Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

entrevista

Natalia Chueca: "En Zaragoza sobran semáforos, vamos a ver cuántos podemos quitar"

La concejal de Movilidad augura una vuelta al cole "complicada" por las huelgas del tranvía y del bus y prevé una "fuerte recuperación" de usuarios este otoño.

La edil de Movilidad y Servicios Públicos, Natalia Chueca, en el vestíbulo del Ayuntamiento de Zaragoza
La edil de Movilidad y Servicios Públicos, Natalia Chueca, en el vestíbulo del Ayuntamiento de Zaragoza
José Miguel Marco

El bus y el tranvía recrudecen la huelga en septiembre. ¿Teme una vuelta al cole difícil?

Sí, creo que se ha previsto así para que los paros tengan una mayor afección. La empresa tiene que hacer un esfuerzo mayor y los comités tienen que entender que a veces es difícil o incluso imposible ofrecer lo que piden. Van a ser un par de semanas o alguna más complicadas porque las posiciones siguen alejadas.

¿Va a tratar de mediar o influir a través de los servicios mínimos?

Para mí es superimportante minimizar las molestias a la ciudadanía. Pero el Ayuntamiento no puede entrar en las negociaciones, es una relación laboral.

¿Está volviendo la demanda de viajeros estos meses?

Hay una fuerte recuperación. Somos muy optimistas de cara al otoño porque hay un cambio sociológico: vuelven las clases presenciales, muchas empresas están reduciendo el teletrabajo… Va a crecer la movilidad de forma notable y tenemos que estar preparados para garantizar la seguridad.

¿Está garantizada?

Cumplimos con la legislación sanitaria, incluso más. Mantenemos los asientos de seguridad en la entrada y el gel hidroalcohólico. Y trabajamos en controlar aforos y la calidad del aire y los filtros.

El alcalde habló de un agujero de 16 millones de euros para este año. ¿Mantiene esa previsión?

Prevemos acabar el año un 30% por debajo respecto a 2019. Si vemos que la vuelta del verano es mejor de lo que pensábamos, podremos hacer ajustes.

Va a electrificar la flota de buses pero no va a reordenar las líneas. ¿Le queda un sabor agridulce?

No, estoy muy satisfecha. La convocatoria de ayudas del Ministerio ratifica nuestra apuesta, porque de lo contrario hoy accederíamos a cero euros. La ordenación de líneas tiene sentido hacerla cuando se licite el nuevo contrato en 2023.

¿En qué punto están los pliegos?

Se ha licitado una asistencia técnica para evaluar el futuro contrato.

¿Algún cambio en mente?

Tenemos que mejorar la frecuencia. El transporte público tiene que dar servicio a todos los barrios y facilitar, aunque sea con transbordo, que en poco tiempo es la forma más eficiente de moverse. Y tendremos que considerar el tranvía como un sistema de transporte integrado donde las conexiones se tienen que complementar.

¿Prevé crear plataformas reservadas para el bus?

De momento trabajamos en carriles bus, que han permitido ganar en fluidez. Además, Zaragoza no tiene muchas calles con tres carriles. Hipotecar uno y darle prioridad semafórica para un solo medio es complicado.

¿Qué solución prevé entonces para el eje este-oeste?

Hay que ver dónde están los flujos de demanda, que es lo que estudiará la asistencia técnica. Igual no es un eje este-oeste entre Las Fuentes y Delicias y es otra ruta.

¿Tiene prevista alguna peatonalización importante? ¿Qué opina del puente de Piedra?

Hay muchos proyectos en marcha que ganarán espacio para la movilidad peatonal, como las reformas de la calle de San Miguel o la avenida de Navarra. En cuanto al puente de Piedra, de momento no lo vamos a peatonalizar.

¿Qué balance hace de los carriles en calzada para bicis?

Han sido útiles en un momento determinado. Nos encontramos una amplia red de carriles bici pero con carencias para conectar algunos barrios. Sin apenas recursos y muy rápido hemos podido conectar toda la ciudad.

El servicio Bizi caduca en 2023 y sigue perdiendo usuarios. ¿Cuál será su futuro?

Hay que dar una solución de bici compartida y ahora tenemos tiempo para ver si con la nueva licitación es suficiente la oferta sin estaciones fijas o si, en cambio, es necesario mantener el Bizi. No tengo una idea preconcebida.

El director de la DGT cree que sobran semáforos en las grandes ciudades. ¿También en Zaragoza?

Sí, estoy totalmente de acuerdo. De hecho, he pedido al servicio de Movilidad un estudio para ver cuántos podemos quitar.

¿La nueva ordenanza de movilidad obligará al uso del casco en bicis y patinetes?

Con la nueva ordenanza queremos poner en orden toda la gestión de la movilidad en un solo documento. Nos vamos a ceñir a lo que es competencia municipal e iremos incorporando las instrucciones de la DGT.

¿Cuándo se prohibirá aparcar cualquier vehículo en las aceras?

Los servicios jurídicos están revisando el documento. A partir de ahí ira a consulta pública, previsiblemente a final de año. También tenemos que estudiar algunos criterios que marca el Ministerio, como la zona de bajas emisiones.

Ese proyecto impedirá a muchos vehículos acceder al centro. ¿Cómo se articulará?

La zona de bajas emisiones no va a ser una medida traumática, sino muy natural. Además, se hará por fases, para que la ciudadanía vaya acostumbrándose poco a poco.

Su gestión está vinculada al nuevo contrato de zona azul. ¿Cuándo se licitará?

Nuestro objetivo es que esté a mediados de 2022.

Contempla casi cuadruplicar las plazas reguladas actuales. ¿Son necesarias tantas?

Si, en otras ciudades ya han hecho este análisis. Habrá zona azul pero tendrán prioridad los residentes y se hará sin efectos traumáticos. Se ha hablado con cada una de las juntas de distrito y serán las que nos dirán si quieren o no.

La edil apuesta por unas fiestas "adaptadas a las circunstancias"

A pocos días de que el departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón anuncie si la evolución de la pandemia permite celebrar las Fiestas del Pilar de este año o, por el contrario, las suspende, la concejal de Servicios Públicos y Movilidad de Zaragoza, Natalia Chueca, apuesta por dar luz verde a una programación «adaptada a las circunstancias».

A su juicio, las fiestas «no pueden ser como las de 2019», pero sí se debería permitir su celebración, «igual que se organizan conciertos controlados o el propio festival Zaragoza Florece». «De la misma forma que ahora llevamos una mascarilla y seguimos trabajando, se puede buscar un modelo de pilares postpandemia», dice

La edil, que es responsable de la licitación del recinto ferial de Valdespartera, con capacidad para 10.000 personas, no comparte las críticas del PSOE, formación que ve riesgo en un posible efecto llamada para el Pilar. «Es un espacio al aire libre, con control de aforo, gel y mascarilla. Los parques de atracciones llevan abiertos muchos meses y no se ha suscitado un problema», defiende Chueca.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión