Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

aragón

Lambán tilda de "excusas" las nuevas condiciones de Azcón al plan de ayudas a la hostelería

El alcalde quiere controlar las bases de la convocatoria y el presidente aragonés recuerda que ya está pactada con el sector.

Carmen Herrarte (izquierda) y Carlos Pérez Anadón, en un receso de la reunión.
Carmen Herrarte y Carlos Pérez Anadón, en un receso de la reunión del pasado lunes.
Oliver Duch

El Ayuntamiento de Zaragoza va a plantear a la DGA tres nuevas condiciones para adherirse al plan autonómico de ayudas a la hostelería, que contempla que los municipios aporten 10 millones de los 50 que está previsto repartir. En concreto, el gobierno municipal PP-Cs quiere tener control sobre las bases de la convocatoria, concretar un convenio para otros sectores y que prime la calidad del aire de los establecimientos a la hora de fijar los aforos permitidos. En cambio, para el presidente de Aragón, Javier Lambán, estas exigencias no son sino «excusas» y «palos en la rueda» de un proyecto que «no admite modificación porque está negociado y adoptado».

La concejal de Economía de Zaragoza, Carmen Herrarte, planteó este jueves las nuevas exigencias. «Como socio principal que somos, tenemos cosas que aportar, no solo se trata de ponerlas», advirtió en referencia a la aportación económica que tienen que hacer las entidades locales. En concreto, el plan prevé inyectar hasta 50 millones de euros en ayudas directas a la hostelería y el turismo de la Comunidad. Se calcula que 11.000 negocios se podrían beneficiar de subvenciones que van de los 3.000 a los 200.000 euros.

Herrarte: "Como socio principal que somos, tenemos cosas que aportar, no solo se trata de ponerlas"

La DGA aportará el 60% de las ayudas (30 millones), las diputaciones un 20% (otros 10) y los consistorios, el 20% restante (10 más). El convenio se ha negociado con las diputaciones, que lo ratificarán en los próximos días, y con la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP), en representación de los ayuntamientos de la Comunidad, que podrán hacer su aportación a través del fondo de cooperación municipal.

En cambio, para las tres capitales de provincia se abre la opción de participar a través de la retención de transferencias pendientes del Gobierno de Aragón o la compensación de deudas líquidas vencidas. Y eso es «lo único negociable», según indicó Javier Lambán. «Todo el mundo ha acogido con alegría este plan menos el Ayuntamiento de Zaragoza, que no deja de poner excusas y palos en las ruedas a un plan que no admite modificación porque está negociado y adoptado». recalcó.

Precisamente este jueves, el Ayuntamiento de Huesca anunció su adhesión al plan y Lambán prevé cerrar en días el acuerdo con Teruel. En el caso de Zaragoza, la DGA y el Ayuntamiento, que ha sido muy crítico con el proyecto al considerar que «llega impuesto», se reunieron el lunes sin cerrar un acuerdo. El equipo de gobierno de Jorge Azcón pidió reducir su porcentaje de participación, línea roja para el Ejecutivo autonómico, que no atendió la solicitud. Herrarte apuntó que la capital aportaría un máximo de 4 millones de euros, que luego redujo a 3,5.

Guerra de cifras

Preguntada por esta cuestión, la edil dijo que «la cifra la tiene que marcar el Gobierno de Aragón y aún no lo han hecho ni nos han explicado cómo se van a repartir las ayudas». Por ello, una de las exigencias planteadas por Zaragoza es que pueda tener capacidad de decisión sobre las bases de la convocatoria. En este sentido, el Ejecutivo autonómico, que aprobará la orden el miércoles, ha pactado con el sector que el factor prioritario sea el porcentaje de pérdida de facturación.

Lambán: "Institucionalmente, el Ayuntamiento de Zaragoza merece el mismo respeto que el de Balconchán o el de Broto"

Lambán dejó claro que el Ayuntamiento de Zaragoza «es importantísimo» pero «institucionalmente merece el mismo respeto que el de Balconchán, el de Mora de Rubielos o el de Broto y no puede invocar ningún tipo de privilegio». Por ello, reclamó al alcalde de la capital, Jorge Azcón, que esté «a la altura de las circunstancias» y que «asuma su propia responsabilidad». Por su parte, el consejero de Hacienda, Carlos Pérez Anadón, lamentó el «paso atrás» en la negociación y confió en que «solo sea un nubarrón».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión