Zaragoza
Suscríbete por 1€

aragón

Proyecto Arraigo: un puente entre lo rural y lo urbano para las Cinco Villa

El Frago, Biel, Orés, Fuencalderas y Santa Eulalia de Gállego forman parte desde junio de 2020 de esta iniciativa de repoblación sostenible que busca dar vida a los pueblos con nuevos vecinos y funciona en varias provincias

Proyecto Arraigo: un puente entre lo rural y lo urbano que en el último año ha conseguido cinco nuevas familias para las Cinco Villas
Proyecto Arraigo: un puente entre lo rural y lo urbano que en el último año ha conseguido cinco nuevas familias para las Cinco Villas
DPZ

En junio del año pasado, cinco pueblos de las Cinco Villas –Biel, El Frago, Fuencalderas, Orés y Santa Eulalia de Gállego– se sumaron al Proyecto Arraigo, una iniciativa que busca hacer de puente entre las personas que quieren irse a vivir al medio rural y los municipios que buscan nuevos vecinos. Un año después, cinco familias ya se han instalado en esa zona de la provincia de Zaragoza gracias a la labor de asesoramiento, acompañamiento y acogida de un programa que también funciona en otras comunidades.

El objetivo del Proyecto Arraigo es contribuir a dar vida a los pueblos a través de una repoblación sostenible. Mediante esta iniciativa se acompaña a familias y personas con ilusión por realizar un cambio de vida al mundo rural mientras contribuyen a aportar valor al territorio. A través de visitas acompañadas a los diferentes pueblos, mostrando las posibilidades de vivienda y de empleo en la zona, o mediante una presentación de los vecinos locales, actúa como nexo entre lo urbano y lo rural.

“La palabra ‘arraigo’ es echar raíces, es permanecer en un territorio donde se generan vínculos personales, afectivos, sentimentales… es una palabra que inspira a muchos valores positivos. Desde la Diputación de Zaragoza acompañamos y apoyamos a esta iniciativa, a la que sobre todo animamos para que se consolide en muchas más localidades”, ha destacado la vicepresidenta de la Diputación de Zaragoza en la presentación del proyecto, que ha tenido lugar esta mañana en la institución provincial. “Queremos reivindicar la fuerza que tienen nuestros pueblos y sobre todo queremos entusiasmar, volver a reconectar con el medio rural sabiendo que hay muchas buenas bondades por parte de los ayuntamientos y de los vecinos locales. Este proyecto es un puente de éxito que se genera entre lo rural y lo urbano, un proyecto ilusionante y una apuesta de repoblación sostenible”, ha recalcado.

La iniciativa también está en marcha en otras provincias españolas como Soria, Palencia, Burgos o Jaén, y cuenta actualmente con un registro de más de 4.200 familias que se han interesado por vivir en un pueblo y que en total suman más de 10.000 personas inscritas en su base de datos.

Pueden formar parte de este proyecto todas aquellas personas con permiso de residencia en España y los interesados deben rellenar un formulario en la web Proyectoarraigo.es. Luego los técnicos del programa analizan los perfiles de los candidatos, contactan por teléfono con aquellos que encajen en alguno de los pueblos para ver si siguen mostrando interés y, si es así, les proponen una reunión telemática en la que también participan un representante de la localidad. La última fase es una visita in situ al municipio en cuestión.

En el caso de Biel, El Frago, Fuencalderas, Orés y Santa Eulalia de Gállego, a lo largo del último año se han seleccionado 114 familias que encajaran, de las cuales 78 siguieron mostrando interés, 25 participaron en las videollamadas a tres bandas y 18 hicieron visitas a alguna de estas localidades.

El Proyecto Arraigo en las Cinco Villas

El resultado final de todo ese proceso ha sido que cinco familias formadas por un total de 12 personas –10 adultos y dos niños– han decidido irse a vivir a El Frago (3 parejas), Biel (una pareja con dos niños) y Orés (una pareja).

El alcalde de El Frago, José Ramón Reyes, ha destacado en su intervención que decidieron incorporarse a este proyecto por “las ganas de revertir la situación de que hay en las Cinco Villas”. “Los pueblos van perdiendo densidad si no atraemos a gente nueva, y nosotros hemos tenido la gran suerte de arraigar a tres familias en nuestro pueblo, hemos logrado conjugar de alguna manera pobladores con gente que ya estábamos aquí. Recomiendo sin duda esta iniciativa porque ahora vas andando por el pueblo en invierno y ves una luz y dices: “hemos hecho algo bien por el municipio, lo hemos conseguido”, ha expresado.

Por su parte, el alcalde de Santa Eulalia de Gállego, José Antonio Casaucau, ha hecho especial hincapié en recalcar que las historias de éxito en el medio rural ayudan a romper ese “mito colectivo” de que el “éxito social, económico, profesional y personal solo puede llevarse a cabo en una ciudad”. Además ha subrayado que los pueblos que necesitan repoblarse “no pueden permitirse el lujo de de fracasar”. Por eso es necesario, ha expresado el alcalde, contar con entidades profesionales, “porque a los pueblos no puede venir a vivir cualquiera, es una realidad. La gente tiene que venir previamente seleccionada y con sus pretensiones y ambiciones analizadas”.

Cuatro de las cinco familias arraigadas han encontrado un empleo en la zona, con diferentes oportunidades: haciéndose cargo de un bar, en mantenimiento de una granja o en una industria cárnica, aprovechando las oportunidades que existen en la zona para fijar población. Además, una de ellas ha continuado con su trabajo trayendo su taller al pueblo. El empleo es una de las claves para el éxito del proceso, ya que muchos de los interesados en irse al medio rural lo condicionan a encontrar una oportunidad laboral.

El acceso a la vivienda es otro de los principales inconvenientes a la hora de fijar a esta población, pero aun así se ha conseguido crear una bolsa de casas en alquiler y un buen número de personas dispuestas a alquilar conociendo antes a los inquilinos. En cuanto a las viviendas que ocupan estas familias, dos de ellas estaban en condiciones óptimas mientras que las otras tres han precisado de algunas reformas.

Hay que tener en cuenta que el covid también ha dificultado la vida en el pueblo, aislándolo más del exterior y dificultando todo el proceso que desemboca en la llegada de nuevos vecinos, pero aun así se ha seguido actuando con cierta normalidad y se han realizado visitas de gente interesada a los pueblos.

Los protagonistas del Proyecto Arraigo

Los emprendedores representan el colectivo más interesante para arraigar en el pueblo, ya que son personas que traen su negocio y que generan actividad económica. Algunos de ellos son Vanesa y Santi, una pareja que se hicieron cargo del bar 4 Reyes de la plaza de El Frago. A pesar de las dificultades provocadas por el covid han conseguido salir adelante y ya llevan más de 10 meses trabajando en él.

Otro ejemplo son Roberto Silva y Paloma García: él necesitaba un taller para poner sus máquinas de carpintería y finalmente lo hizo en El Frago, donde les dejaron una nave en buenas condiciones para continuar con su negocio. “Como nuevos vecinos entendemos el importante papel que también tenemos para que este movimiento funcione y arraigue, para generar esa confianza y que los pueblos se vayan abriendo al mismo tiempo que hay un cambio de cultura y de mentalidad, para que sea cada vez más fácil y se vayan reduciendo los desafíos que supone traer gente nueva a los pueblos” ha expresado García. “Somos conscientes de que el entorno rural tiene muchísimo potencial y muchísimas oportunidades, y más hoy en día con todo el tema del mundo online”.

Los ayuntamientos de Biel, El Frago, Fuencalderas, Orés y Santa Eulalia de Gállego firmaron un contrato de un año de duración con el Proyecto Arraigo para definir los servicios poblacionales que se iban a prestar como el uso de la base datos de familias candidatas; el contacto con agentes clave de la zona (empresas, asociaciones, comerciantes…); la comunicación y sensibilización de la población local respecto a la importancia de una población demográficamente sostenible; especial importancia en concienciar a los propietarios con casas vacías para posibles alquileres de las mismas...

Durante este año, los técnicos del proyecto han trabajado realizando llamadas, videollamadas y visitas a la zona para recoger información sobre el terreno, además de la selección de las familias interesadas en moverse a uno de estos pueblos.

Otro de los aspectos clave ha sido la creación de un grupo de acogida en el pueblo formado por vecinos especialmente sensibilizados con la hospitalidad hacia las nuevas familias. Destaca el compromiso de los vecinos de El Frago, que han formado un grupo de acogida diverso que ha ayudado a que varias familias lo eligieran como pueblo para arraigarse. En otros pueblos se ha creado también un grupo de personas concienciadas con el proyecto que han echado una mano en momentos puntuales y se han convertidos en contactos muy valiosos para la buena marcha del proyecto

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión