Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La plaza Salamero se despide de sus olivos

Los once árboles de la céntrica plaza zaragozana se retiran bajo un estricto protocolo de trasplante en el trascurso de las obras para reforzar la estructura del aparcamiento subterráneo. Los árboles no podrán ser devueltos a espacios de la ciudad hasta dentro de dos años.

Más desierta que nunca. Así comienza a lucir desde este miércoles la céntrica plaza de Miguel Salamero en el centro de Zaragoza, donde han comenzado a ser a trasplantados este miércoles los once olivos que acogía. 

Los árboles que tenían "viabilidad" empiezan a trasladarse este miércoles a un vivero de la ciudad, según el protocolo que marcan las Normas de Jardinería y Paisajismo de grandes ejemplares.

Las tareas de trasplante se han dividido en tres fases esta semana, con la poda y preparación de los ejemplares durante el lunes y martes, el traslado de los olivos, que se prevé realizar entre este miércoles y jueves, y el trasplante de los árboles el viernes en un vivero.

El consejero de Urbanismo y Equipamientos del Ayuntamiento de Zaragoza, Víctor Serrano, ha visitado hoy los trabajos, que se han llevado a cabo siguiendo el informe del área municipal de Parques y Jardines para salvar el máximo de ejemplares posibles.

Ello después de que a finales de enero se derrumbara parte del techo del aparcamiento ubicado en esta plaza, el inicio de las obras de emergencia para aligerar el peso sobre el mismo y la necesidad de retirar los árboles de la superficie para evitar peligros.

Este miércoles ha comenzado el traslado a un vivero de los 11 olivos que se encuentran en la plaza de Salamero de Zaragoza ante las obras de urgencia que se están acometiendo en esta zona por el peligro de derrumbe del techo del aparcamiento que se ubica justo debajo.

Según ha recordado Serrano, el análisis concluyó que eran once los ejemplares susceptibles de ser trasplantados y con valor paisajístico y que había que esperar hasta el momento oportuno, que era la segunda mitad de agosto.

Los operarios han preparado los ejemplares para su traslado, cuyo destino será Viveros Jara para su preparación, ya que requiere de mano de obra y medios especializados, y donde permanecerán como mínimo un año, hasta que se garantice su viabilidad, y entonces se pueda optar por mantenerlos allí hasta su plantación (otro año mínimo) o ser nuevamente trasladados, en esta ocasión a viveros municipales para su mantenimiento.

Los olivos no podrán ser devueltos a espacios de la ciudad hasta dentro de dos años, el tiempo mínimo que estiman los técnicos que debe pasar desde su retirada en la plaza hasta su plantación en un lugar definitivo, informa el Ayuntamiento de Zaragoza en un comunicado.

Las obras de emergencia en la plaza concluyen con la retirada de los árboles y ahora se podrá cerrar "un plan de ensayos" con el objetivo de que continúen y se acaben las labores de inspección y auscultación de la estructura, para determinar su estado y los condicionantes para su futuro diseño.

Una vez conocida la realidad de la estructura y posibles soluciones, comenzará la preparación del anteproyecto para reformar la plaza, cuyo proceso se quiere aprovechar para revitalizar esta céntrica zona y adecuar su diseño a las demandas de movilidad, arquitectura y urbanismo acorde con una ciudad del siglo XXI.

Tal y como estaba previsto en el cronograma de trabajo de las obras de la plaza de Miguel Salamero, este miércoles ha comenzado el trasplante de esos 11 olivos desde su ubicación actual hasta el vivero. Unos trabajos que en todo momento han estado supervisados por el Servicio de Parques y Jardines que fueron los que determinaron en un informe que la supervivencia de estos árboles en concreto era pertinente “por las características propias de la especie tanto por su porte y como por su estado sanitario”.

Los olivos no podrán ser devueltos a espacios de la ciudad hasta dentro de dos años
Los olivos no podrán ser devueltos a espacios de la ciudad hasta dentro de dos años
Ayuntamiento de Zaragoza

Siguiente paso en la plaza

Con la retirada de los árboles y el aligeramiento del peso de la plaza se finaliza esta primera fase de la actuación de emergencia ante el puntual riesgo de derrumbe detectado.

Ahora se podrá cerrar un plan de ensayos con el objetivo de que continúen y se acaben las labores de inspección y auscultación de la estructura, para determinar su estado y los condicionantes para su futuro diseño.

Una vez conocida la realidad de la estructura y posibles soluciones, comenzará la preparación del anteproyecto para reformar la plaza de Miguel de Salamero, cuyo proceso se quiere aprovechar para revitalizar esta céntrica zona y adecuar su diseño a las demandas de movilidad, arquitectura y urbanismo que se exigen en un modelo de ciudad del siglo XXI.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión