Zaragoza
Suscríbete por 1€

sucesos

El homicida del Arrabal sale de la Unidad de Psiquiatría pero se niega a declarar ante la juez

Los médicos le dieron el alta tras pasar dos semanas hospitalizado por un brote psicótico. Enrique S. B. se acogió este lunes a su derecho a no declarar, por lo que se ratificó la prisión provisional.

Los bomberos tuvieron que entrar por la terraza a la vivienda donde se produjo el crimen y facilitar el paso a la Policía.
Los bomberos tuvieron que entrar por la terraza a la vivienda donde se produjo el crimen y facilitar el paso a la Policía.
Heraldo

La titular del Juzgado de Instrucción número 12 de Zaragoza decidió ayer mantener en prisión provisional a Enrique S. B., el hombre de 50 años que el pasado 16 de enero acabó con la vida de su compañero de piso en la calle Palencia del Arrabal. Cuando se produjo el crimen, parece que el agresor se encontraba en pleno brote psicótico, por lo que los médicos recomendaron su ingreso en la unidad de Psiquiatría del Hospital Miguel Servet. El encausado recibió el alta el pasado 3 de febrero, fecha en que fue trasladado al centro penitenciario de Zuera. Y como el homicida todavía no había declarado, la juez lo citó este lunes para conocer su versión de los hechos.

El homicida, que permanece en observación en la enfermería de la cárcel, decidió guardar silencio y no contestar a las preguntas de la instructora. En cualquier caso, la defensa, a cargo de la letrada Celia Gil, aprovechó la comparecencia para solicitar que su cliente fuera reconocido por los forenses. Como informó HERALDO, Enrique S. B. tenía diagnosticado un trastorno de la personalidad que podría estar relacionado con el consumo de sustancias tóxicas. Ello, sumado a la lesión de un disco intervertebral, hizo que hace algunos años se le apreciara una discapacidad del 57% y se le concediera una pensión por incapacidad total permanente para su trabajo como camionero. En la actualidad, sigue utilizando muletas para caminar.

El informe preliminar de la autopsia practicada a la víctima, José Antonio R. R., indica que el crimen se produjo de madrugada. Según los forenses, Enrique S. B. habría asfixiado a este hombre para rajarle después el abdomen. Y después, fue desde el Arrabal a la Jefatura Superior de Aragón para decir que no encontraba a su amigo y compañero de piso.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión