Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Una crisis con patatas (de Mainar)

La empresa Taste Patatas ha distribuido en apenas cinco días más de 6.000 kilos de producto en Zaragoza.

Miguel Dionís, en la sede de Taste Patatas, en Mainar.
Miguel Dionís, en la sede de Taste Patatas, en Mainar.
Jorge Zorraquín

Cerca de 5.000 kilos distribuidos a una decena de comercios de la provincia de Zaragoza en apenas 5 días. Estas son las cifras a las que ha tenido que hacer frente la empresa Taste Patatas, radicada en el municipio de Mainar, en la comarca Campo de Daroca, durante los primeros días que han transcurrido entre los momentos previos al estado de alarma y la declaración del estado de alarma en el conjunto de España. “Hemos multiplicado las ventas por dos o tres sobre todo al pequeño comercio”, explica Miguel Dionís, responsable de la compañía, casi al mismo tiempo que le llega un encargo de otros 1.300 kilos.

Sin embargo, este aluvión tiene una razón de ser: “Nos llamaban de las tiendas por la alta demanda que había, se estaban quedando sin producto por las compras que iba haciendo la gente”. Así, con vistas al futuro más cercano, Dionís sabe que es una dinámica que es complicado que se mantenga en el tiempo ya que “ahora es el bum y lo normal es que esto baje”. En este sentido, explica que además de los comercios, ellos trabajan con muchos establecimientos de hostelería “y ahora muchos van a cerrar y eso se acabará notando”.

Durante estas jornadas, el ritmo ha sido de no parar. “En este gremio ya se sabe: no paras por nada”, argumenta este joven de 28 años, y que desde hace tres puso la iniciativa a pleno rendimiento. “Hemos estado preparando pedidos, pero a la vez sulfatando el cereal por las previsiones que daban de lluvias para estos días”, puntualiza Dionís. “El lunes por la mañana adelantamos los pedidos que de normal hacemos a mitad de semana. Ya les he dicho a nuestros clientes que sin nada no se van a quedar”, advierte con humor.

De hecho, su producción media marca las 400 toneladas, de las que un 50% va a fábrica y la otra mitad se distribuye en venta, con sacos de 10, 12 y 30 kilos. “Vendemos, además de a comercios y hostelería, a grupos de consumo y por venta directa”, describe. “Además también seguimos llevando a las residencias de mayores, que esos tampoco paran”, indica. Al mismo tiempo, Dionís explica que están inmersos en la campaña para este año “ya que de momento los suministros y la cooperativa sigue funcionando”.

Así, dentro de un mes, tendrán que comenzar con el programa de siembra porque “el tiempo no espera”, subraya. Así, la plantación comenzará en torno al 15 de abril y se prolongará hasta los primeros días de mayo. “La vamos escalonando, según lo que haga y la altitud: desde los 800 hasta casi los 1.000 metros”, detalla. Pasado un tiempo, comenzarán con la cosecha que empezará hacia finales de julio y puede extenderse hasta mediados de octubre.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión