Despliega el menú
Zaragoza

guardia civil

Rescatado en Zaragoza un hombre ebrio que se cayó en bicicleta a una acequia

El hombre, de 57 años, se accidentó cuando circulaba por un camino rural de Mallén y tuvo que ser rescatado por la Guardia Civil en pleno estado de alarma, al no poder ponerse en pie.

El accidentado se cayó a una acequia y no pudo salir por su estado de embriaguez.

Agentes de la Guardia Civil de Casetas que se encontraban prestando servicio por la comarca del Jalón rescataron este domingo a un hombre de 57 años que se había caido en bicicleta a una acequia, cuando circulaba bajo los efectos del alcohol por un camino rural del término municipal de Mallén

Según informa la Guardia Civil en una nota, los agentes recibieron un aviso del 062 en el que se alertaba de la presencia de una persona accidentada en un camino rural de la localidad. 

Una vez en el lugar, los agentes observaron una bicicleta tirada en un camino y escucharon a una persona que se lamentaba de dolor desde una acequia. Tras su localización se verificó que dicha persona se hallaba parcialmente cubierta de agua y barro y con evidentes síntomas de embriaguez e hipotermia, debido a las bajas temperaturas nocturnas.

Ante esta situación, la Guardia Civil sacó al accidentado de la acequia e inmediatamente lo protegió con mantas térmicas y solicitó una ambulancia para que fuese atendido por personal sanitario en un centro hospitalario de Zaragoza.

No obstante, veinte minutos después de iniciarse el traslado, el personal de la ambulancia volvió a solicitar la presencia policial ya que "el accidentado se negaba a permanecer en el vehículo, soltándose incluso las medidas de seguridad de la camilla e intentando descender del habitáculo", relatan los agentes. 

Los agentes se personaron en el lugar nuevamente y verificaron que esta persona no presentaba muestra de dolor alguna o limitación para moverse, por lo que se anuló el traslado al hospital. 

Ante estas circunstancias y la vulnerabilidad de este señor, que aseguraba hallarse a varios kilómetros de su domicilio, la Guardia Civil procedió a trasladarlo hasta su vivienda para evitar el riesgo que suponía tanto para su persona como para usuarios de la vía, si tuviese que volver andando.

Finalmente, tras todo lo acontecido, el hombre fue denunciado por los agentes por incumplir las medidas de confinamiento establecidas en el Real Decreto con motivo del estado de alarma.

Etiquetas
Comentarios