Despliega el menú
Zaragoza

Coronavirus en Aragón

Vuelven los mercadillos de San Bruno y San Francisco… pero no el rastro

Los vendedores del parquin sur de la Expo prefieren reabrir cuando haya menos restricciones.

Primer día de apertura de mercadillo agroecológico.
La Muestra Agroecológica reabrió el pasado sábado con medidas especiales de seguridad.
Guillermo Mestre

Los mercadillos ambulantes de las plazas de San Bruno y San Francisco volverán a montar sus puestos este fin de semana tras dos meses en la estacada por la crisis sanitaria del coronavirus. Lo harán con menos vendedores de los habituales por las restricciones del estado de alarma, en concreto, con el 25% de las licencias. En cambio, el rastro de la La Almozara seguirá confinado, ya que los comerciantes prefieren esperar a la siguiente fase de la desescalada.

El mercadillo de San Bruno, que cuenta con 71 licencias, aunque habitualmente se instalan unos 62 puestos, reabrirá este domingo con 16, es decir, el 25% que como máximo permiten las autoridades sanitarias en esta fase de la desescalada. “Propusimos a la asociación de vendedores si querían hacer un sorteo, pero han preferido la fórmula de pares e impares. Este fin de semana comienzan los impares”, ha detallado este viernes Javier Puy, coordinador del área de Economía del Ayuntamiento de Zaragoza.

Idéntica solución se ha aplicado en el mercadillo de la plaza de San Francisco, donde se montarán 13 de los 50 puestos habituales. Al haber más solicitudes de las permitidas, este domingo comenzarán los impares.

En cambio, la Muestra Agroecológica, que ya se estrenó el pasado sábado con 15 puestos, el 25% permitido, vuelve mañana con cuatro vendedores más, ya que se ha ampliado el recinto hasta los 2.297 metros cuadrados. “En este momento estaríamos en disposición de abrir al 100%, ya que al estar en la plaza del Pilar, podemos ampliar el espacio”, ha explicado la concejal Carmen Herrarte.

El sábado pasado, la Muestra reabrió tras dos meses de inactividad en los que no faltaron las críticas al Consistorio, ya que los vendedores consideran que al ofrecer productos de alimentación, podían haber permanecido operativos. En cualquier caso, el primer día de montaje tras la pandemia logró un “éxito de público”, según Herrarte, al recibir a más de 1.100 compradores.

En todo momento, los voluntarios de Zaragoza controlaron el aforo en el recinto vallado que se ha establecido para guardar las distancias de seguridad -que aquel día fue de 150 personas y mañana será de 318-, y se ofrecieron geles, mascarillas y guantes.

A la espera del rastro

Mientras tanto, los vendedores del mercado ambulante de La Almozara siguen sin dar el paso para retomar la actividad. “Nos piden retrasar la apertura hasta que puedan volver con más puestos y flexibilizar las medidas de seguridad. Seguiremos esperando y cuando pasemos de fase volveremos a hablar con ellos”, ha comentado Puy.

En este sentido, Carmen Herrarte ha señalado que se valora la posibilidad, al igual que se va a hacer con la Muestra Agroecológica, de ampliar el recinto habitual para dar cabida al mayor número de puestos posible. Desde la junta de vendedores, su portavoz, Esther Jiménez, ve opciones de reabrir el próximo 31 de mayo. “Con el 50% de los puestos posiblemente abriríamos”, apunta. “Aunque muchos solo quieren con el 100%, llevamos demasiado tiempo sin vender, vivimos de esto”, argumenta.

Etiquetas
Comentarios