Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

El comité y Avanza acercan posturas y aceleran la negociación para resolver el conflicto del bus de Zaragoza

Las partes se reúnen hoy en el SAMA por tercera vez esta semana mientras la plantilla del tranvía valora si amplía su huelga, que finaliza el 10.

Trabajadores y empresa se volvieron a reunir este jueves en el SAMA para intentar resolver la huelga.
Trabajadores y empresa se volvieron a reunir este jueves en el SAMA para intentar resolver la huelga.
Francisco Jiménez

La huelga en el bus urbano de Zaragoza por la firma de un nuevo convenio colectivo comienza a dar por primera vez señales positivas de cara a una posible resolución del conflicto. Los representantes de la plantilla y de la empresa concesionaria, Avanza, se reunieron este jueves por segunda vez esta semana en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) para tratar de avanzar en la negociación. Y aunque las posturas siguen distanciadas, los trabajadores apreciaron algunos «puntos de encuentro», al menos, para seguir dialogando. De hecho, las partes se vuelven a sentar hoy a la mesa a partir de las 8.00.

Uno de los cambios destacados tras el encuentro por el comité fue la presencia de Manuel Ramo, director de Movilidad Urbana del grupo Avanza, junto al gerente de la compañía en la capital aragonesa, Guillermo Ríos. Según explicó el portavoz de los trabajadores, Javier Anadón, Ramo «ha asegurado que quiere dar un giro a la negociación» con el objetivo de terminar con el conflicto y lograr la firma del convenio.

El martes, la empresa y el comité alcanzaron un principio de acuerdo sobre uno de los puntos de debate, el Sistema de Ayuda a la Explotación (SAE), el centro que gestiona las incidencias y la operatividad del servicio. Sin embargo, a continuación se crispó la negociación y no se pudieron lograr más avances.

Ayer, Anadón destacó acercamientos en «algunos puntos concretos» del convenio que «se podrían terminar de resolver» en la reunión de hoy. De ser así, desde el comité se mostraron partidarios de establecer un calendario de reuniones para acelerar el proceso y tratar de desconvocar la huelga cuanto antes.

Nueva propuesta

En cuanto a las discrepancias salariales, la empresa se comprometió a presentar una nueva propuesta a los trabajadores, según indicó el comité. Desde Avanza no valoraron el encuentro, aunque destacaron que la negociación siga adelante.

En cualquier caso, los trabajadores volvieron a pedir «hechos, no palabras», por lo que, de momento, los paros parciales convocados en semanas alternas –se retomarían el lunes, en horario de 12.30 a 16.30– siguen adelante. «Hasta entonces quedan muchos días, nosotros estamos dispuestos a negociar en todo momento», apuntó Anadón.

Tampoco se desconvocó la manifestación conjunta con los trabajadores del tranvía, también en huelga por la firma de su convenio colectivo, aunque finalmente se redujo a una concentración en la plaza de Aragón.

En el caso del tranvía, el conflicto, que se remonta al mes de enero –es el más largo de la historia de la ciudad–, se encuentra en dique seco después de que la empresa que gestiona el servicio retirara la última oferta al entender que la actual escalada del IPC hace imposible mantener la propuesta presentada en septiembre.

A diferencia de la huelga del bus, que es indefinida, la del tranvía finaliza el próximo viernes día 10. Los lunes, miércoles y viernes, de 5.30 a 6.00; de 7.45 a 9.15; y de 13.45 a 15.15. Los martes, de 5.30 a 6.00; de 8.00 a 9.30; y de 13.30 a 15.15. Finalmente, los jueves, de 5.30 a 6.00; de 7.30 a 9.00; y de 14.00 a 15.30. La plantilla estudia estos días si prorroga el conflicto en la que sería la décima convocatoria del año.

La FABZ pide un acuerdo

Por su parte, la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) instó a las partes a acelerar la negociación para lograr un acuerdo que permita desconvocar la huelga y, así, terminar con las afecciones a los usuarios. Desde la entidad defendieron en un comunicado un servicio que sea «eficaz, de calidad y que asegure la movilidad» en la ciudad.

Desde la FABZ exigieron al alcalde, Jorge Azcón, «que de una vez actúe en este conflicto por tratarse de un servicio público esencial», más aún en la situación sanitaria actual «y cuando así lo exigió a corporaciones anteriores» en conflictos similares, cuando se encontraba en la oposición.

«Desde la FABZ proponemos que se evalúe de nuevo esta situación para que se minimice el impacto que la huelga está produciendo sobre los usuarios, tanto en la información con los horarios de huelga que se dispone, como en los tiempos de espera en las propias paradas y en las aglomeraciones que se producen en el transporte público», reclamaron.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión