Despliega el menú
Zaragoza

expansión del coronavirus

Varias residencias de ancianos de Zaragoza restringen las visitas para proteger del coronavirus a los residentes

Aunque oficialmente solo se restringe en las dos centros donde hay casos de Covid-19, varios están limitando el acceso de los familiares.  

Ancianos en una residencia.
Ancianos en una residencia.
Aránzazu Navarro

Oficialmente, son dos las residencias de ancianos de Zaragoza en las que se ha restringido el acceso de visitas a los internos, en aplicación del protocolo del Ministerio de Sanidad para evitar la propagación del coronavirus. Se trata de los dos centros de mayores (cuyos nombres no ha querido hacer públicos el Gobierno de Aragón)  en los que se han registrado casos de Covid-19 (18 en total hasta este lunes a mediodía). Además, las autoridades sanitarias de Aragón recomiendan en general no acudir a las residencias de ancianos en caso de padecer algún síntoma de enfermedad para evitar contagios entre la población más vulnerable al coronavirus. 

Sin embargo, varias residencias de ancianos de Zaragoza han decidido restringir las visitas para proteger a los residentes del coronavirus. Por ello se han puesto en contacto con las familias de los residentes para pedirles su colaboración "en la prevención y protección de los mayores" de la enfermedad. 

Así, uno de esos centros recomienda que los familiares, visitantes y usuarios "que provengan o hayan estado en zonas o lugares considerados como zonas de riesgo en los últimos 14 días no visiten el centro a menos que sea absolutamente necesario". En este sentido, puntualiza que dichas zonas de riesgo pueden variar e insta a las familias a "consultar siempre información oficial y actualizada".  

También indican que los allegados de los residentes "no deben acudir al centro si presentan síntomas de infección respiratoria aguda (tos, mocos, dificultad para respirar, fiebre)" y en este sentido avisan de que "deben ponerse en contacto con el mismo para realizar una valoración individualizada en el caso de que sea imprescindible que acudan". 

Debido a que la enfermedad se está cebando en particular con las personas mayores, la residencia zaragozana asegura a los allegados que se encuentra "en constante comunicación con los centros de salud y hospitales del área" para mantener actualizados sus protocolos de actuación. Además, indica que en el centro disponen de suficientes provisiones de batas, guantes y mascarillas "para imprevistos que puedan surgir".

La nota informativa concluye señalando que para evitar contagios, "lo más efectivo es el lavado de manos y el uso de pañuelos desechables". No obstante, añade, los visitantes "tienen a su disposición en la entrada del centro geles de hidroalcohol para la desinfección de las manos".

También han tomado medidas de precaución varias residencias de la provincia de Huesca con el fin de proteger a sus internos. En la localidad de Grañén, los responsables de los dos centros existentes han optado por limitar el número de visitas, aconsejando a las familias que acudan con menor frecuencia y además, lo hagan de uno en uno. También han colocado un dispensador de desinfectante en la zona de acceso y en una de ellas, la residencia Parque de San Julián, ofrecen mascarillas a los visitantes, un elemento que, junto a batas de usar y tirar, el personal utiliza durante todo su turno.

El protocolo del Ministerio de Sanidad para las residencias de ancianos

El protocolo puesto en marcha por el Ministerio de Sanidad para las residencias, realizado con asesoramiento de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, apunta que los residentes y usuarios de los centros sociosanitarios se encuentran en una situación de vulnerabilidad ante la infección por Covid-19 por sus patologías de base, edad avanzada, contacto estrecho con cuidadores y otros residentes y por estar mucho tiempo en entornos cerrados y con población igualmente vulnerable.

El protocolo establece que, como norma general, “todos aquellos residentes que presenten sintomatología respiratoria aguda, deberán restringir sus movimientos lo máximo posible y quedarse en una habitación con buena ventilación (preferiblemente al exterior) e idealmente con un baño propio”. Deben minimizar las visitas a las zonas comunes y, en todo caso, hacerlas con mascarilla quirúrgica.

Sanidad indica lo mismo para los casos probables de pacientes con coronavirus o casos confirmados. Sin embargo, fuera del confinamiento, el ministerio indica que los pacientes pueden quedarse en el centro si se encuentran en buen estado, descartando el traslado a un centro sanitario.

Como medida de precaución, “se recomienda que todo residente con sintomatología respiratoria que vaya a ser atendido por un trabajador lleve una mascarilla quirúrgica”.

Política con los familiares y visitas

Respecto a los familiares, se suspenderán las visitas durante el tiempo que el paciente tenga indicación de aislamiento. Si fueran imprescindibles, deberán cumplir las precauciones de control de la infección requeridas con el equipo de protección individual adecuado.

Asimismo, se pide a los visitantes que se abstengan de acudir a los centros si presentan sintomatología respiratoria grave, igual que a quienes hayan estado en alguna zona de riesgo.

En principio, el procedimiento de limpieza y desinfección de las superficies y de los espacios en contacto con el paciente “se hará de acuerdo con la política habitual de limpieza y desinfección del centro”.

El personal de limpieza recibirá formación e información previa a la realización de la primera entrada a la habitación y utilizará el equipo de protección individual adecuado. En principio, “no se requiere un tratamiento especial para la ropa utilizada por el paciente y tampoco es necesario una vajilla, ni utillaje de cocina desechable“.

Etiquetas
Comentarios