Zaragoza
Suscríbete

La búsqueda de Karim, el menor desaparecido en el Ebro, se amplía al azud de Vadorrey y la presa de Pina

Los Pontoneros, los Bomberos de la DPZ, la Unidad Verde y la de Caballería se unieron este martes a las labores de búsqueda del menor. 

El regimiento de Pontoneros se unió a la labores de búsqueda con un robot con potentes cámaras subacuáticas
El regimiento de Pontoneros se unió a la labores de búsqueda con un robot con potentes cámaras subacuáticas
TONI GALAN

ACTUALIZACIÓN | Encuentran en el río Ebro el cadáver de Karim, el menor desaparecido en Zaragoza.

El operativo de búsqueda de Karim, el menor de 13 años desaparecido el pasado sábado cuando se bañaba en el Ebro a la altura del embarcadero de la Expo, avanzó este martes varios kilómetros para fondear dos nuevos puntos considerados clave: el azud de Vadorrey y la presa de Pina de Ebro. En el primero de los enclaves arrancaron las labores del Regimiento de Pontoneros, que se desplazó al lugar a petición del grupo de Desaparecidos de la Policía Nacional.

Los efectivos emplearon un robot equipado con una cámara subacuática que permite examinar la zona, de especial complejidad para los buceadores, sin enfrentar a los trabajadores a una situación de riesgo. Este aparato de considerables dimensiones va unido por un cable de 300 metros a la base de operaciones, instalada junto a la pasarela peatonal.

Tiene una cámara multidireccional que se regula a distancia y cuatro focos capaces de iluminar el interior de las aguas aunque transcurran revueltas. Al tramo del río entre la capital aragonesa y la presa, en el término municipal de El Burgo de Ebro, se trasladó una dotación del grupo de rescate acuático de los Bomberos de la Diputación de Zaragoza. A su vez, otra unidad del mismo cuerpo recorrió a pie los caminos que lindan con las aguas.

Los militares y los trabajadores provinciales no fueron los únicos que se sumaron a la búsqueda a lo largo de la jornada. La Unidad Verde del Ayuntamiento peinó por primera vez las orillas que acotan el curso fluvial entre el barrio rural de La Cartuja y la ciudad consolidada. Y la unidad de Caballería de la Policía Local se sumó a las batidas en ambos márgenes en el tramo urbano del Ebro. Quienes también siguieron con su incesante trabajo de rastreo fueron los Bomberos de la capital aragonesa (en torno al 80% de la plantilla de guardia) y los cuerpos policiales, incluida la unidad canina, que no ha podido hallar pista alguna del paradero del chico una vez descontadas cuatro fechas de intenso trabajo.

"Los profesionales trabajan sin descanso, siempre con la esperanza de encontrar un milagro en la orilla en cualquier momento, pero la realidad muchas veces es dura y se impone"
Bomberos de la DPZ se unen al operativo en el Ebro
Bomberos de la DPZ se unen al operativo en el Ebro
Diputación de Zaragoza

También siguió el escrutinio desde el aire. El helicóptero Cóndor de la Policía Nacional sobrevoló el cauce varias veces entre el azud de Vadorrey y el pabellón Puente. "Los agentes a bordo van equipados con unas potentes lentes", explicaron fuentes de la Jefatura Superior de Policía en Aragón. Estas labores se complementaron con las de los drones de los Bomberos, que tomaron "más de 1.600 fotos entre el lunes y el martes". Las capturas están siendo revisadas por los funcionarios de las tres diputaciones y de los ayuntamientos de Zaragoza y Huesca que conforman la red de rastreadores de Aragón. Los empleados públicos las reciben en tiempo real, buscan indicios en ellas y determinan qué zonas deben ser examinadas más a fondo. Además, varios particulares se han ofrecido al Consistorio de forma desinteresada para volar sus drones en busca de una pista, un extremo al que por el momento no han recurrido las instituciones, pero que no descartan de cara a las jornadas venideras.

"Los profesionales trabajan sin descanso, siempre con la esperanza de encontrar un milagro en la orilla en cualquier momento, pero la realidad muchas veces es dura y se impone", valoró el concejal delegado de Bomberos, Alfonso Mendoza. Por su parte, el jefe de servicio de Bomberos, Eduardo Sánchez, recordó el riesgo que entraña para los buzos la inmersión en las aguas del Ebro: "El río cambia de un año para el siguiente, las riadas mueven la grava de un lado a otro, lo que lo hace muy peligroso. Por eso mismo hay que ir palmo a palmo, rastreando, marcando zonas, balizando, con equipos de seguridad y extremando las precauciones". Por este motivo hay una ambulancia apostada junto al resto de los vehículos de los servicios que participan en las operaciones.

Durante la cuarta jornada de trabajos, los buceadores no se limitaron a reconocer la zona donde se vio al niño por última vez -junto al anfiteatro de la Expo y el frente fluvial-, sino que incluso remontaron aguas arriba para "acotar la mayor zona de búsqueda posible", concretó Mendoza. El edil, en contacto con la familia, reconoció que los ánimos "están como todos podemos imaginar" y que sus allegados están "sufriendo", por lo que espera que la situación acabe "cuanto antes".

Agentes de los cuerpos policiales, Protección Civil y la Unidad Verdes examinan palmo a palmo los márgenes del Ebro
Agentes de los cuerpos policiales, Protección Civil y la Unidad Verdes examinan palmo a palmo los márgenes del Ebro
TONI GALAN

La delegada del Gobierno en Aragón, Pilar Alegría, también se acercó al embarcadero de la Expo, donde se ha instalado el centro de operaciones del dispositivo. Alegría valoró positivamente la "necesaria colaboración" entre instituciones de cara a "poner a disposición" de los funcionarios "todos los mecanismos y herramientas".

El recuerdo del camionero

El fondo del río alberga todo tipo de materiales, desde grandes troncos hasta pilastras y ferralla procedente de antiguas construcciones. Una de las hipótesis que manejan las autoridades es que el chico fuese arrastrado por la corriente y se hubiese quedado enganchado en uno de estos elementos que se han ido depositando con el paso de los años. "El año pasado, sin ir más lejos, un camionero que sufrió un percance similar no muy lejos del punto donde ha desaparecido el niño acabó apareciendo a no demasiados metros del lugar en el que se sumergió", recordaba ayer un investigador.

Tampoco se descarta que el niño fuese arrastrado aguas abajo. En los próximos días se intensificará la búsqueda más allá del puente de Santiago.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión