Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

Asesina a su pareja en Las Fuentes e intenta suicidarse saltando desde un quinto piso

El hombre, "grave pero estable" en la uci, fue detenido en octubre por otra agresión machista. Tenía una orden de alejamiento de la mujer, que fue acuchillada, de otras mujeres y su propio padre.
l

Katia fue asesinada a cuchilladas en la madrugada de este domingo, presuntamente por su expareja, Rubén C., en la vivienda en la que este último vive en la calle de Leopoldo Romeo, en el corazón del barrio de Las Fuentes. El supuesto homicida trató de quitarse la vida momentos después saltando desde el balcón del 5º C, pero una furgoneta blanca aparcada justo debajo amortiguó la caída e impidió, según fuentes sanitarias, que muriera en el momento. El varón, de nacionalidad española y que cumplirá 32 años próximamente, se encuentra hospitalizado en la uci, donde una dotación policial lo custodia ya que está arrestado.

La víctima tenía 35 años y deja huérfano de madre a su hijo de 12 años en su país natal, Nicaragua, donde su familia quiere repatriar los restos mortales. Katia y su agresor estaban en el mismo inmueble, donde vivía él, pese a que una orden de alejamiento impedía que Rubén se acercara a ella. La fallecida envió un mensaje al padre del agresor para decirle que iba ir a la vivienda, y él trató de disuadirla y le dijo que tuviera "cuidado". La Justicia había decretado con anterioridad medidas similares contra el detenido, solicitadas tanto por Katia "como por otras mujeres", según indicaron fuentes policiales. Y hasta tenía prohibido acercarse a su propio padre, al que habría propinado una paliza en el pasado. Al parecer, el hombre había incumplido estos requerimientos en repetidas ocasiones. La víctima había descartado los recursos que se le ofrecieron desde las instituciones, incluido entrar en el sistema de seguimiento integral en los casos de violencia de género (Viogen). En la última valoración policial no se decretó riesgo alto de su caso y ninguno de los dos llevaba pulsera de geolocalización.

El hombre habría agredido mortalmente a su expareja con un arma blanca, supuestamente un cuchillo de cocina de grandes dimensiones, que al parecer le clavó "varias veces". El grupo de Homicidios de la Policía Nacional se hizo cargo de las investigaciones para esclarecer los hechos y la autopsia se llevará a cabo a lo largo de hoy en el IMLA.

El triste suceso ocurrió al filo de la 1.00. Un cuarto de hora antes, una vecina del rellano llamó a la sala del 091 alertando de los gritos de auxilio que salían del domicilio. Pero cuando llegaron los agentes de la Policía Nacional se encontraron con el hombre encaramado al balcón y amenazando con saltar. Pese a tratar de mediar con él para evitar el suicidio, el detenido se arrojó. Tras rebotar en la furgoneta, el cuerpo cayó a la calzada, a muy poca distancia de una integrante del dispositivo policial.

La vecina que avisó a los agentes no fue la única en percatarse de la situación. El ocupante de la casa contigua, Kofi Ofori, escuchó "gritos y discusiones durante la tarde y la noche" y, finalmente, "más gritos y sirenas de la Policía" cuando ya estaba "descansando en la cama".

El presunto asesino lleva alrededor de tres años viviendo en el edificio y, mientras muchos de los vecinos no le ponen cara, unos pocos lo consideran "bastante arisco" y hasta "violento". Convivió durante un tiempo con otra mujer, cuyo nombre sigue figurando en el buzón, y actualmente vivía solo, aunque Katia pasaba temporadas puntuales con él. El inmueble, según varios vecinos, lo había adquirido su padre hace unos años, aunque era el hijo el que lo ocupaba "sin pagar alquiler, ya que apenas trabajaba algunos meses de vez en cuando".

No era la primera vez que la Policía había tenido que acercarse a este domicilio. En octubre del año pasado, una llamada a la sala del 091 llevó a los agentes a derribar la puerta y a poner las esposas a Rubén C. "La chica tuvo que brincar desde su casa hasta la casa de al lado porque el otro la quería matar", recordaba una vecina del bloque. Los agentes también se personaron en 2019.

Otra testigo de "las distintas riñas" que habían protagonizado "durante los últimos meses" dio fe de la agresividad de las mismas:"Los gritos eran muy fuertes y con palabras gruesas. Más o menos hacia verano ya vino la Policía y sé que anteriormente ya hubo algún otro jaleo. Pero nunca nos habríamos imaginado que podría llegar a matarla. Sabíamos poco de él, solo que de vez en cuando recibía a sus amigos en casa y se les oía de fiesta. Ella se fue de casa, pero parece ser que volvía de vez en cuando, pese a que le gritaba mucho".

Un hombre mata a su pareja en Zaragoza y trata de suicidarse

El atroz suceso alteró la paz que se vivía de madrugada en la calle de Leopoldo Romero. "A eso de medianoche empezamos a escuchar gritos, amenazas, insultos de todo tipo...", contó una vecina del edificio de enfrente. "Luego escuchamos un gran estruendo, como un choque, nos asomamos a la ventana y vimos a un hombre corpulento tendido en el asfalto". Otra residente de la zona, que cuando ocurrieron los hechos estaba "viendo el concurso de Eurovisión" con su hija, calificó el ruido como "un sonido similar a un gran portazo".

"Grave, pero estable"

Además del primer aviso de la vecina del rellano, la Policía Nacional recibió varias llamadas alertando de que un hombre pretendía lanzarse al vacío. Pese a mediar con el varón, que respondía "fuera de sí" a los funcionarios, acabó por lanzarse desde el balcón del quinto piso. El cuerpo policial había avisado a los Bomberos de Zaragoza, que acudieron con una ambulancia. Sin embargo, cuando llegaron el cuerpo ya estaba tendido en posición fetal en la calzada, con fuertes heridas en la cabeza y en el tronco.

Fuentes sanitarias indicaron este domingo que el hombre "tiene un pronóstico médico grave, aunque está estable". Es probable que sobreviva al tremendo impacto tras una caída de más de doce metros. La furgoneta blanca aparcada debajo de su balcón amortiguó el golpe y evitó que los daños físicos fuesen mayores. El vehículo y el portabultos del techo quedaron totalmente deformados. El presunto homicida se encuentra ingresado en la uci del hospital universitario Miguel Servet de la capital aragonesa y no está previsto que reciba el alta a corto plazo.

El padre del agresor alertó a Katia del peligro

La víctima y el padre del presunto agresor, que es el propietario de la vivienda en la que ocurrió el supuesto homicidio, mantuvieron una conversación a través de una aplicación de mensajería el sábado por la tarde. Ella le dijo que iba a acudir al inmueble a ver a su hijo y el progenitor le advirtió de la peligrosidad de la situación y le pidió que tuviese cuidado.

La víctima, que había denunciado con anterioridad al que había sido su pareja, había rechazado todos los recursos de protección en materia de violencia de género que se le habían ofrecido desde las instituciones. Ninguno de los dos llevaba pulsera de geolocalización que se emplea en situaciones de esta naturaleza. En la última revisión de su caso no se decretó riesgo alto, según indicaron.

Todas las instituciones mostrarán este lunes su repulsa ante el asesinato machista y guardarán un minuto de silencio frente a los respectivos edificios oficiales. El acto en la Delegación del Gobierno empezará a las 10.00, mientras que el de las Cortes de Aragón arrancará a las 11.30. El del Gobierno de Aragón será a las 12.00, y el del Ayuntamiento, que ha decretado un día de luto oficial por Katia, a las 12.30.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión