Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

El Ayuntamiento de Zaragoza acumula en los diez primeros meses del año una caída de la inversión del 23%

PP-Cs achaca el bajón al cambio de las prioridades por la pandemia y a la necesidad de elevar el gasto social. La avenida de Cataluña, el pabellón de Miralbueno o el centro de visitantes siguen a la espera.

Tenor Fleta, la avenida de Cataluña y el entorno de Boggiero.
Tenor Fleta, la avenida de Cataluña y el entorno de Boggiero.
Mestre/Duch/Galán

El Ayuntamiento de Zaragoza encara el cierre del ejercicio presupuestario con las cifras de inversión bajo mínimos. Con solo 20,1 millones desembolsados, el gobierno PP-Cs no ha podido mejorar las bajas cuantías que se destinaron para nuevas obras durante la etapa de gestión de ZEC. Es más, algunas partidas destacadas se han visto afectadas por las modificaciones presupuestarias que se han acordado a lo largo del año para hacer frente a los nuevos gastos que ha causado la pandemia. Según la concejal de Hacienda, María Navarro, hay una causa fundamental: la covid ha modificado las prioridades y obligado a destinar más fondos para gasto social en detrimento de las infraestructuras.

El borrador de las cuentas de 2020 no estuvo marcado por la inversión. De los 52,5 millones de euros que recogían los servicios de contabilidad del Ayuntamiento en la documentación oficial, cuando acabó octubre solo se había ejecutado el 38%, por lo que el 62% de las previsiones estaban sin gastar (ese porcentaje, matizó Navarro, cambiará cuando el presupuesto incorpore en la comisión que se celebrará este martes las modificaciones acordadas a lo largo del año). En cualquier caso, cuando concluyó octubre se habían gastado 20,1 millones, un retroceso del 23%, respecto a 2019, cuando a estas alturas del ejercicio la ejecución alcanzaba los 26,1. Los datos afectan especialmente a las inversiones reales, con un gasto de 14,3 millones, 9,4 menos (casi un 40% de desplome).

En cualquier caso, habrá proyectos que no arrancarán este año. Es el caso de la segunda fase de la avenida de Cataluña, que se vio afectada por una modificación presupuestaria el pasado junio. En ese momento se retiraron 380.000 euros de la partida de 400.000 con la que contaba esta infraestructura, a la espera de que el gobierno PP-Cs decida si acomete estos trabajos el próximo año (existe un plurianual de cuatro millones de euros).

En aquella modificación se retiraron 900.000 euros de la operación asfalto (luego se invirtieron a través de la contrata de mantenimiento 1,8 millones). Se eliminaron inversiones en parques (601.531 euros), obras de renovación viaria (700.000), trabajos de renovación de la red de aguas (600.000) o la reparación del puente de Cogullada (150.000).

Avenida de Cataluña: 400.000 €
Estado de la avenida de Cataluña, en Zaragoza.
*

Es una reivindicación histórica del barrio de La Jota y ha resultado postergada durante los últimos años. Estaba previsto que se adjudicaran los trabajos este mismo año, pero finalmente la mayor parte de la partida fue retirada en la modificación presupuestaria para dotar los microcréditos.

El proyecto de Echeandía y Boggiero: 288.946 €
Solares del entorno de las calles de Echeandía y Boggiero, pendientes del plan urbanístico.
*

Este proyecto prevé la recuperación del gran solar ubicado entre las calles de Echeandía y Boggiero, en el barrio de San Pablo. El plan, que incluye 30 viviendas, una pequeña plaza y un equipamiento, contaba con 288.946 euros para este año pero la partida sigue sin tocar.

Tenor Fleta: 1.827.306 €
Final de la avenida de Tenor Fleta.
*

Todavía no se ha ejecutado ni un solo euro de la partida de 1.827.306 euros prevista para prolongar la avenida. Pero los trabajos ya han sido adjudicados a la empresa MLN y está previsto que comiencen en las próximas semanas.  El grueso de la inversión quedará para el próximo año.

Ni un solo euro

Un repaso al estado de algunas partidas de inversiones que han seguido vivas a lo largo del ejercicio revela casos en los que no se ha gastado ni un solo euro. Así ocurre con la prolongación de Tenor Fleta, que cuenta con 1,8 millones en el presupuesto. La obra ya está adjudicada y, a la espera de que comiencen los trabajos, el grueso de la ejecución se va a tener que trasladar a 2021.

Hay más partidas que siguen a cero. Por ejemplo, no se ha gastado nada de los fondos previstos para el centro de visitantes de la plaza del Pilar (250.000 euros), ni el proyecto de adecuación del pabellón de Miralbueno (125.000 euros). También permanece a la espera el plan de Echeandía y Boggiero, que contaba con 288.946 euros este año. Gran parte de los problemas de ejecución de las inversiones están vinculados a las partidas del convenio de obras en los barrios rurales, que tienen 2,6 millones pendientes.

Los porcentajes de ejecución mejorarán, según explicó María Navarro, que insistió en la que la covid ha obligado a dotar el plan de microcréditos para sectores afectados por la crisis (10 millones) o para inyectar fondos a las partidas de gasto social y transporte (11,5 millones).

Royo (PSOE) dice que "hay un abandono general de la ciudad"

El concejal socialista Horacio Royo lamentó este domingo las escasas cifras de inversión que arrastra el Ayuntamiento de Zaragoza y consideró que responden a "la falta de capacidad" del gobierno PP-Cs. "Los niveles de inversión son históricamente bajos en un momento en el que la situación económica requiere obras por la pandemia. Las cifras están muy por debajo de lo que la quinta ciudad de España merece", explicó el edil.

En su opinión, hay casos "sangrantes", como el de la avenida de Cataluña, dado que el gobierno socialista PSOE, que terminó en 2015, "dejó el anteproyecto hecho". También recordó proyectos que los socialistas llevan reivindicando durante años y que ni siquiera aparecieron en las cuentas, como los grupos sindicales.

"Hay un abandono general de la ciudad, salvo los destellos inversores en Santa Engracia y Salamero", declaró el concejal, que criticó que el actual gobierno no haya podido elevar las magras cifras inversoras de la etapa de ZEC.

En su opinión, "hay un problema de incapacidad", dado que el presupuesto en sí "ya era bajo", con unos capítulos inversores que sumaban los 52 millones de euros. En este sentido destacó que los porcentajes de ejecución deberían haber sido más altos.

Etiquetas
Comentarios