Despliega el menú
Zaragoza

barrios de zaragoza

Movera se convierte en una fábrica de mascarillas ‘XS’ para los más pequeños

Varios voluntarios del barrio de Zaragoza están elaborando cubrebocas de distintos tamaños que se reparten entre los niños para que salgan a la calle protegidos.

Mascarillas para niños en Movera.
Mascarillas para niños en Movera.
Heraldo.es

Las medidas para aliviar el confinamiento, como los paseos o las salidas para hacer deporte, hacen que, inevitablemente, haya más gente en las calles. Las autoridades sanitarias recuerdan que es necesario mantener las distancias de seguridad -entre 1,5 y 2 metros- y, aunque no es obligatorio, se recomienda el uso de mascarillas para evitar la propagación del virus.

Una recomendación que, desde el principio, en el barrio rural de Movera en Zaragoza se han tomado muy en serio. Tan solo un par de días después de decretarse el confinamiento, un grupo de vecinos comenzó a fabricar mascarillas para los ciudadanos de la capital aragonesa. “Primero se llevaron a diferentes puntos de Zaragoza y después se fueron repartiendo a gente del barrio para que nadie se quedase sin mascarilla”, explica Esperanza Calvano, alcaldesa de Movera.

Fue a raíz de la noticia de que los menores de 14 años podrían empezar a dar paseos cuando la producción de mascarillas de adultos pasó a ser de la talla ‘XS’. “Creíamos que era importante. Si los padres llevan mascarillas, los niños también” comenta Isabel Ferreruela, catequista y una de las representantes de la Parroquia de Nuestra Señora de Movera. La iglesia, la Junta Vecinal y uno de los colectivos vecinales del barrio son quienes han impulsado esta iniciativa, aunque en ella participan muchos otros residentes.

Las mascarillas que están elaborando son de doble tela y entre esas dos capas han introducido un trozo de TNT para aumentar la protección. Además, vienen con instrucciones para que los que las lleven hagan un uso correcto. Se recomienda lavarlas antes de colocarlas por primera vez, cambiar el filtro de TNT si este comienza a deteriorarse, lavarla tras cada uso y esterilizarla con una plancha de vapor. “La intención ha sido buena, y si lo hacen bien les va a proteger”, explica Chus Clavería, presidenta de la Asociación de Vecinos Nuestra Señora de Movera.

Los cubrebocas son gratuitos, aunque se están elaborando bajo pedido ante la escasez de determinados materiales. “Niños no hay tantos como adultos, por eso decidimos hacerlas sobre pedido”, comenta la alcaldesa. Según datos del padrón de 2019, Movera tiene cerca de 2.800 vecinos, de los cuales alrededor de 300 tienen entre 0 y 14 años.

Por el momento, se han repartido unas 75 mascarillas infantiles, aunque la previsión es seguir haciendo. “Pensamos que van a ser sobre 150 o 200, y también estamos haciendo para gente joven”, añade la catequista, que asegura que siguen teniendo algún encargo para adultos. “Los padres que nos piden para sus hijos se han enterado que también tenemos para ellos y seguimos dándoles”, señala. De este tipo ya han repartido medio millar.

Los materiales con los que cuentan han sido en su mayoría donados por vecinos y empresas de la zona, a los que agradecen enormemente su colaboración. “Nos han ayudado mucho. Somos un barrio pequeño pero bastante bien avenido”, afirman desde el colectivo vecinal.

Afortunadamente, tal y como señala la alcaldesa del barrio rural, Movera apenas se ha visto afectado por el coronavirus. Tan solo al principio hubo rumores de que podía haber algún caso positivo. “A día de hoy, en las tres residencias de mayores que tenemos no se ha detectado ninguno”, asegura Calvano.

Además, en líneas generales, el cumplimiento del confinamiento se está siguiendo a rajatabla. “Los vecinos se están portando. Al principio costó por el tema de los huertos, porque aquí casi todo el mundo tiene, pero al final lo han llevado bien”, concluye.

Movera no es el único barrio de Zaragoza en el que la confección de mascarillas está a la orden del día. Hace aproximadamente una semana, la Asociación de Vecinos del Barrio Jesús y la de comerciantes lanzaron la campaña ‘Algo más que un aplauso’ con el objetivo de fabricar cubrebocas higiénicos que se reparten en varios locales de la zona. 

Etiquetas
Comentarios