Zaragoza
Suscríbete

coronavirus

La cuarentena deja al Camping de Zaragoza, que sigue abierto, en un limbo legal y a un paso la quiebra

Esta concesión municipal no puede cerrar unilateralmente y está a la espera de respuestas. Ahora alberga autocaravanistas intentado alcanzar la frontera, residentes temporales y trabajadores desplazados, algunos de ellos sanitarios.

Caravanas llegando al Camping de Zaragoza este viernes.
Caravanas llegando al Camping de Zaragoza este viernes.
Heraldo

"Las pernoc#tas de clientes se han desplomado. Solo nos visitan ya algunos autocaravanistas que intentan alcanzar la frontera con Francia o el ferry al Reino Unido. En los próximos días, cuando todos hayan llegado a su destino, nuestra actividad será nula: cero. Pese a esto, tenemos una obligación moral, más si cabe en estas circunstancias, tanto con las familias que residen temporalmente como con los trabajadores desplazados, algunos sanitarios". Así describe Óscar Andrés, gerente de la UTE del Camping Ciudad de Zaragoza la empresa privada que ha estado al frente desde 2010, su situación.

"Estamos contra las cuerdas", asegura. "Tras los meses de invierno, que de por sí son muy deficitarios", la crisis del Covid-19 puede ser la puntilla a su negocio, una concesión municipal sobre la que no pueden tomar decisiones unilaterales: "Representamos al Ayuntamiento", dicen.

"Aunque el restaurante y la cafetería llevan cerrados desde el sábado, anticipándonos al decreto de cierre del Gobierno, seguimos abiertos". Algo que complica cada día el futuro mantenimiento de la plantilla y sus condiciones, que es "otra de nuestras prioridades". "En los próximos días se va a aplicar un ERTE que nos va a posibilitar no cerrar y seguir dando asistencia, pese a que para nosotros la mejor solución sería el cierre total de las instalaciones durante esta emergencia", considera Óscar Andrés.

"Con la cancelación total de reservas a corto y medio plazo y la ausencia de clientes de paso en los próximos meses, prevemos unas pérdidas económicas devastadoras. Evidentemente damos por perdida la Semana Santa y podría verse muy comprometido el verano, quizá en su totalidad, ya que aunque el periodo de confinamiento acabe antes, la confianza del turista podría verse afectada", vaticina el gerente.

Sin embargo, desde el consistorio no obtienen respuestas, pese a las reiteradas llamadas de los responsables del camping. Se sienten en un limbo que agrava, cada día que pasa su situación. De hecho, la concesión terminó en enero, pero, a la espera del nuevo concurso, "seguimos encargados de mantener operativas las instalaciones mientras el Ayuntamiento prepara los pliegos".

En cuanto a la seguridad, dice Óscar, "la naturaleza de las instalaciones permite seguir dando servicio sin riesgo de contagio, si se respeta el decreto de confinamiento"

El Camping Municipal ocupa ocho hectáreas de terreno para alojar a los clientes de parcela y bungalow.

A los alojados se le han entregado las "restricciones indicadas por el Gobierno, que también limitan el libre movimiento dentro del camping y marcan las distancias de seguridad entre los clientes".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión