Zaragoza
Suscríbete

El Ayuntamiento de Luna inicia las obras en la ladera de la carretera a Biel

Los trabajos de estabilización tendrán un coste de 600.000 euros y estarán terminados en un plazo de cinco meses.

Trabajos de estabilización de la ladera de la carretera.
Trabajos de estabilización de la ladera de la carretera.
Noeli Barceló

El Ayuntamiento de Luna, en la comarca de las Cinco Villas, ha iniciado las obras de estabilización de la ladera de Abarrós sobre la carretera a Biel. Los trabajos cuentan con un presupuesto de casi 600.000 euros, destinados a la ejecución de un proyecto muy demandado por los vecinos ante los problemas de deslizamientos que se producían periódicamente y peligrosidad que implicaban para las viviendas ubicadas en la zona alta y para la propia vía.

El proyecto incluye la construcción de escolleras, colocación de mallas, una zona ajardinada y la reposición de un camino que comunica el casco urbano con las piscinas municipales. «Este camino había desaparecido con los desprendimientos y lo vamos a recuperar, porque une el pueblo con las piscinas sin tener que utilizar el arcén de la carretera. También se adecuarán otros caminos que van por la zona superior de la ladera», explica el alcalde, Luis Miguel Casajús.

La empresa Sumelzo se encarga de las obras, que cuentan con un plazo de ejecución de cinco meses. La naturaleza del suelo en esta zona, compuesta por capas superpuestas de tierra sobre roca es la que causa problemas de estabilidad al entrar en contacto con el agua. Por eso, el proyecto incluye las bajantes para la recogida.

La actuación implica el desvío por la variante de Luna del tráfico de la carretera A- 1103 que une la localidad con Biel, ya que las máquinas trabajan sobre la propia vía. La mejora del firme de esta carretera, que ya tiene prevista la DGA, se ejecutarán en cuanto la estabilización de Abarrós permita su reapertura.

El proyecto contempla dos zonas de actuación intensa en la que se han producido los desplomes. La principal es una escollera con rocas de grandes dimensiones de 70 metros que alcanzará los 8 metros de altura para asentar la zona que está más en voladizo de la cantera de Abarrós.

La segunda tendrá unos 12 metros de longitud y 5 de altura. Se combinan con muretes de hormigón de refuerzo y la colocación de un sistema de mallas geotextiles que evitarán el movimiento de materiales sueltos. Además, está prevista la plantación de especies como romeros y tomillos que se encargarán de consolidar el suelo con sus raíces.

170 metros de longitud

La actuación completa abarca 170 metros de longitud con altura de 20 metros en el punto más elevado de la ladera. El proyecto comienza bajo la pendiente donde se ubica la iglesia románica de Santiago y finaliza en la zona de la de San Gil. Ésta última será, dentro de poco, objeto de la tercera fase en su rehabilitación, que precisamente se ha dirigido a solventar los graves problemas estructurales que le ocasionaban la naturaleza del suelo de sus inmediaciones.

En esta ocasión se trata de acometer la recogida y canalización de las aguas de lluvia que vierten hacia la iglesia y reponer el pavimento interior. Se instalará una zona acristalada para dejar a la vista algunas de las tumbas antropomorfas que se han descubierto en este templo del siglo XII, explica el concejal de Cultura, Carlos Solanas. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión