Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Adient plantea trasladar su planta de Calatorao a Pedrola y Alagón y deja en el aire 200 empleos

La propuesta de la empresa auxiliar de la automoción sí que incluiría a los operarios pero dejaría a personal de calidad, oficinas y logística, aunque de los 160 de plantilla y 40 temporales muchos son de Calatorao y otras localidades como Calatayud o La Almunia.

Adient (la antigua Johnson Controls) fabrica asientos para automóviles en Pedrola
Adient fabrica asientos para automóviles en Pedrola
Guillermo Mestre

Reducir costes para ganar nuevos proyectos y asegurar el futuro. Este es el objetivo de la decisión anunciada el pasado 14 de mayo por Adient, proveedor de asientos de automoción, de cerrar progresivamente su fábrica de Calatorao, que da trabajo a 160 personas, hasta 200 en los picos de producción.

La noticia de la desaparición de esta planta auxiliar, la antigua Keiper Ibérica, asentada en Calatorao desde hace décadas, ha causado un gran malestar entre la representación de los trabajadores, que teme que el cierre se lleve por delante muchos empleos. "Los trabajadores votaron el pasado sábado en asamblea ir a la huelga a partir de este domingo en el turno de la noche. Hoy estamos llamados al SAMA", manifestó Ana Sánchez, secretaria general de Industria en CC. OO. Aragón. Adient ha confirmado el cierre de Calatorao, pero sin cifrar el número de despidos, dijo.

"A todos los empleados de mano de obra directa se les ofrecerá la oportunidad de reubicación en las plantas de Alagón. Lamentamos anunciar que se prevé que este plan podría suponer un excedente en Adient Automotive de puestos de personal de mano de obra indirecta y de oficinas", reza el comunicado que la dirección de la empresa remitió al comité, en el que indica que "no es posible comunicar el número exacto de puestos que podrían ver afectados ya que estos detalles están sujetos a negociaciones con los comités de empresa".

La reducción de volúmenes a fabricar por los constructores, derivada del problema de la falta de suministros, puede estar detrás de esta decisión que Adient fundamenta en la "necesidad de optimizar las estructuras y agilizar los procesos", ya que tiene tres plantas en la provincia de Zaragoza dedicadas a la fabricación de componentes metálicos: una en Calatorao, que es la que prevé cerrar; y otras dos, una en Alagón con un gran almacén (Alagón 1) y otra en el polígono del Pradillo en Pedrola (Alagón 2), muy cercanas ambas instalaciones, en las que piensa concentrar toda la fabricación.

Adient recuerda que el traslado y condiciones de reubicación se acordarán con el comité de empresa de Calatorao a partir del 14 de junio y que no será hasta septiembre cuando se analice el excedente de puestos de mano de obra indirecta y de oficinas. La intención, en palabras de la dirección de Adient, es "minimizar el impacto", que ha sido mayúsculo al haber convocado ya la plantilla una huelga contra el cierre de su centro de trabajo, que será del todo efectivo en abril del año que viene.

Se hará progresivamente y empezará este verano. Según el comunicado de Adient, la primera fase de la reubicación se acometerá durante el cierre del verano. Afectará a varios proyectos que desarrollan para distintos modelos de PSA (Stellantis), haciéndolo coincidir con las vacaciones en la planta de Figueruelas del grupo. La planta de Alagón 2, en terminología de Adient, acogerá dichos proyectos a final de agosto con los consiguientes trabajadores que en la actualidad producen en Calatorao.

La segunda fase de la reubicación o traslado se pospondría hasta el cierre de Navidad y afectará al modelo de Renault en el que trabaja Adient Calatorao y que se trasladaría a Alagón 1. Y ya la tercera y última fase se completaría en marzo de 2022 con la reubicación en Alagón 2 de los operarios que se encargan de las piezas para otro modelo de Ford, con lo que la planta de Calatorao cerrará definitivamente un mes después. La auxiliar advierte de que "estas reubicaciones entre centros se deberán realizar de la manera más fluida posible y sin afectar a la calidad ni a la entrega a clientes".

Está por ver todavía, en función de lo que pase hoy en el SAMA, si las negociaciones sobre despidos se abordarán antes dado que habrá que analizar y actualizar las condiciones que tendrán quienes se incorporen a las fábricas de Alagón y Pedrola.

En la actualidad, los trabajadores de Adient Calatorao se rigen por el convenio provincial del metal mientras que los de Adient Alagón tienen su propio convenio y los comités de empresa son también diferentes. Aunque en principio parece que la recolocación y el mantenimiento de los puestos de mano de obra directa están garantizados, cuando las plantillas de los tres centros confluyan habrá que ver qué ocurre y cómo queda todo.

"Es un jarro de agua fría y un palo para todos los trabajadores"

El cierre de la planta de Adient en Calatorao ha caído como "un jarro de agua fría" entre la plantilla. Así lo define Pilar García, integrante del comité de empresa y trabajadora de la planta desde 1998: "Es un palo para todos los trabajadores, para los que vivimos aquí, que tenemos el trabajo en el pueblo, como para los que vienen desde La Almunia, Calatayud, Alfamén o Munébrega". En su caso, con 59 años, reconoce que está en una situación difícil, pero también valora que "es un trastorno grave para quienes tendrían que sumar más kilómetros para ir a trabajar".

Desde el Ayuntamiento de Calatorao, el martes se envió a la empresa una propuesta para mantener el centro de producción en la localidad. En el escrito, rubricado por el alcalde, David Felipe, se ofrece a la multinacional la gratuidad del alquiler de las naves municipales en las que se ubica durante dos años, una bonificación en el IBI, mejoras fiscales en el IAE y realizar inversiones en las propias instalaciones. "Es un daño económico y también social", reconocía el regidor. "No va a quedar nada, porque en las canteras quedan pocos puestos y hace poco vino el cierre de Zufrisa", recuerda García.

En el último consejo comarcal, todos los grupos, a iniciativa de PP y PAR, promovieron una moción de apoyo para respaldar a los trabajadores. La noticia es terrible para el municipio, sobre todo para sus trabajadores, y no podíamos quedarnos de brazos cruzados", reconocía el popular Joel Ruiz.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión