Despliega el menú
Zaragoza

sucesos en zaragoza

La juez envía a prisión al pistolero de Las Delicias, que alega que iba bebido y drogado

La Fiscalía pidió cárcel para el detenido, de 54 años, por delitos de tentativa de homicidio, lesiones y tenencia ilícita de armas.

El disparo que ha logrado esquivar la dueña del bar ha impactado junto a la caja registradora, donde ha dejado un agujero.
El disparo que ha logrado esquivar la dueña del bar ha impactado junto a la caja registradora, donde ha dejado un agujero.
HA

La titular del Juzgado de Instrucción número 3, Mercedes Terrer, ha decretado este martes por la tarde el ingreso en prisión provisional de P. F. B., el hombre de 54 años detenido el pasado domingo por efectuar varios disparos en un bar de Las Delicias y herir a un joven de 28 años, al que una de las balas le rozó la frente. La víctima fue trasladada en ambulancia al hospital Clínico, pero solo presentaba lesiones superficiales y recibió el alta tras recibir las primeras curas. Sin embargo, por el arma utilizada -un revólver del calibre 22– y la zona en la que alcanzó al joven, el resultado podría haber sido mucho más grave. De ahí que la Fiscalía solicitara el envío del agresor al centro penitenciario de Zuera por delitos de tentativa de homicidio, lesiones y tenencia ilícita de armas.

Aunque solo resultó herida una persona, como informó HERALDO, el pistolero llegó a encañonar a la dueña del bar El Cubetazo, ubicado en la calle de San Rafael. De hecho, P. F. B. llegó a apretar el gatillo cuando la mujer estaba al otro lado de la barra a medio metro de distancia. Por fortuna, uno de los clientes reaccionó a tiempo y empujó al pistolero cuando le estaba apuntando, lo que hizo que errara el disparo, que impactó en la pared junto a la caja registradora.

Cuando se produjo el altercado, sobre las 8.20 del pasado 9 de febrero, en el interior del establecimiento –que abre cada día a las 6.30 de la mañana y se convierte los fines de semana en el refugio de quienes quieren alargar la noche tras el cierre de pubs y discotecas– había cerca de 30 personas. Sin embargo, aunque el ahora encarcelado llegó a efectuar varios disparos –los testigos hablan de «al menos cinco»–, nadie más, excepto el citado joven, resultó herido.

Cóctel de drogas y alcohol

Según fuentes judiciales, la declaración del arrestado en el juzgado de guardia fue corta, ya que se limitó a decir que había consumido drogas y alcohol y apenas recordaba nada. Cabe recordar que antes de que comenzara a disparar en el local había montado una bronca a costa de una chaqueta que supuestamente no encontraba. Para corroborar si efectivamente el pistolero tenía sus capacidades limitadas, se le practicaron varios análisis cuyos resultados deberán ahora valorar los forenses del Instituto de Medicina Legal de Aragón.

El Grupo de Homicidios y la Policía Científica estuvieron el lunes registrando su vivienda de Zaragoza, lo que les permitió encontrar varias armas de trauma, de las que disparan balas de goma. Aunque en principio se dijo que P.F. B. se presentó en el bar con dos armas, parece que una de ellas fue hallada por la Policía en una papelera.

Etiquetas
Comentarios