Zaragoza
Suscríbete

puente de la cincomarzada 

Atasco de coches para visitar Anento el día de la Cincomarzada: "Si pasa algo es imposible evacuar"

Se han llegado a registrar pequeñas retenciones en la salida de la A-23 a la altura de Lechón y los aparcamientos en la localidad estaban completos. Las aglomeraciones coinciden con la Cincomarzada, festivo en Zaragoza.  

La localidad de Anento, incluida en el grupo de los pueblos más bonitos de España, ha recibido toda una avalancha de visitantes procedentes de la ciudad de Zaragoza, que han aprovechado para visitar el municipio coincidiendo con el arranque este viernes del puente de la Cincomarzada, y con la imposibilidad de salir del límite provincial por la crisis sanitaria.  

Así, desde las 11.00 de la mañana, el aparcamiento principal estaba ya al completo y se iban derivando vehículos a la zona de estacionamiento situada en el castillo, antes de entrar al casco urbano. Además, en la salida de la A-23 a la altura de Lechón también se daban pequeñas retenciones.

La festividad en Zaragoza capital ha animado este viernes a los zaragozanos a acercarse a Anento, que desde las 11.00 ya contaba con un lleno total en el parking de la localidad.

Ya en sus calles, la afluencia de turistas era una constante y se ha originado una importante fila de espera para entrar a pedir información a la oficina de Turismo. En la carretera que cruza el pueblo, la falta de sitios para dejar los coches también ocasionaba una pequeña caravana. "La gente está preocupada porque esto así no lo aguanta nadie. Estamos encantados de recibir turismo, pero es algo que no es sostenible, ya no sabemos cómo decirlo", apunta el alcalde, Enrique Cartiel.

Ante las previsiones, reconoce que sí se han movilizado dos patrullas de la Guardia Civil, pero puntualiza que no es suficiente. "Si pasa algo y hay que evacuar, es imposible", lamenta el primer edil. De la misma forma, insiste en que "necesitamos que las instituciones, que el Gobierno de Aragón, cree una figura de protección o la fórmula que sea para que se impidan estas situaciones. La culpa no la tiene la gente que viene", subraya el regidor.

En este sentido apunta a la idea de crear unas limitaciones de aforo que ayuden a derivar o espaciar las visitas, como ya hizo hace dos semanas. Esa propuesta la lanzó con motivo del primer fin de semana de desconfinamiento de la capital aragonesa y de Calatayud. Solo durante ese sábado, más de 2.000 personas se acercaron a recorrer sus calles, el sendero del Aguallueve, su castillo y el torreón celtíbero de la ciudad.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión