Despliega el menú
Zaragoza

fiestas del pilar

Flores en los balcones, la Ofrenda alternativa que estudia el Ayuntamiento

La propuesta busca canalizar el fervor popular y ayudar a los floristas, que ven en riesgo su negocio.

Jardineros trabajando en la confección del tradicional manto de flores de la Virgen en la plaza del Pilar de Zaragoza.

La cancelación de la Ofrenda de Flores por primera vez en sus 62 años de historia como consecuencia de la pandemia de coronavirus no solo supone un duro golpe para los cientos de miles de fieles que cada edición entregan su ramo a la Virgen, también es «la puntilla» para los negocios floristas de la capital aragonesa. Por ello, y en el más que probable supuesto de que no se pueda celebrar el acto central de las Fiestas del Pilar ante la propagación del virus, el Ayuntamiento estudia fórmulas alternativas, como la versión ‘online’ para la que ya se está desarrollando un portal web, o incluso impulsar una campaña para que los ciudadanos engalanen sus balcones el 12 de octubre.

Esta última propuesta serviría para «canalizar la expresión popular» en un día tan señalado en Zaragoza a la par que se apoya al sector florista, según explican desde el área de Cultura, donde eso sí, aseguran que todavía se le está dando forma a la idea. Esta semana, tanto el alcalde, Jorge Azcón, como la vicealcaldesa, Sara Fernández, coincidieron en señalar que con la situación actual de crisis sanitaria es inviable la Ofrenda, no solo tal y como se la conoce, ni tan siquiera la versión reducida y simbólica que había preparado el Consistorio.

Habrá que esperar a la evolución de la pandemia, dicen desde el gobierno PP-Cs, aunque sin embargo no ven razones para el optimismo. Mientras, los floristas ven cómo sus negocios agonizan, e incluso más de uno ha echado el cierre definitivo, como explica Rubén Cebollero, presidente de la asociación aragonesa. «Esto es la puntilla. No hay bodas, ni comuniones, ahora tampoco habrá Ofrenda y seguramente tampoco Todos los Santos», lamenta.

"Esto es la puntilla. No hay bodas, ni comuniones, ahora tampoco habrá Ofrenda y seguramente tampoco Todos los Santos"

Cebollero explica que el sector está analizando con el Consistorio posibles alternativas que den un respiro a sus negocios, como la fórmula de decorar con flores los balcones de la ciudad, o que los ciudadanos se vistan en casa y suban sus fotos –con ramo incluido– a la web que preparan estos días en Cultura para el 12 de octubre.

Etiquetas
Comentarios