Zaragoza
Suscríbete por 1€

Zaragoza

Zaragoza estrena la renovada plaza de Santa Engracia

El espacio mejora la visibilidad de la basílica y la accesibilidad peatonal tras una reforma integral que incluye un tributo a las víctimas de la covid.

Seis meses después del comienzo de las obras, la plaza de Santa Engracia ha vuelto a abrirse al público con una cara totalmente renovada. La reforma integral acometida por el Ayuntamiento con un coste de 700.000 euros ha desplazado los coches a un rincón residual, ha mejorado la accesibilidad peatonal y ha destacado la presencia de la basílica, que domina el lugar. Y además, ha dejado un hueco para la memoria, con el monumento en recuerdo a las víctimas de la covid junto al edificio de Correos.

Son los ingredientes básicos de una intervención que han presentado este miércoles el alcalde, Jorge Azcón, y la vicealcaldesa, Sara Fernández, ante la presencia de medio centenar de personas, curiosas por conocer el resultado de la reforma. “Estamos de enhorabuena por contar con una plaza central para el disfrute de vecinos y visitantes”, ha señalado el regidor, que ha recordado que uno de los principales objetivos era “poner en valor la basílica, una joya de la ciudad”.

Hay que recordar que la plaza de Santa Engracia no solo es un entorno protegido por albergar un Bien de Interés Cultural (BIC) como la basílica, catalogada por su interés monumental, sino que además es en sí misma un conjunto de interés cultural salvaguardada por el Plan General de Ordenación Urbana.

La reforma ha permitido eliminar obstáculos, creando una plataforma peatonal única de 2.600 metros cuadrados, aunque se han abierto dos accesos a la calle de Costa para vehículos desde las vías aledañas, Don Hernando de Aragón y Tomás Castellano. Esta última entrada permitirá llegar a la fachada de la iglesia para celebraciones como bodas o funerales y a la trasera Correos.

El espacio mejora la visibilidad de la basílica y la accesibilidad peatonal tras una reforma integral que incluye un tributo a las víctimas de la covid.

La gran plataforma, de granito gris para dar continuidad al paseo de la Independencia, está salpicada por pequeñas zonas ajardinadas, que suman 380 metros cuadrados, en homenaje a las antiguas huertas de Santa Engracia. Además, se han conservado los árboles existentes y se han plantado ocho más de porte menor y 200 arbustos.

Se han incorporado bandas de señalización podotáctil fresadas sobre el granito en todos los límites de la plaza y en las zonas de cruce peatonal preferente para orientar a las personas con discapacidad visual. Asimismo, se han instalado ocho bancos y se ha renovado el alumbrado con trece columnas con tecnología led. Además, una iluminación ornamental mejorará la visión de la fachada de la basílica, del monumento de Joaquín Costa y el nuevo tributo a las víctimas de la covid.

Estreno de la plaza de Santa Engracia reformada.
Memorial por las víctimas de la covid-19.
José Miguel Marco

Memorial por las víctimas

“Las víctimas del covid merecían un espacio para su recuerdo”, ha apuntado Azcón sobre el tributo instalado en una esquina de la plaza, junto a Independencia. El alcalde y la vicealcaldesa han desvelado la obra, dos zetas entrelazadas en acero inoxidable con láminas de acero corten y losetas de granito negro pulido en su parte superior.

Junto a él se puede leer la inscripción ‘La Muy Benéfica Ciudad de Zaragoza recuerda aquí a cuantas personas perdieron en ella la vida, víctimas de la letal enfermedad de la covid que afligió a sus habitantes, como a los del resto de Aragón y España, y de otras partes del mundo. En esta inscripción se perpetúa, conmovida, su memoria. Mayo 2021’.

La presidenta de la Asociación de Víctimas y Afectados por la covid en Aragón, Mar Martín, ha dado las gracias al Consistorio por “volver a poner rostro a los datos que día a día suman víctimas por la pandemia”. “Queremos que sean memoria, parte de un relato escrito por esta ciudad con palabras de cariño, honrando a los que se fueron, un relato que es vida”, ha manifestado.

Estreno de la plaza de Santa Engracia reformada.
Estreno de la plaza de Santa Engracia reformada.
José Miguel Marco

Busto de Costa

En el otro extremo de la plaza, el Ayuntamiento ha reubicado y remozado el busto de Joaquín Costa, obra del escultor de Rubielos de Mora José Gonzalvo Vives. Según han explicado fuentes municipales, la escultura presentaba un acabado gris metalizado, fruto de una actuación llevada a cabo en los años 90 en la que se protegió la superficie con una pintura, modificando el color original. “El tratamiento que se le ha realizado ahora al busto ha consistido en la eliminación de la pintura gris superficial (se encontraba deteriorada) y la limpieza, estabilización y protección del metal para impedir futuras reacciones de corrosión”, han indicado desde el Consitorio.

La decisión de restituir el color marrón óxido que originariamente presentaba, se ha apoyado en las fotografías históricas de la inauguración de 1979 en las que se veía el tono original, y en el asesoramiento técnico ofrecido por la hija del artista, Ángela Gonzalvo. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión