Despliega el menú
Zaragoza

Muere un vecino de La Muela al estrellarse con su ultraligero en el aeródromo de Villanueva

El fallecido, de 75 años, era un experto piloto y mantenía la aeronave, que era de su propiedad, en buenas condiciones.

Un vecino de La Muela, de 75 años e identificado como J. I. G. D. B., murió este jueves al estrellarse en el areódromo de Villanueva de Gállego con el autogiro ultraligero con el que acababa de despegar para hacer un vuelo deportivo. El accidente se produjo pocos mimutos antes de las 10.30 en las propias instalaciones del club de vuelo, ya que no llegó a superar el perímetro del aeródromo y cayó al final de la pista de despegue.

El piloto era el único ocupante del ultraligero (ULM) y falleció en el acto. Cuando se produjo el accidente el aparato ya había cogido altura y, por motivos que por ahora se desconocen, se desplomó. Hasta el lugar se desplazaron agentes de la policía judicial de la Guardia Civil y de los llamados equipos Pegaso (Policía Especialista en Gestión Aeronáutica y de Seguridad Operacional), encargados del control del espacio aéreo, que iniciaron las primeras investigaciones.

Fuentes cercanas al caso explicaron que J. I. G. D. B. era un piloto con mucha experiencia, el autogiro era de su propiedad y lo mantenía de forma periódica y minuciosa. Tenía toda la documentación en regla, tanto personal como de la aeronave, y volaba de forma habitual. Insistieron en que el aparato había sido revisado recientemente y la víctima lo conservaba en buenas condiciones. Añadieron, no obstante, que será la investigación la que aclare si se ha tratado de un accidente provocado por un fallo mecánico o un error humano y que era prematuro hablar de las causas.

El cadáver del piloto fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Aragón, donde se le practicará la autopsia y se determinará si pudo sufrir algún problema de salud que derivara en la pérdida del control del autogiro.

El director de la Escuela de Vuelo del Club de Villanueva de Gállego y jefe de vuelos, Antonio Ruata, evitó hacer valoraciones del siniestro, aunque lamentó profundamente la trágica muerte de J. I. G. D., de quien dijo que era una persona "experimentada" en el vuelo, "consciente" y "cabal".

Tras el accidente, la Guardia Civil cerró el aeródromo, situación que mantendrá hasta que este viernes, día 10 de julio, acudan los técnicos de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil, organismo oficial encargado de indagar las causas de los siniestros aéreos que se producen en España.

El Club de Vuelo ULM de Villanueva de Gállego nació en 1991 para favorecer y difundir la practica aérea en ultraligeros. A su escuela acuden alumnos de todas las edades, desde veinte a más de setenta, como era el caso de J. I. G. D. El vecino de La Muela estaba casado y tenía un hijo.

Etiquetas
Comentarios