Despliega el menú
Zaragoza

ayuntamiento de zaragoza 

El Ayuntamiento de Zaragoza inyectará    10 millones de euros en microcréditos para autónomos y pequeñas empresas

El gobierno PP-Cs calcula que podrían repartirse unas 1.000 o 1.200 ayudas de entre 5.000 y 10.000 euros. 

La concejal de Hacienda, María Navarro, y la edil de Economía, Carmen Herrarte, en la rueda de prensa de este miércoles.
La concejal de Hacienda, María Navarro, y la edil de Economía, Carmen Herrarte, en la rueda de prensa de este miércoles.
Daniel Marcos / Ayto.

Las medidas del acuerdo por el futuro de la ciudad comienzan ya a materializarse. El Ayuntamiento de Zaragoza invertirá 10 millones de euros en la concesión de microcréditos a autónomos y pequeñas empresas, que podrán oscilar entre los 5.000 y 10.000 euros. Con esto se espera inyectar liquidez a los negocios, comercios, establecimientos hosteleros y del sector de la cultura, entre otros, que se vieron obligados a parar o frenar su actividad por la pandemia del coronavirus y a los que les está afectando especialmente la crisis económica. Si los plazos se cumplen como se han establecido, el gobierno PP-Cs espera que en el mes de septiembre se puedan comenzar a recibir estas ayudas, que calculan que podrían llegar a unos 1.000 o 1.200 beneficiarios. 

Así lo han anunciado este miércoles las responsables de las áreas de Hacienda y Economía, María Navarro y Carmen Herrarte, que han señalado que Zaragoza se convertirá en la primera gran ciudad del país en impulsar una medida de estas características, que cumple con la que ha sido durante los últimos meses una de las grandes demandas del sector. Para llevarla a cabo, tal y como ha explicado Navarro, se utilizará el dinero del presupuesto de 2020 que a causa de la covid-19 no se va a poder ejecutar. "Lo destinamos íntegramente para paliar las necesidades de este sector que tanto nos lo ha demandado", ha indicado la edil. 

Las bases de estas ayudas serán aprobadas en los próximos días por el Gobierno de la ciudad y las empresas podrán presentar sus solicitudes antes de que finalice el mes de julio. Será entonces cuando se expliquen en mayor profundidad las bases de la convocatoria, aunque este miércoles ya se han adelantado algunos de los requisitos. Podrán recibir los microcréditos todos los autónomos y pequeñas empresas de menos de diez trabajadores que se hayan visto obligados a cesar su actividad durante el estado de alarma o que, pese a seguir trabajando, hayan sufrido una caída de ingresos superior al 50% respecto al mismo periodo del año pasado. Las ayudas oscilarán entre 5.000 y 10.000 euros, con una carencia de 6 meses, al 0% de interés y con un periodo de amortización de hasta 5 años en función de la cuantía. 

Además, se pretende agilizar su tramitación, por lo que los solicitantes solo tendrán que firmar una declaración responsable. "Las empresas nos han pedido siempre liquidez y agilidad", ha dicho Herrarte, que ha apuntado que el 70% del empleo de la capital aragonesa lo generan negocios familiares. "Esperamos que a lo largo del mes de septiembre estos 10 millones puedan estar ya en los bolsillos de nuestros autónomos y empresarios", ha enfatizado. Asimismo, los microcréditos serán compatibles con otras ayudas y podrán destinarse a sufragar inversiones o a pagar gasto corriente, como los salarios de los trabajadores o el alquiler. 

Los comerciantes, a favor 

Desde la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de Zaragoza (ECOS) se han mostrado a favor de la puesta en marcha de la iniciativa. "Es una oferta complementaria que al ser de poca cuantía puede venir bien para necesidades puntuales de tesorería", ha asegurado el presidente de la entidad, José Antonio Pueyo. Además, ha apuntado que la mayor parte de la hostelería y el comercio de proximidad cumplen con los requisitos para recibir las ayudas.

Pese a estar conforme con los microcréditos, Pueyo también recordó la necesidad de impulsar ayudas directas, ya que "los créditos hay que devolverlos", aunque en este caso apuntó al Gobierno central. "La imposición de cerrar los establecimientos impidió que pudiésemos vender productos y por tanto hemos sido colaboradores necesarios en la no propagación de la pandemia –ha puntualizado–. Merecemos ser indemnizados". 

Etiquetas
Comentarios