Zaragoza
Suscríbete

Impuestos

María Navarro avisa del "boquetón" que va a generar la plusvalía en Zaragoza

La concejal de Hacienda exige compensar los 15 millones de caída de ingresos y los recibos pendientes de cobro. La oposición le pide que cubra el agujero con las ordenanzas fiscales.

María Navarro, en la comisión de Hacienda de este martes.
María Navarro, en una comisión de Hacienda del Ayuntamiento de Zaragoza.
Dani Marcos/Ayuntamiento de Zaragoza

El Ayuntamiento de Zaragoza sigue haciendo cuentas. Tras la decisión del Ministerio de Hacienda de aprobar un real decreto para poder volver a cobrar la plusvalía tras la sentencia del Constitucional que anuló el sistema de cálculo, la responsable de las arcas municipales, María Navarro, se ha mostrado convencida de que no será suficiente para cubrir la merma de ingresos. Es más, ha advertido de que se va a producir "un boquetón", todavía por cuantificar, en las cuentas públicas del próximo año que, en su opinión, el Estado debería cubrir.

La situación en la que queda este impuesto, el segundo en importancia en el Ayuntamiento, ha sido uno de los temas destacados en la comisión de Hacienda de este miércoles. Navarro ha detallado las distintas mermas, algunas pendientes de cuantificar. Por un lado están los 15 millones que se perderán en 2022 de recaudación (se estima que pase de unos 45 a 30).

Pero además, habrá que computar las plusvalías que no se pudieron cobrar entre el 26 de octubre y el 9 de noviembre, días en los que el sistema de cálculo permaneció anulado, así como de todas aquellas reclamaciones pendientes de resolución, que implicarán anulaciones o devolución de ingresos indebidos.

"Todo esto va a producir un ‘boquetón’ en los grandes ayuntamientos", ha declarado Navarro. La cuestión que más preocupa en el consistorio son las reclamaciones pendientes. María Navarro ha recordado que cuando llegó la coalición PP-Cs llegó al gobierno había 6.201 reclamaciones sin resolver de plusvalía, cifra que se ha en la actualidad está en 3.513.El Ayuntamiento todavía no ha contabilizado cuanto puede suponer, pero sí se sabe que las vinculadas al plan antifraude (que pretende cobrar las liquidaciones a cuota cero que se admitieron hasta el pasado mes de agosto) ascienden a 7,1 millones.

Ante esto, en línea con los planteamientos de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Navarro ha exigido un fondo que cubra la merma. "Esto es un agujero que alguien tendrá que compensar. No solo es lo que dejamos de presupuestar, sino todo lo anterior que tenemos que devolver o no cobrar", ha afirmado la concejal.

Los grupos de la oposición reclamaron que ante la caída de ingresos que se va a producir, es necesario reabrir las ordenanzas fiscales. De este modo, mediante la subida de otros tributos, se podría compensar lo que se pierde por plusvalía. "Antes de recortar servicios públicos, debemos repensar las ordenanzas fiscales para ver dónde podemos reequilibrar la merma de ingresos", ha declarado Ros Cihuelo, del PSOE. "Hay que rehacer de urgencia las ordenanzas para compensar el agujero", ha dicho Fernando Rivarés, opción que Alberto Cubero, de ZEC, vio "lógica".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión