Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

El Ayuntamiento de Huesca despeja el penúltimo ‘escollo’ para los derribos del antiguo Seminario

El PSOE, con apoyo de Cs y Vox, rechaza el recurso de la Plataforma en Defensa del Patrimonio. La licitación de las obras está pendiente de si el Juzgado acepta o no las medidas cautelares solicitadas por los opositores.

Imagen del 'abrazo' simbólico que celebró la Plataforma en Defensa del Patrimonio para frenar los derribos del Seminario de Huesca.
Imagen del 'abrazo' simbólico que celebró la Plataforma en Defensa del Patrimonio para frenar los derribos del Seminario de Huesca.
Pablo Segura

El Ayuntamiento de Huesca rechazó este martes –con los votos a favor del equipo de gobierno del PSOE y de Cs y Vox–, el recurso de reposición presentado por la Plataforma en Defensa del Patrimonio para tratar de frenar los derribos previstos en el antiguo Seminario. Se trata de un macroproyecto que pretende dar nuevos usos a este emblemático espacio que lleva más de 20 años cerrado con una inversión prevista de 14 millones de euros con cargo a los fondos europeos. Los grupos de PP y Con Huesca Podemos Equo se abstuvieron.

De esta forma, despeja el penúltimo ‘escollo’ antes de dar vía libre a los trabajos de demolición de varios de los edificios del conjunto. La licitación de estas obras, con un coste de 210.000 euros que financian a partes iguales el Consistorio, la Diputación Provincial de Huesca y la Universidad de Zaragoza, está ahora solo pendiente de si el Juzgado acepta o no las medidas cautelares que han solicitado los opositores junto al contencioso que han presentado. Con ello quieren impedir cualquier actuación sobre los edificios del conjunto que no tienen protección patrimonial hasta que se resuelva la demanda.

La Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón ya autorizó hace algo más de un mes los derribos proyectados en el Seminario reconociendo que en algunos lugares, el deterioro es "muy alto" y que se han apreciado varios colapsos estructurales. No obstante, también ha puesto prescripciones y exige que el proyecto de rehabilitación de lo que permanecerá en pie sea "lo más conservador posible".

De todo el conjunto se mantendrán intactas la iglesia de Santa Cruz, del siglo XI y declarada BIC; las fachadas adyacentes a las plazas General Alsina y Universidad así como las paredes del segundo patio porticado; y la zona de prevención arqueológica.

Lo que quede tras las demoliciones, se convertirá en vicerrectorado, biblioteca científica y aula magna; sede la biblioteca del Instituto de Estudios Altoaragoneses y salas para formación. Además, habrá jardines y un mirador hacia la sierra.

El Ayuntamiento ya rechazó el 2 de marzo la solicitud de la plataforma –integrada por la Asociación de Vecinos Osce Biella, la Federación de Barrios Osca XXI, el Colectivo Ciudadano de Huesca y Apudepa– para declarar Monumento de Interés Local dos patios históricos, uno del siglo XVI de origen medieval y otro del siglo XIX. Y este martes desestimó el recurso de reposición.

María Rodrigo: "Ya tiene suficiente protección"

La concejala de Urbanismo, María Rodrigo, argumentó este rechazo asegurando que las figuras de protección que ya tienen los espacios más relevantes del Seminario son "suficientes" para garantizar su preservación histórica, arqueológica y urbanística. Y recordó al respecto que el Seminario está protegido por el Plan Especial de Mejora Urbana y Rehabilitación del Casco Histórico aprobado en 1999; por la declaración de BIC de la Iglesia de la Santa Cruz; por la figura de Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés de las dos fechadas que dan a la plazas General Alsina y Universidad y del segundo patio porticado; por la zona de prevención arqueológica; y por el estudio de detalle de 2019.

También destacó que el último informe de la Dirección General de Patrimonio ya advierte de que si al realizar el estudio exhaustivo de las diferentes construcciones salen a la luz restos de valor histórico y arqueológico se deberá comunicar inmediatamente para tomar medidas.

María Eugenia Gabás, de Ciudadanos, justificó su apoyo a la decisión del PSOE afirmando que la protección de BIC es superior a la que de Monumento de Interés Local que reclaman estos colectivos. "Además, los derribos, siempre con supervisión arqueológica, son la única manera de saber si hay algo de valor allí", dijo

Antonio Laborda, de Vox, también mostró su rechazo al recurso para desbloquear el proyecto y que la plataforma tenga una "justa" repercusión sobre las medidas a tomar en el Seminario.

Gemma Allué, del PP, criticó a los socialistas por su "pésima gestión" en este asunto y les acusó de pagar una campaña publicitaria de 10.000 euros para defender el proyecto del Seminario y contrarrestar así los argumentos de la plataforma ciudadana.

Por último, Guillermo Boix, de Con Huesca, pidió "diálogo y consenso" con los opositores y reclamó al equipo de gobierno del PSOE "un viraje de 180 grados" en sus políticas de transparencia y participación ciudadana.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión