Despliega el menú
Zaragoza

ayuntamiento de zaragoza

PP, Cs y Vox pactan casi todas sus propuestas a las puertas de la negociación del presupuesto

El pleno avala proyectos del gobierno para 2021 como la reforma de calles o las ayudas de urgencia. El PSOE mantiene la mano tendida y logra la promesa de líneas de ayudas para los negocios

El alcalde, Jorge Azcón, con la vicealcaldesa, Sara Fernández, a su lado, conversa con la portavoz socialista, Lola Ranera.
El alcalde, Jorge Azcón, con la vicealcaldesa, Sara Fernández, a su lado, conversa con la portavoz socialista, Lola Ranera.
José Miguel Marco

Los grupos municipales en el Ayuntamiento de Zaragoza pusieron este viernes punto final al debate sobre el estado de la ciudad con una tercera jornada dedicada a la defensa y votación de las propuestas de resolución. La sesión volvió a estar marcada por los bloques ideológicos, que polarizaron los apoyos, pero aún así, hubo espacio para el acuerdo e incluso el consenso: de las 36 iniciativas planteadas, 21 fueron aprobadas, 7 de ellas por unanimidad. La coalición PP-Cs sacó adelante todos sus proyectos, y sus socios de Vox, 4 de 6. De esta forma, el gobierno encara la negociación del presupuesto, que comenzará el lunes, con un mensaje de unidad frente a las disensiones de la derecha en otras instituciones.

Los grupos tendieron la mano para lograr acuerdos con los que sacar cuanto antes a la ciudad de la actual crisis, y así se aprobaron iniciativas en materia de inversión, igualdad, captación de fondos y medio ambiente, entre otras. Por contra, decayeron quince medidas, la mayoría de la izquierda, como la puesta en marcha de una renta social municipal, la extensión de la red de carriles bici o la ampliación del parque de viviendas públicas.

"De cara a los presupuestos, les aseguro que escucharemos a todos con atención. Nos unen muchas más cosas de las que podía parecer tras ese debate agresivo que se planteó por parte de algunos grupos", declaró la portavoz del PP, María Navarro. El gobierno consiguió aprobar todas sus iniciativas gracias a la mayoría de la derecha, y en aquellas en que le falló su socio de Vox, contó con el apoyo de la oposición, como en la relativa a crear una unidad de estrategia energética o las vinculadas a la violencia de género.

De cara a las cuentas de 2021, ya disponen del aval del pleno el plan de mejora de calles que anunció el miércoles el alcalde, Jorge Azcón, o el incremento de la dotación para atender las ayudas de urgente necesidad, que contarán con 15 millones de euros. Junto al respaldo al proyecto para convertir Zaragoza en la capital de Goya y al programa de reforestación y de recogida selectiva de residuos orgánicos, PP-Cs apuntaló sus principales promesas para el próximo año.

Purificadores en los comercios

"Venimos a seguir construyendo, con talante de sumar", anunció la portavoz del PSOE, Lola Ranera. En consonancia, el principal partido de la oposición terminó apoyando 28 de las 36 propuestas de resolución. De sus 6 iniciativas, los socialistas lograron un respaldo mayoritario en 3, entre ellas, la creación de líneas de ayudas económicas para comerciantes, hosteleros y autónomos de los sectores más afectados por la crisis con las que instalar purificadores de aire y analizadores de CO2 en sus locales. Contó con la unanimidad del pleno, eso sí, una vez que el proyecto se vinculó a un "estudio previo económico para concretar el importe real presupuestario".

Peor suerte tuvieron en las filas de ZEC y Podemos-Equo, que solo lograron sacar adelante una propuesta cada uno. La apuesta por la huerta de Zaragoza y los productos de proximidad que defendió el portavoz de los comunes, Pedro Sanstisteve, concitó la unanimidad del pleno. El exalcalde, en cambio, defendió con vehemencia su abstención en un acuerdo que unió al resto de formaciones para reclamar a la DGA las deudas pendientes en un Consejo Bilateral de Capitalidad. "Ya vale de paripé, hay que ser más contundente en la defensa de la ciudad. ¡No le tenga miedo al señor Lambán!", le espetó a Azcón.

Por contra, sí obtuvo el consenso de los 31 concejales la petición de Podemos de poner freno a la proliferación de locales de apuestas estableciendo zonas saturadas y una distancia mínima por definir entre estos establecimientos y centros educativos, juveniles o culturales, entre otros. El portavoz de la formación morada, Fernando Rivarés, celebró el acuerdo y, ante al rechazo al resto de sus iniciativas, volvió a reivindicar "lo público" como garante de los derechos ciudadanos.

Violencia de género

Dos días después del 25-N, la violencia de género volvió a estar encima de la mesa. Tanto Cs como PSOE y Podemos presentaron propuestas de resolución en torno a este asunto, pero no todas corrieron la misma suerte. No obstante, sí quetuvieron un denominador común: Vox no dio su brazo a torcer y mostró una vez más su posición política al votar en contra en las tres ocasiones. Salieron adelante, con todos los votos a favor menos los de la extrema derecha, la iniciativas del PSOE de llevar a cabo una estrategia de apoyo integral a la mujer, y la de Ciudadanos, que instaba a cambiar el nombre del parque de La Azucarera por el de La Mujer. Finalmente, este rincón de la margen izquierda será rebautizado como de Las Mujeres tras una transacción de Podemos, y tendrá que pasar antes por la junta de distrito para su aprobación a petición de los socialistas.

Con su propuesta, la vicealcaldesa, Sara Fernández (Cs), espera que esta zona del Arrabal se convierta en "un estandarte de dignidad e igualdad", después de que el primer día del debate se inaugurara allí una placa en honor a las víctimas de maltrato. Por su parte, Lola Ranera consideró "fundamental" seguir "atacando esta lacra social". "No vamos a retroceder en la igualdad", defendió.

Decayó, sin embargo, la propuesta presentada por Podemos. En ella, pedía la eliminación de la oficina de violencia doméstica que entró en funcionamiento hace un par de meses precisamente a petición del partido de Abascal. En este caso, el gobierno municipal también se desmarcó de la izquierda y continuó respaldando el nuevo servicio. El portavoz de la formación morada, Fernando Rivarés, dijo que solo sirve para "desviar recursos" que, a su juicio, deberían destinarse a la atención de la violencia machista.

En cualquier caso, Vox logró aprobar 4 de sus 6 propuestas de resolución, aunque ninguna por unanimidad. El pleno, además del acuerdo sobre la Comisión Bilateral, respaldó la creación de una zona franca en Zaragoza para "aprovechar de forma óptima la situación geoestratégica del Valle del Ebro", en palabras de su portavoz, Julio Calvo; la convocatoria de las ofertas de empleo público pendientes; y la puesta en marcha de una oficina para atraer inversiones que, no obstante, contó con el voto favorable del gobierno PP-Cs tras garantizar que no podrá suponer un gasto para las arcas municipales.

Zaragoza avanza para ser capital de Goya

El grupo municipal de Ciudadanos llevó al debate el que ya se postula para ser uno de sus proyectos estrella al frente del gobierno de coalición: convertir Zaragoza en una referencia nacional e internacional sobre la figura, la época y la obra de Francisco de Goya. La propuesta de resolución salió adelante pero recibió los votos en contra de los partidos de la izquierda, que no quieren que sea La Lonja la que albergue de forma permanente la exposición del pintor de Fuendetodos.

La vicealcaldesa y portavoz de la formación naranja, Sara Fernández, defendió su proyecto y dijo que se está trabajando para buscar un nuevo emplazamiento a los artistas aragoneses que suelen exponer allí de forma itinerante. "Queremos que Zaragoza le dé a Goya el lugar que merece y que la plaza del Pilar sea el epicentro de nuestra ciudad goyesca", enfatizó.

Decae la renta básica municipal

El primer intento de crear una renta básica municipal, que impulsó ZEC, fracasó al contar con los votos en contra de los grupos de la derecha y también del Partido Socialista. La propuesta que defendió el exalcalde y portavoz de la formación, Pedro Santisteve, pasaba por establecer un mecanismo "complementario" del Ingreso Mínimo Vital (IMV) y otras ayudas que "garantice la cobertura de las necesidades básicas de los ciudadanos". Precisamente fue la mención al IMV, impulsado por el Gobierno de Pedro Sánchez, el motivo que llevó a la portavoz del PSOE, Lola Ranera, a rechazar la propuesta de resolución.

Santisteve habló de los "problemas de cobertura" de este tipo de prestaciones y de las ayudas de urgencia, mientras que la edil socialista defendió el subsidio estatal como "uno de los grandes logros" del Ejecutivo central.

Consenso para limitar los locales de juego

La capital aragonesa quiere atajar la expansión de los locales de juego y las casas de apuestas. El pleno aprobó por unanimidad una propuesta de resolución de Podemos-Equo que pedía modificar parcialmente el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para declarar Zaragoza como zona saturada y controlar los lugares donde se ubican estos establecimientos.

El portavoz de la formación morada, Fernando Rivarés, instó al gobierno municipal a "ayudar en la lucha" contra la adicción al juego y a trabajar para "frenar un problema de salud pública".

Todos los grupos apoyaron la iniciativa, que prevé la limitar la apertura de este tipo de establecimientos a una distancia mínima, aún por definir, respecto de zonas de afluencia infantil, adolescente o juvenil y de centros educativos, deportivos, sanitarios y culturales.

Una ‘app’ para reservar espacios deportivos

El Ayuntamiento de Zaragoza se digitaliza. Los grupos aprobaron por unanimidad sendas propuestas de Ciudadanos que instaban, respectivamente, a diseñar un sistema de gestión en la página web municipal para la cesión de espacios de la red de centros cívicos y a permitir la reserva y el pago de espacios deportivos municipales a través de internet o de una aplicación móvil. No obstante, el gobierno se comprometió, tras aceptar una transacción del PSOE, a mantener también los sistemas tradicionales.

Tal y como explicó por parte de Cs su portavoz, Sara Fernández, el objetivo de estas propuestas es "mejorar la accesibilidad", "facilitar la llegada de nuevos usuarios" y proporcionar un mayor alcance a los equipamientos municipales. Además, se quiere potenciar el método telématico para tratar de reducir los contagios de coronavirus.

Etiquetas
Comentarios