Despliega el menú
Zaragoza

desescalada

Aluvión de turistas en Anento y resignación del Ayuntamiento ante la falta de ayudas

Más de 1.000 personas pasaron este sábado por la localidad, que se vio desbordada en el primer fin de semana de movilidad libre por la provincia.

La belleza de Anento y su entorno natural hace tiempo que dejaron de ser un secreto y jornadas como la de hoy lo corroboran. Según los cálculos de la oficina de Turismo de esta localidad de la Comarca Campo de Daroca, incluida en la red de los municipios más bonitos de España, más de 1.000 personas han recorrido durante este sábado sus calles, su castillo, el torreón celtíbero y el circuito del Aguallueve. "Antes de las 10.00 había una afluencia masiva. El parking se ha llenado y vaciado dos veces, que son más de 300 coches, y luego las calles de alrededor, la rambla del cementerio y los espacios cercanos, estaban saturadas de coches", relata Vega Latorre, trabajadora de este servicio.

"Estamos encantados de que la gente venga, pero tienen que saber lo que supone venir en días como estos. El viernes, por ejemplo, se podía disfrutar de Anento. Hoy había quien se sorprendía de encontrarse tanta gente", explica Latorre. En las terrazas de los dos establecimientos de hostelería los huecos libres para sentarse eran la excepción y en el local que hace de restaurante, El horno de Anento, media docena de personas esperaban pasado el medio día a ser atendidas, para pagar o coger mesa. "Lo de hoy ha sido igual que en el puente de la Inmaculada: un no parar de venir gente", explicaba Paloma de Mata, quien recuerda que después de los primeros desconfinamientos la situación fue idéntica. "A última hora de la tarde ya va quedando menos gente, pero sí que ha habido movimiento", explica Nemesio Rodríguez.

En el pequeño parque infantil que antecede a la entrada en el itinerario del Aguallueve, grupos de padres e hijos y parejas jóvenes aprovechaban para tomar algo de comer. "Entendemos que quieran comer al aire libre, pero eso significa mucha basura. Porque por mucho que quieras recoger, que la mayoría de los visitantes lo hacen muy bien, algo siempre se escapa y después está la minoría que no lo hace y eso se nota muchísimo", apuntaba Latorre. En este sentido, el alcalde, Enrique Cartiel, detallaba que "todo esto se traduce en unos gastos de limpieza enormes, que para un Ayuntamiento pequeño como el nuestro es un lastre".

Más de 1.000 personas han pasado este sábado por la localidad, que se ha visto desbordada en el primer fin de semana de movilidad libre por la provincia.
Más de 1.000 personas han pasado este sábado por la localidad, que se ha visto desbordada en el primer fin de semana de movilidad libre por la provincia.
Jorge Zorraquín

Asimismo, Cartiel volvía a reclamar, que "necesitamos la ayuda del Gobierno de Aragón y de los planes de sostenibilidad turística del Gobierno Central para que el turismo en Anento sea sostenible". "Necesitamos infraestructuras que consigan transformar las visitas en un ingreso para que el pueblo siga funcionando y también se beneficie, porque hasta ahora no es así. Solo obtenemos algo para sufragar los gastos de limpieza con los dos euros que se pagan en el aparcamiento", incidía Cartiel.

A lo largo de la ruta por el casco urbano denominada 'Rincones con encanto', el trasiego de turistas también era incesante: niños pequeños y sus padres, parejas más mayores y jóvenes desenfundaban sus móviles para llevarse una instantánea de las calles empedradas, las casas recuperadas y la panorámica desde detrás de la torre de la iglesia de San Blas. "No nos molestan los turistas –insiste Cartiel- porque el 90% son respetuosos, pero necesitamos que nos respalden, que den pie a que haya iniciativa privada que se instale aquí". A su vez, sugiera que "igual que en Ordesa hay un límite, nosotros también necesitamos una regulación".

Etiquetas
Comentarios