Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

sucesos en zaragoza

Un grito de doscientas voces que resonará siempre por Katia

Los vecinos de Las Fuentes se han concentrado este domingo junto a la fuente de las Aguadoras en repulsa por el crimen que acabó unas horas antes con la vida de Katia, la última víctima de la violencia de género.

Las Fuentes se desencajó de dolor. Y la comunidad nicaragüense. Y las mujeres. Y todos los zaragozanos. Más de doscientas personas han abarrotado este domingo la fuente de las Aguadoras para lanzar un grito unánime y rotundo contra la violencia machista. Y para hacer saber a la familia de Katia y a todas las que por desgracia están sufriendo "una terrible lacra que no deja de cobrarse vidas" que "no están solas". Sobre todo, para expresar su más firme "condena y repulsa" ante un nuevo asesinato.

La pequeña rotonda se ha teñido de color morado y alrededor de la fuente se han colocado flores y velas en recuerdo a la joven acuchillada presuntamente por su expareja. Con ella, la semana ha concluido con un "aterrador" balance de seis víctimas de violencia de género en todo el país "ante el que no se puede permanecer impasible". El acto ha sido convocado por la asociación vecinal del barrio y la Coordinadora de Organizaciones Feministas, y ha contado con la presencia de la delegada de Gobierno en Aragón, Pilar Alegría, y la directora del Instituto Aragonés de la Mujer (IAM), María Goikoetxea, entre otros.

Decenas de personas se concentrado en Las Fuentes para condenar la violencia machista

Tras un minuto de silencio, las organizadoras han pronunciado emotivos discursos en los que han defendido la importancia de "educar a las futuras generaciones en la igualdad y el respeto" y de que todos asuman su "responsabilidad" para avanzar en la desaparición de la violencia machista. Cada pocos minutos, sus palabras han sido interrumpidas por los efusivos aplausos de los presentes y por fuertes gritos de "ni una menos" y "si tocan a una nos tocan a todas".

"Ha sido una semana muy trágica y vivirlo en el barrio era lo que nos faltaba. Las instituciones tienen que tomar conciencia de lo que nos está ocurriendo a las mujeres. Estamos hartas", ha dicho visiblemente conmovida Carmen Turégano, de la Federación de Barrios. Después de la concentración, un número más reducido de vecinos, encabezados por la asociación de Nicaragua, de donde era la víctima, acudieron hasta la vivienda donde fue asesinada para improvisar allí un pequeño altar y dejar claro que "la muerte de Katia no será olvidada".

A esta protesta seguirán este lunes otras convocadas a las 10.00 por la Delegación de Gobierno, a las 12.00 por la DGA en el Pignatelli y a las 12.30 por el Ayuntamiento. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión