Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

El Adif da el primer paso para trasladar las dependencias del Portillo a la estación de Delicias

Prepara el acondicionamiento del bloque de oficinas situado junto al hotel de la intermodal.

Las oficinas ocuparán un tercio de la fachada norte, con vistas a Ranillas.
Las oficinas ocuparán un tercio de la fachada norte, con vistas a Ranillas.
Guillermo Mestre

El ente público Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha dado el primer paso para trasladar las dependencias que aún permanecen en la antigua estación del Portillo a la de Delicias, algo imprescindible para poder acometer la transformación urbanística del entorno del Caixaforum. Con este fin, adjudicará a la consultora de ingeniería Idom la redacción del proyecto de ejecución del núcleo de comunicaciones del bloque de oficinas, que ocupa un tercio de la fachada norte del complejo de la intermodal.

Diez años después de que el mismo Adif encargara un estudio para adaptar el área de oficinas que ocupa el vestíbulo de llegadas con el mismo fin, y que sigue vacía, ahora pretende acondicionar la otra vasta zona de la estación que también está a la espera de usos 16 años después del estreno de este macrocomplejo que costó más de 237 millones de euros. Eso sí, desde el ente público no dan una fecha, ni siquiera aproximada, para esta intervención.

Escaleras solo hasta la segunda planta

El proyecto a redactar pretende dar continuidad al núcleo de comunicaciones de las oficinas orientadas al meandro de Ranillas. Por increíble que parezca, las contratistas solo construyeron las escaleras en la primera y segunda planta y ahora habrá que hacerlas para llegar hasta la cuarta con el fin de que se puedan alquilar. Como indica el pliego de condiciones, es necesario prolongar la escalera principal «para que, desde un vestíbulo común en la planta baja, se pueda acceder a cada una de ellas». Lo que no será un problema son los ascensores y la escalera de emergencias, que sí se ejecutaron en su momento.

El bloque de oficinas tiene terminaciones "en bruto" desde que se entregó la estación intermodal, de modo que se debe acometer la obra civil necesaria para dotar de acabados a los muros de hormigón y ladrillo, además de todas las instalaciones necesarias. Esto requerirá un desembolso millonario, aún por cuantificar en el correspondiente proyecto. Lo único seguro es que la ingeniería Idom entregará el primer proyecto, el del núcleo de comunicaciones, tres meses después de que el Adif resuelva el concurso que inició en primavera.

De forma paralela, la sociedad pública Zaragoza Alta Velocidad (ZAV), participada al 50% por el Estado y el porcentaje restante a partes iguales por la DGA y el Ayuntamiento de Zaragoza, está trabajando en el proyecto del traslado de las dependencias del Portillo. Su factura es muchísimo más elevada y se valoró en su día en más de ocho millones de euros, dado que supone llevarse el centro de mando desde el que se controlan todas las líneas del tren convencional de Aragón.

En la vieja estación aún trabajan decenas de ferroviarios y están las centrales sindicales, por lo que se les deberá buscar también acomodo en ese bloque de oficinas por acondicionar en la intermodal. Al mismo tiempo, el Adif está redactando los proyectos para arreglar la gigantesca cubierta, las fachadas y la red de saneamiento para evitar que se sigan reproduciendo las goteras e inundaciones cada vez que llueve de forma intensa en la capital.

Vacíos un tercio de los locales de la intermodal

Un tercio de los locales comerciales de la estación de Delicias permanecen vacíos pese a la demanda generada por los dos nuevos operadores ferroviarios que competirán con Renfe por la alta velocidad de bajo coste en la línea Madrid-Barcelona. Fuentes oficiales del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) indicaron que 15 de los establecimientos están alquilados y otros siete siguen a la espera de encontrar un arrendatario. Los planes del ente público, titular del macrocomplejo ferroviario, pasaban por convocar dos licitaciones para tres locales, pero el estado de alarma llevó a suspender el procedimiento. "Se retomará el próximo año", indicaron.

El Adif pretende dedicar otro de los espacios vacíos en el vestíbulo de salidas al arrendamiento de bicicletas, pero lo convocará con un concurso específico. En este caso, la intención es que un operador habilite un punto de atención a clientes con el fin de impulsar el transporte sostenible, tal y como pretende el Ministerio.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión