Despliega el menú
Zaragoza

coronavirus

El Ayuntamiento de Zaragoza cierra los 31 centros de convivencia de mayores ante la epidemia de coronavirus

El servicio de comedor se mantendrá en los centros donde se presta este servicio.

La consejera de Sanidad, Pilar Ventura, y el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, este miércoles
La consejera de Sanidad, Pilar Ventura, y el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, este miércoles.
Guillermo Mestre

El Ayuntamiento de Zaragoza ha confirmado este miércoles el cierre inmediato de la red de centros de convivencia de mayores como medida de prevención ante la propagación del coronavirus. La decisión clausurará de forma temporal 31 instalaciones destinadas al ocio de los ancianos, el colectivo que más vulnerable a la enfermedad. El servicio de comedor se mantiene en los 7 centros que disponen de esta opción.

Esta es una de las decisiones acordadas por la Junta de Portavoces extraordinaria que se ha reunido este miércoles en el Ayuntamiento de Zaragoza para formar un equipo de trabajo al que también se ha sumado el director del Laboratorio de Encefalopatías y Enfermedades Transmisibles Emergentes de la Universidad de Zaragoza, Juan José Badiola, para aportar su criterio científico y su experiencia de anteriores crisis como la conocida como 'el mal de las vacas locas'.

Tras la reunión de la Junta de Portavoces, el alcalde, Jorge Azcón, ha comparecido para informar de las medidas acordadas por el Ayuntamiento de la capital aragonesa, como es el cierre de todos los centros de convivencia, tras el anunciado este martes del centro de convivencia del Casco Histórico, que diariamente se utiliza por unos 250 usuarios, que comparten algunos espacios con la residencia municipal de personas mayores Casa Amparo, a la que, además, se han restringido las visitas.

Azcón ha argumentado que se mantendrá el servicio de comedor en los centros de convivencia en los que se presta porque "a las personas mayores no se les puede dejar sin comida".

Ha indicado que esta medida afecta a varios miles de usuarios de centros de convivencia, pero ha considerado que es una forma proporcionada de actuar para prevenir posibles contagios de un virus que tiene una gran capacidad de propagación.

Ha recordado también medidas que ya ha adoptado el Ayuntamiento de Zaragoza desde hace unos días, como la desinfección en los vehículos del transporte público, especialmente las barras y asideros para sujetarse con el objetivo de intentar dificultar la transmisión del coronavirus

La Casa de Amparo

El Ayuntamiento ya había decretado el martes el cierre del centro de convivencia del Casco Histórico siguiendo el criterio de los informes técnicos con el objetivo de preservar la salud de los residentes de la Casa de Amparo frente al coronavirus. "La decisión se ha adoptado para evitar el contacto entre los usuarios de la residencia y los socios del centro de mayores, quienes comparten espacios, actividades y servicios", señalaron fuentes municipales.

En concreto, se paralizó la actividad en este centro de convivencia y su uso se limita al servicio de comedor (utilizado por entre 30 y 35 personas diarias) entre las 13.00 y las 15.00 sin permitir el acceso al resto de espacios comunes. Esta instalación que usan los socios es distinto al que utilizan los residentes de la Casa de Amparo.

Por otro lado, el Consistorio zaragozano ha distribuido una instrucción en el resto de centros de mayores para suspender el servicio de préstamo de juegos, barajas y periódicos.

>> Consulta las últimas noticias sobre la epidemia de coronavirus.

Etiquetas
Comentarios