaba en Zaragoza. El testigo tomó la matrícula del vehículo, que se pasó enseguida por radio a todas las patrullas de servicio. Gracias a ello, varios agentes de la Policía Nacional pudieron dar el alto y detener poco después al fugado en el Arrabal, que dio positivo en alcohol sin llegar a superar la tasa penal de 0.60 mg/l. Según fuentes de la investigación, este declaró que sintió un golpe, se asustó y se marchó.

Delito de abandono de lugar del accidente

Las explicaciones del causante de  esta triste muerte tienen una gran trascendencia, ya que sirvieron a la Policía Local para imputarle no solo una conducción etílica con el resultado de un homicidio por imprudencia, sino también el nuevo delito de abandono del lugar del accidente. Por sí solo, este conlleva penas de prisión de entre seis meses y cuatro años, por lo que el encausado podría enfrentarse a una condena total de hasta ocho años.

La alcaldesa de La Puebla de Alfindén, Ana Isabel Ceamanos, lamentaba ayer la terrible pérdida y recordaba que hoy se celebrará una ceremonia civil para despedir al joven y arropar a su familia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión