Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Una relación con una menor a la que dobla la edad puede costarle diez años de cárcel

El acusado tenía 27 años cuando conoció a la chica y los dos admiten que hubo consentimiento, pero la madre de ella se enteró y lo denunció. 

El acusado, en el momento de entrar a la sala de vistas de la Audiencia.
El acusado, en el momento de entrar a la sala de vistas de la Audiencia.
Guillermo Mestre

Un adulto que mantuvo una relación sentimental y sexual con una menor a la que doblaba la edad fue juzgado este martes por un delito continuado de abusos sexuales. El acusado, Bayardo Antonio B., tiene ahora 29 años y se enfrenta a diez de cárcel, pena que solicitan para él tanto la Fiscalía como la acusación particular, a cargo de la abogada Anabel Barravino.

Sin embargo, su abogado defensor, Juan Carlos Macarrón, pide su absolución alegando que su representado siempre ha reconocido que tuvo un contacto sexual con la chica, pero que pensaba que tenía 17 años. Si así fuera, no existiría delito puesto que el Código Penal solo castiga a los mayores de edad que mantengan relaciones con menores de 16 años, pena que puede llegar a diez años cuando hay acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal, como es este caso.

El juicio se celebró ayer a puerta cerrada en la Audiencia de Zaragoza. Según el relato de las acusaciones, la pareja se conoció en febrero de 2018 en una fiesta familiar cuando él tenía 27 años y la chica acababa de cumplir los 14. A raíz de ese encuentro comenzaron a hablar a través de Facebook y en marzo, de común acuerdo, decidieron verse en persona e iniciar un noviazgo.

Normalmente quedaban en el domicilio del adulto y mantuvieron relaciones sexuales completas al menos en dos ocasiones, con preservativo y pleno consentimiento. En abril, las ausencias de la adolescente al instituto y un cambio en los resultados escolares alertaron a la madre, que acabó por descubrir la relación y denunciar a Bayardo Antonio B. ante la Policía. 

Los agentes lo arrestaron en la puerta del centro escolar donde solía llevar y recoger a la chica. Igual que cuando fue interrogado la primera vez, el hombre declaró ayer que ignoraba que la menor tuviese 14 años y pensaba que tenía por lo menos 17. Añadió que cuando se enteró de la verdad, le dijo que ya no podía verse. 

Cuando se tramitó la denuncia, la adolescente corroboró en el juzgado todo lo declarado por el adulto, explicó que no le había obligado a hacer nada que no quisiese y publicó textos en Facebook en este sentido. Sin embargo, este martes lo desmintió y manifestó que Antonio B. sí sabía que tenía 14 años y que incluso una vez la forzó a tener una relación.

Tras su testimonio, las acusaciones continuaron solicitando diez años de cárcel, petición que fue cuestionada por el letrado de la defensa alegando que no se creían a su propia testigo, ya que si era cierto lo que ahora dice, deberían haber pedido entre doce y quince años de prisión, pena para las agresiones a menores de 16 años. El abogado planteó en su informe que la chica miente e insistió en reclamar la absolución.

Etiquetas
Comentarios